Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2010

Y otro año que termina...

Imagen
Parece ayer cuando comenzábamos el nuevo milenio y ya ha  pasado una década. De nuevo aflorarán proyectos a cumplir, deseos de cambio, promesas de dejar viejos hábitos e ilusiones de comenzar algo distinto… y a poco que nos demos cuenta, estaremos otra vez, haciendo recuento. Creo que voy a pedir para el próximo 2011, en lo material, que me quede como estoy. Que ya es bastante. En lo personal, no. Ahí tengo muchas ilusiones, proyectos que ya van tomando forma, esperanzas en cosechar lo que estoy sembrando y unas enormes ganas de aprender y de seguir creciendo como persona. Y no es poco, de verdad, porque conforme los años pasan… siento más y distintas energías.  Porque creo que no es cuestión de la edad, sino del espíritu que mantiene el cuerpo. Este texto lo envié a un blog en el que estuve colaborando…
“A menudo escuchamos a personas de mediana edad lamentarse de sus achaques, de lo malo que es cumplir años, de que “un@ no es lo que era”,  y si son mujeres amas de casa que han centrado…

De nuevo... Navidad.

Imagen
Un año ha transcurrido, ya es Navidad.  Y haciendo mías unas palabras de una persona querida, os digo “celebremos la Vida”. Enterremos las hachas de guerra, olvidemos dimes y diretes, dejemos atrás rencores e historias de familia pasadas o presentes. Cerremos los ojos por unos instantes. Y sintamos todo el amor que nuestro corazón es capaz de albergar y todo el amor que somos capaces de transmitir. Porque es el Amor el que mueve el mundo.  Sin él nada tiene sentido. El amor hacia nuestra persona, hacia todos los seres vivos.  El amor a la madre naturaleza… de la que nos nutrimos y a la que hemos de proteger y respetar porque es nuestro presente y el futuro de nuestros hijos, de nuestros nietos… Aunque en estos días se nos recuerda constantemente la paz, la felicidad, el amor… es algo que debemos de integrar en cada célula de nuestro ser, en cada ráfaga de pensamiento, porque sin Amor… la vida se apaga. Sigamos la estrella de luz, aquella que guió a los Magos y dejemos que se quede su este…

IN-Toleracia

Imagen
Aunque mi tendencia es pensar que todo el mundo es bueno, aún cuando se demuestre lo contrario, lo cierto es que a veces y frente a la intolerancia de ciertas personas, no puedo por menos que mostrarme confundida.
Porque, vamos a ver ¿cómo queremos que el mundo cambie, que desaparezcan las luchas e impere la igualdad si dentro de pequeños núcleos en nuestra sociedad se palpa la falta de tolerancia? Es curioso como a la hora de exponer y de debatir ideas, las personas nos volvemos susceptibles… nos sentimos atacadas si nuestro/s interlocutor/es exponen algo contrario a nuestra línea de pensamiento.  ¿Tan difícil resulta aceptar que todos no somos iguales, que somos seres únicos y como tal vivimos y nos desarrollamos? ¿Es tan complicado aceptar que cada persona es el producto de su historia, de su memoria genética y de sus experiencias? Nos empeñamos en convencer a los demás de nuestra verdad.  Somos capaces de dar vueltas y vueltas a un tema sin llegar a ninguna conclusión, sin querer ver…

Mi Primer Gran Círculo de Mujeres.

Imagen
Tras terminar mi formación como Doula y al llegar a mi casa, cansada pero muy satisfecha después del último seminario, decidí escribir esta carta a las mujeres que han estado cerca de mí, a mi madre, a mis hermanas, a mi hija, a mi nuera embarazada, a mi sobrina y a mi psicóloga. Todas  las que me han apoyado desde el primer momento y han compartido mis ilusiones. A ellas, porque han formado parte de mi caminar en este último tramo.
Queridas hermanas en la Vida, puesto que formáis parte de mi más próximo circulo de mujeres, quiero compartir con vosotras el resultado de mi experiencia.

Recién he terminado mi formación de DOULA y todas sabéis lo que para mí ha significado poder hacerla. Siento que he rejuvenecido, siento que estoy llena y empoderada… siento la grandiosidad y la generosidad del destino para conmigo ahora que estoy en plenitud, ahora que lejos de acomodarme en la decadencia de la edad, recibo y acepto nuevos aires de vida.

Han sido nueve meses -un embarazo- y por fin se ha p…

Hablar a los pequeños con respeto.

Imagen
En el mes de junio de 2009, Sina  realizó unas sesiones de formación sobre “Comunicación verbal no violenta”. Creo que no siempre es fácil educar a los hijos en aquello que carecemos.  Porque aunque no queramos, aunque no nos guste, tendemos a repetir los patrones de lo que aprendimos.  No desde la maldad, sino desde el desconocimiento. No pude acudir, como hubiera sido mi deseo, pero sí comenté una experiencia que venía perfectamente al caso.  Era ésta.
“Es claro que todos los padres creemos que hacemos lo mejor con nuestros hijos, pero difícilmente si no hemos tenido un buen patrón, un buen ejemplo, podremos transmitirlo a nuestros retoños. So pena, claro está, de que uno sea consciente de su realidad y esté decidido a cambiarla. Y aunque parezca difícil, se puede hacer. Me gusta observar a las personas, no para juzgar sino para aprender, y es por eso que procuro andar por la vida con los ojos y los oídos abiertos, y el corazón también. Creo que los niños han de tocar, jugar, ensuciarse…

Amor de tía

Imagen
Siempre pensé que el mejor alimento para un bebé es la leche de su madre.  Y estoy convencida de que, salvo algunas excepciones (muy pocas) todas las madres pueden criar a sus hijos con su leche.  Esta es la historia de una sobrina mía a la que quiero como a una hija, quien tras un aumento de pechos amamantó a su hijo durante 18 meses.  Y éste fué mi reconocimiento.

"Este es un homenaje a mi sobrina Y. a la que quiero como si hija mía fuera. Por circunstancias, siempre he estado cerca de ella, a pesar de que la vida en un momento nos aleja más de lo que nos gustaría. Y. es una chica alta, con buen tipo, atractiva y simpática, que en su día se implantó unos bonitos pechos de silicona. A sus 31 años decidió tener un hijo y desde el primer momento tuvo una idea fija: amamantarlo. Empezó a recabar información sobre la lactancia materna con implantes en los pechos y también a través de SINA. Incluso habló con su cirujano plástico con el que mantuvo una pequeña diferencia al no compr…

Mi historia, en el Blog de Sina

Para algunas personas mayores, o no tánto, aceptar lo que los jóvenes dicen y sobre todo si se trata de los hijos, es algo que no cabe en su pensamiento. Sé que los hijos son grandes maestros y que de ellos aprendemos.  Lo reconozco y alzo mi voz para hacerlo  público.  Porque gracias a mi interés y al apoyo de mis hijos, y a lo que he me han enseñado, a lo que día a día de ellos aprendo, estoy viviendo unas experiencias que años atras eran impensables. 
Este escrito lo envié al Blog de Sina, en mayo de 2009. 
"Escribo estas letras animada por Laura, mi hija. Ella cree que mi historia, sin ser distinta a la de otras madres,  puede resultar interesante. Tengo 56 años y es difícil relatar tantos sentimientos en una carta. Son emociones vividas las que  resumo  y que después de muchos años he integrado en mi cuerpo entendiendo que, el amor de madre es y ha de ser incondicional. Sólo así se comprende. Hace 34 años a  pesar de las pocas libertades con las que me tocó vivir y la ine…

Carta de una madre a una madre joven.

Imagen
Esta carta se la escribí a mi primogénita tras el nacimiento de su primer hijo,  mi primer nieto, en enero de 2007.
Posteriormente la envié a una revista en la que se ganó un premio... que nunca recibí.   Aunque tampoco nos hubiera servido de mucho porque era un lote de biberones... y mi nieto tomó teta durante 25 meses.

"Querida hija:
Son estos momentos de grandes inquietudes. Acaba de nacer Ibai, tu hijo y este acontecimiento despierta en mí una necesidad imperiosa de comunicarme contigo, de expresar la emoción que siento.
Antes que nada, quiero decirte lo orgullosa que estoy de ti, o mejor, cuánto me llena verte como a una madre con plena conciencia y con todo el amor que tienes para arrullar a ese hijo tuyo, tan querido, tan deseado.  Cómo has sacrificado tu bienestar para parir de la mejor manera para tu niño. Cómo has resistido el dolor, el cansancio, el miedo... ¡Qué excepcionalmente te has comportado!

Verás que tu hijo te hará sentir cantidad de sensaciones: alegría, sueño, in…

Volviendo atrás.

Estoy volviendo atrás e intentando recordar cual fué la primera vez que mis escritos salieron a la luz.


Y me voy a septiembre de 2006, cuando mi hija y su chico decidieron casarse.  Escribí unas palabras de presentación  y además las leí yo.


Recuerdo el momento de emoción al escribirlas, apenas podía terminar la página. Después, en la ceremonia, pude ver las caras y las lágrimas que rodaban por las mejillas de algunos familiares y amigos.


Describía, a grandes rasgos, cómo era ella y cómo era él. Y lo que les deseaba para el futuro. Ciertamente, hoy, aún no sé cómo fuí capaz...

Comienzo mi andadura...

Imagen
Animada por algunas personas que me conocen, y después de haber publicado desde hace algún tiempo en otros blogs, ahora creo que ha llegado el momento de abrir el mío.

La verdad es que no se me daba demasiado bien escribir hasta que, en determinado momento de mi vida, necesité expresar mis sentimientos mediante la palabra escrita.

Así, hoy me atrevo a escribir pero sólo porque siento las palabras, son las que surgen de mi corazón, son la expresión de unas emociones que necesito expresar y compartir.

Quiero comenzar recuperando los textos que andan por ahí, por otros espacios virtuales.  Porque todos tienen algún significado especial.  Todos han surgido en momentos de apremio por sacar algo que me estaba rondando.  Ya por la cabeza, ya por el corazón.