.

Este no es un blog de partos, de maternidad o de crianza solamente, sino que parte de mi experiencia de mujer, de lo vivido, de lo sentido, de lo que me llega... para seguir hacia lo que queda por hacer, hacia lo que puedo y quiero realizar.

Mi evolución como mujer que acompaña a otras mujeres, me muestra un camino del que cada día aprendo y gracias al cual mi sentido de la Vida se amplía y evoluciona en una dirección sin retorno.

Por y para las mujeres. Por y para todos los seres. Porque confío y doy Gracias.

lunes, 28 de mayo de 2012

Reacciones (Semana Mundial Parto Respetado)



Ha finalizado la semana mundial por el parto respetado.   Es interesante saber lo que ha supuesto y las consecuencias de este movimiento. 

Aunque quizás sea un poco pronto, he aquí algunas de las reacciones frente a este tema.  Puede que vaya añadiendo conforme me lleguen... pero por ahora, vale la pena ir conociéndolas. 



sábado, 26 de mayo de 2012

Documental "El negocio del nacimiento"



Se está celebrando estos días la Semana Mundial por el Parto Respetado. Este año se engloba bajo el tema "El nacimiento y la economía”  y con tal motivo se ha difundido un documental sobre el parto en Estados Unidos realizado en 2008 con el título The bussines of being born (“El negocio del nacimiento”) Diversas instituciones y asociaciones han hecho difusión de este evento a través de los medios.

lunes, 21 de mayo de 2012

Síndrome de la covada: cuando los hombres dan a luz


Covada Huichol

.

Este blog es uno de los sitios que me tiene “hechizada”.  Conocer de otras culturas me aporta una amplia visión para saber, entender,  aceptar y tener siempre presente que hay tantas realidades y pensamientos como personas. 

En diciembre de 2011 estuve realizando un curso “El nacimiento al alba de un nuevo paradigma” con Michel Odent.  En un momento dado, comentando sobre los hombres en el momento del parto (conocidas son sus opiniones sobre este tema), habló del síndrome de “couvade” y me quedé con ganas de más datos...
Ahora y gracias a esta antropóloga,  he obtenido mucha más información y como me ha parecido muy interesante os la comparto, con permiso de su autora.

lunes, 14 de mayo de 2012

Mi despedida a Acuario



La tristeza me embarga en estos momentos. Algo que se rumoreaba desde hacía algún tiempo ha sido confirmado: la Clínica Acuario cierra definitivamente sus instalaciones en Beniarbeig: quirófanos,  habitaciones…  paritorios.

Hace 25 años asistí a una conferencia de Pere Enguix sobre parto respetado.  Yo estaba esperando a mi tercer hijo y mi deseo hubiera sido parirlo en casa, en mi ciudad. No encontré a nadie que quisiera atenderme y estando cerca el momento, no me vi con suficientes ánimos para desplazarme hasta la provincia de Alicante… y todavía lo lamento. Porque nacer en Acuario no tiene nada que ver con nacer en cualquier otro hospital al uso. Y lo digo con conocimiento de causa.

martes, 8 de mayo de 2012

Cumpleaños del pequeño



Siete años y cinco días median entre mis dos hijos varones.  Hoy cumple el “pequeño” sus 25 años.

Debido a esta diferencia de edad, cuando nació, algunas personas -que de todo han de hablar- preguntaron aquello de que si "había sido un fallo" y con el corazón ardiente, siempre dije que era mi tercer hijo deseado.  
Mi madre me dijo que el tercero se criaba solo... Y aunque no ha sido así exactamente,  sí que ha sido un niño cuya crianza ha resultado fácil.

Tranquilo, observador, respetuoso, servicial, amoroso y muy besucón. Durante un tiempo he sido la envidia de mis amigas.  Los besos y abrazos de Pau han sido deseados por muchas de las mujeres que estaban cerca, sobre todo si eran madres.
Hoy, a poco de terminar su carrera universitaria y con 1,80 de altura, sigue siendo un ser angelical. 

Deseo que la Vida te conceda todo lo que te mereces. Y que continúes siendo mi pequeño maestro.

Felicidades hijo. Te quiero.

domingo, 6 de mayo de 2012

Entra en el silencio de tu corazón y escucha.



"Yo estoy contigo desde siempre, listo a sostener todas las iniciativas positivas que decidas realizar, listo a tomar tu mano cuando estás por caer y a consolarte cuando te sientas abandonada y sola, sin embargo ... yo estoy dentro tuyo. Estoy en el centro de luz y hablo a tu corazón. Deja de buscar afanosamente en el exterior aquello que ya posees como parte integrante de tu ser, deja que tu mente se relaje y haga lugar a una percepción más profunda y más verdadera. Reencuentra el placer y la dulzura de la intimidad con el corazón. Entonces te darás cuenta que nada es demasiado difícil y demasiado pesado, porque en ti y a tu alrededor existe un Amor tan grande que puede sostenerte en cualquier prueba y puede satisfacer cada deseo verdadero. Encontrarás la felicidad, la verdadera, que nada y nadie podrá nunca arrancarte, porque es una conquista interior"

jueves, 3 de mayo de 2012

El cumpleaños de un hijo



Hoy hace 32 años que fui madre por segunda vez cuando nació el primero de mis hijos varones. 

Han sido años donde ha habido de todo: momentos preciosos, otros no tanto, algunos cargados de emoción y de llanto, otros llenos de risas… en cualquier caso, toda la trayectoria en la vida de una persona que me ha servido para darme cuenta de la grandeza de las relaciones filiales. 

Agradezco infinitamente tu paciencia, tu empatía, tus charlas de horas eternas, tus palabras de apoyo.  Con todo ello he tomado conciencia de tantas cosas…

Gracias hijo.  Como tus hermanos has sido un maestro para mí. A tu modo y desde tu hacer, me has aportado la confianza necesaria para saber que una madre ES y se HACE poco a poco, desde el primer momento de vida de sus hijos… hasta en el último aliento cuando cierra los ojos.

Con todo mi Amor. Mamá.



martes, 1 de mayo de 2012

Fibromialgia



Se trata de un síndrome que se caracteriza por un dolor generalizado, en la musculatura, en las articulaciones y que conlleva una serie de trastornos añadidos que afectan al sueño, al aparato digestivo, al estado de ánimo…  pero que, a ciencia cierta, nadie sabe qué es, por qué se produce ni cómo tratarla. En las pruebas para diagnóstico, no se aprecian significados de valor, es más, los resultados salen como normales, por lo que la única forma de saber si se padece fibromialgia o no, queda a criterio del médico quien realiza un examen clínico a través de los síntomas que le facilita el paciente.  Lo curioso es que cada vez son más las personas, especialmente mujeres,  que dicen sufrirla…

Con esto no quiero negarla, ni quitar importancia a quien la padece, ni dejar de reconocer lo mal que lo pueden estar pasando. Simplemente quiero aportar mi experiencia por si a alguien le puede servir de referencia, ya que yo fui diagnosticada de fibromialgia por dos médicos distintos…

“Llevo algún tiempo con fuertes migrañas, con crisis de ansiedad y tengo que recurrir a un psiquiatra, quien tras un examen decide serenarme con un tratamiento indefinido de lorazepam que me mantendrá con una dependencia psicólogica costosa de eliminar. Pasado más de un año y habiéndome dejado por voluntad propia y definitivamente el tratamiento, comienzo otra historia…

Levantarme por la mañana tras unas horas de mal sueño en la cama, en el sofá, puede resultar una tarea penosa. Al poner los pies en el suelo, es como si mil agujas se clavaran en la planta de los pies. El cuerpo está entumecido, cuesta comenzar a moverse y hay que hacerlo lentamente. En estos momentos, me duelen hasta las palmas de las manos…

La cabeza embotada y endolorida,  la espalda habitualmente contracturada,  me urgen a comenzar el día con un cóctel de pastillas: antiiflamatorios, ansiolíticos, analgésicos, antidepresivos… y a continuar con un estado de ánimo por los suelos. Sentirme incapacitada es algo que siempre he llevado muy mal y enfrentarme a lo cotidiano en estas condiciones, me supera.

Acudo a un traumatólogo por mis dolores y comenzamos con una serie de pruebas para encontrarles sentido. TAC, resonancia magnética con contraste, tomografía por emisión de positrones (PET). Mi aparato músculo-esquelético, no muestra nada de importancia excepto una lordo-cifosis y una escoliosis, que no justifican mis continuos dolores. Finalmente, el doctor decide que tengo fibromialgia, y me administra un tratamiento químico y no sé cuántas sesiones en una clínica de rehabilitación física.

No obstante y dado a mi espíritu, decido buscar una segunda opinión y en este caso acudo a una doctora reumatóloga que me han recomendado y a quien no le comento el diagnóstico de su colega, simplemente le aporto las pruebas de laboratorio y ella realiza, de nuevo, el examen clínico con los datos que le doy y unas analíticas.  El resultado es el mismo: fibromialgia.  Y me da su propio tratamiento, antidepresivos, ansiolíticos  y analgésicos a mansalva, añadiendo baños diarios de agua caliente con sal marina.

Los días pasan y yo me siento peor, pues el bromazepan,  el diazepan… ya no recuerdo qué más, me dejan atontada, inhiben mi líbido, bajan mi autoestima…  y mis dolores persisten sin notar mejoría.
Decir que se tiene fibromialgia, inmediatamente produce lástima. Eso es algo que se percibe y que en mi caso, todavía me hunde más.

Además, convivo con una serie de transtornos gastro-intestinales  que se hacen insoportables, me siento hipocondriaca y comienzo otro calvario de médicos y pruebas. A primera vista, el diagnóstico es síndrome de colon irritable, hernia de iato, vesícula biliar perezosa… pero para confirmarlo me solicitan colonoscopia, gastroscopia… y los resultados son contundentes: no aparece NADA que demuestre patología. Ni en el estómago, ni en los intestinos, ni en ningún otro lugar de mi cuerpo. Y sigo sin entender…

En una ocasión, comentando mi malestar con una de mis hermanas y al decirle que todo mi cuerpo es un dolor, me dice que es el dolor de mi vida. Y aunque en un principio no le doy mayor significado, esas palabras resuenan dentro de mí… "el dolor de mi vida…"

Ahora puedo dar una explicación desde la distancia y la serenidad. No es que mi vida transcurrida  fuera un cúmulo de desgracias,  pero finalmente entiendo que no son las cosas que nos suceden lo que nos dejan huella, sino cómo nosotros las tomamos, cómo las vivimos,  y cómo las integramos ES lo que nos deja su impronta. Y ahí, mi vida sí había sido un dolor. 
Porque, durante años,  había sufrido in-necesariamente. Porque no había entendido nada de lo que me había pasado. Porque siempre buscaba responsables de lo que me sucedía… y todo eso, a lo largo de los años, había dejado huella en mis células, en mis fascias, en mi alma…

"Pasado cierto tiempo, decido averiguar de una vez por todas,  el por qué de esos dolores físicos. Y comienzo a bucear en mi pasado, desde bien pequeña, desde antes de nacer incluso… y es curioso que, conforme paso mis días con una psicóloga en terapia personal, mis malos-estares van desapareciendo. Siento como si fuera quitando capas, y más capas de un dolor acumulado y aparentemente sin sentido… aunque ahora sé que sí lo tuvo.

Pasan los meses, pasan los años, y mi estado de ánimo va cambiando, mi aspecto físico se ve claramente mejorado. Como nota curiosa, algunas personas me preguntan qué me he hecho en el cutis pues se me ve radiante y con más luminosidad. Mi aspecto externo es más jovial y mi mente es más abierta, mi ánimo y mi carácter se recuperan.

Empiezan a abrirse nuevos caminos, empiezan nuevas trayectorias. Las relaciones con las personas que me rodean toman aires de mayor serenidad y de más empatía, algo que hacía tiempo había olvidado… Aparecen personas en mi vida que me acompañan en este nuevo sendero, cada vez son más los seres a mi alrededor que vibran en mi misma frecuencia…

Dejo de mostrar interés en cosas que no me aportan nada, dejo de ver tele-basura y las noticias negativas que se empeñan en transmitir a toda hora. Combino la terapia personal con la relajación, con las clases de yoga comenzadas bastantes años atrás, con mis paseos por la montaña, cambio la tendencia de mis lecturas, realizo formaciones, me involucro en actividades altruistas, he recuperado la práctica del tai-chi...  
He acudido, cuando ha sido necesario,  a la acupuntura, la  kinesiología,  las Flores de Bach,  al masaje Ayurveda, a laterapia craneo-sacral... y desconozco si es debido a los "efectos placebo" de las terapias alternativas, o al poder de mi mente... pero cada vez tengo más fuerza, cada vez me siento más vital, me siento recuperada y mejor que nunca”

Esta es mi experiencia, es lo que he vivido, lo que he aprendido y nadie lo puede negar. Cada cual es portador de su propia historia y la conforma según sus actos, responsables o no.  Desde la ausencia de consciencia nos dejamos llevar por lo que sabemos, por lo que buenamente hemos aprendido y en cada ocasión pedimos lo que necesitamos, aún a costa de nuestra propia salud. Y está bien, las cosas son como son. Pero que podemos cambiar y curar nuestra propia “fibromialgia”, es algo de lo que también estoy convencida.

Transmutar el dolor en bienestar… he comprobado que se puede hacer desde la voluntad de cambio, con el apoyo y con las herramientas adecuadas, con auto-confianza y desde la auto-estima.
En mi caso, ha sido este síndrome neuro-muscular junto a los del sistema digestivo, pero cada organismo tiene su propia manera de manifestar un desacuerdo, un desequilibrio, un mal-estar que, si no es escuchado y sanado, terminará por acarrear una enfermedad física o mental, y tangible.

A día de hoy, NO tengo ningún dolor de los que sufría y a pesar de haber transcurrido los años, estoy mucho más activa,  más fuerte y más en forma. Doy gracias por los “avisos” que mi cuerpo me envió y que, por fin, supe escuchar. A día de hoy, soy una mujer más mayor pero renovada por dentro y por fuera.