.

Este no es un blog de partos, de maternidad o de crianza solamente, sino que parte de mi experiencia de mujer, de lo vivido, de lo sentido, de lo que me llega... para seguir hacia lo que queda por hacer, hacia lo que puedo y quiero realizar.

Mi evolución como mujer que acompaña a otras mujeres, me muestra un camino del que cada día aprendo y gracias al cual mi sentido de la Vida se amplía y evoluciona en una dirección sin retorno.

Por y para las mujeres. Por y para todos los seres. Porque confío y doy Gracias.

jueves, 28 de marzo de 2013

Las Doulas NO somos intrusas.

 


Oficialmente termina la “Semana Mundial de la Doula” y ojalá que haya tenido la suficiente repercusión, sobre todo en el ámbito hospitalario, para que se sepa quién es y qué hace una Doula, porque parece ser que en algunos miembros de un importante colectivo -el de matronas- empieza a haber cierto malestar y nos temen como intrusas.

Y a estas personas que piensan de esta forma, quisiera transmitirles tranquilidad porque, para nada las Doulas interferimos en lo que es su trabajo, más bien todo lo contrario: las Doulas queremos estar codo a codo con las matronas para conseguir un estado de seguridad, confianza  y armonía en una mujer cuando está de parto, porque todas sabemos que son factores influyentes en el desarrollo del mismo. Porque, además, las Doulas creemos que el parto normal debe de ser atendido exclusivamente por matronas. Y que los médicos quedan para los partos distócicos.

Hoy todo se sabe gracias a la Red, por eso  me ha llegado el triste comentario de una matrona de Madrid y una especie de “campaña” para desprestigiarnos. Lamentable.

He escrito en su blog, como sé que lo han hecho algunas compañeras y ninguno de nuestros comentarios ha salido a la luz, sin embargo emite una respuesta justificando su actuación y remitiéndonos a lo que dice el Ministerio de Sanidad y Política Social respecto a la muy respetable titulación de matrona... aunque no todas son como ahí se define. Entiendo que tiene su derecho de admisión, pero omitiendo nuestras respuestas, se queda en un simple ataque en vez de establecer una conexión para darnos a conocer y para que pueda disipar sus temores. 
 
Por si este escrito, de alguna forma llegara a tus manos, querida, aquí puedes ver detalladamente qué es una Doula.
Además,  demostraciones desde la evidencia científica -eso que parece tan necesario para aceptar que hay otras formas de hacer que también funcionan- avalan el hecho de que una mujer de parto acompañada por una Doula, manifiesta una serie de condiciones que le benefician. Y al personal sanitario y, por ende, al hospital, cosa que favorece a toda la sociedad.

Conozco a varias matronas, algunas atienden exclusivamente en partos domiciliarios y otras que solamente trabajan en hospitales, y ninguna me ha mostrado su rechazo o su temor a que las Doulas tengamos nuestra parcela. Cierto es que el hacer de una Doula depende de cómo es ella más que de la formación que haya recibido, pues de la misma forma que hay matronas maravillosas… y otras que no lo son tanto, hay Doulas serias y responsables que se limitan a lo que exclusivamente les pertenece. Quisiera pensar que todas son -somos- así...
Por ello se están creando asociaciones a nivel provincial y nacional, para de algún modo, garantizar el trabajo de las Doulas asociadas que han asumido el compromiso de cumplir un código ético. En Valencia, donde vivo ya estamos algunas asumiendo nuestra responsabilidad desde Al Caliu  y a nivel nacional están la Asociación Nacional de Doulas y la Red Circular de Doulas, a cuyas dos asociaciones también pertenezco.  Estoy convencida de que asociarse es la mejor forma para conseguir la confianza, la seguridad y el reconocimiento que las Doulas merecemos a nivel social.

Me gustaría que este debate –“Doulas sí, Doulas no”- tuviera ya un final. Aunque se pueda pensar que no, por no tener estudios “reglados”,  para muchas de nosotras ser Doula, es mucho más que una vocación y como tal debería de ser entendida y respetada de la misma forma que otra cualquier profesión, incluidas las matronas aún sabiendo que no todas son y cumplen con lo que el Ministerio dice.

Está en nosotras, las Doulas, conseguir ese merecimniento, pero está en el resto de la sociedad –incluidas las matronas- que nos conozcan, que nos valoren y que nos dejen ejercer nuestro trabajo con la confianza y el respeto que merecemos.













martes, 26 de marzo de 2013

Tu experiencia junto a una Doula


Ignoro el alcance de este blog aunque me sorprendo gratamente cuando conozco a alguien y me dice que es seguidora, como me ocurrió este pasado domingo…

Estamos celebrando la Semana Mundial de las Doulas  y por tal motivo te invito a que cuentes tu experiencia.

  • ¿Has tenido una Doula durante algún momento de tu maternidad?  ¿Te acompañó durante el embarazo? ¿Quizás en el parto? ¿Te apetece compartir algo?

  • Si por el contrario no has podido contar con una de ella ¿Te habría gustado que una Doula te acompañara?  ¿Cómo te hubieras sentido? ¿Por qué no sucedió?

  • Si estás embarazada  ¿Está en tu ánimo informarte para contar con el acompañamiento de una Doula?  O por el contrario ¿crees que no te hace falta?

Estaré encantada de leer todo lo que queráis contar.  Vuestras palabras y experiencias serán enseñanzas para mí.  Muchas gracias.

Con Amor.



sábado, 23 de marzo de 2013

Semana Mundial de la Doula: razones por las que podrías necesitar a una de ellas...



Se celebra del día 22 al  28 de este mes de marzo, la Semana Mundial de las Doulas.  Comenté en mi Facebook que no me seducen estos tipos de conmemoraciones masivas porque una ES y lo SIENTE todos los días.  Pero si sirve para que nos conozcan en todo el "mundo mundial" y se sepa cuál es nuestro trabajo,  pues bienvenido sea el evento.

Aprovechando la coyuntura, he enviado una nueva colaboración a la revista virtual elembarazo.net, con quien colaboro de forma esporádica.  En esta ocasión, el tema gira en torno a los motivos por los que se puede necesitar una Doula.

Quiero resaltar que la Doulas no sustituimos a nadie, esto es,  a ningún profesional sanitario, ni a la madre de la mujer que va a parir y muchísimo menos, al padre de la criatura.
La Doula, sobre todo durante el parto, aporta apoyo emocional y presencia constante, algo que, en muchas ocasiones, no es tan sencillo de proporcionar tal y como están estructurados los protocolos en nuestros hospitales.

Razones por las que podrías necesitar una Doula

Las mujeres necesitamos de mujeres para aprender de nuestras mayores los procesos femeninos de la vida. Antaño se compartían los embarazos y las parteras acudían a las viviendas para atender a las mujeres. Las vecinas, las amigas, las mujeres de la familia compartían este acontecimiento de la misma forma que la lactancia materna era algo considerado como lo normal y habitual.  Las niñas, desde pequeñitas, veían a las mujeres embarazadas parir y a los bebés ser amamantados, con lo que cuando llegaban a ser madres ya tenían la lección aprendida. Y no había duda de lo que era lo mejor.

En la sociedad en la que vivimos actualmente en nuestro país, prima la individualidad, desgraciadamente para nosotros.  Muchas mujeres se han sumergido en un mundo laboral que las tiene sometidas a horarios rígidos, a tensiones. También se ha perdido la sana costumbre de reunirse periódicamente mujeres solas para hablar de sus inquietudes, de “sus cosas”. Las prisas y el estrés son malas consejeras para tomar conciencia de nuestro cuerpo y de los procesos que pasamos a lo largo de la vida.

Si nos centramos en la maternidad, son bastantes las mujeres que llegan a ser madres a una edad en la que no es fácil encontrarse con niños pequeños en el entorno. Incluso algunas llegan a tener un primer hijo sin haber tenido un bebé en brazos, sin haber visto siquiera cómo se amamanta.

Cada persona es una circunstancia, pero volviendo la vista atrás, cuando tuve a mi segundo hijo con 27 años el ginecólogo me dijo que si pensaba tener un tercero (él sabía que esa era mi intención), no me lo pensara demasiado pues a partir de los 35 años el cuerpo no está igual, ni las hormonas, ni la mente…  Cuando tuve a mi tercer hijo con 34 años me comentó que ya estaba en el límite de edad. Por entonces, las mujeres éramos madres antes de los 30 y estábamos rodeadas de bebés y de niños.

Pero si volvemos a nuestra realidad de ahora, la verdad es que el índice de natalidad ha descendido, las mujeres  son madres bastante  más mayores  y  hay  –por regla general- un desconocimiento sobre lo que es el proceso fisiológico del embarazo y parto como algo NORMAL.

También se da la circunstancia, y esto es algo que constato desde la experiencia, de que la mayoría de chicas que van a ser madres no comparten con las suyas, ni con mujeres mayores que ellas, sus dudas, sus miedos… sus intereses, bien porque creen que están desfasadas, bien porque piensan que no las van a entender… o simplemente porque creen que no las necesitan.  Está bien, cada una tendrá sus motivos que yo respeto. Pero…

Una mujer en proceso de maternidad necesita de tribu. Y aunque existe una tribu virtual ¡afortunadamente para muchas mujeres que no tienen otra opción!, no es lo mismo que estar hombro con hombro, cara a cara con la posibilidad de dar y obtener un abrazo en un momento dado.

La figura de la Doula resurge desde esta necesidad de compañía, de apoyo, de comprensión, de acompañamiento…

Cada Doula enfoca su trabajo de una manera. Hay quien forma grupos de mujeres embarazadas y realiza de esta forma un acompañamiento a la maternidad, aportando información y trabajando en fines comunes.
Otras trabajamos desde la individualidad y la presencia, realizando un acompañamiento personalizado en función de la necesidad de la madre.

Cuando llega el momento del parto, algunas mujeres creen no necesitar la compañía de su Doula… quizás por el desconocimiento de lo que ésta le puede aportar, quizás porque tal y como están montados los protocolos hospitalarios, la mujer ha de elegir a una sola persona que la acompañe.  Y en la mayoría de las ocasiones, aún sigue siendo el padre.

Aunque cada vez abundan más los estudios que verifican el descenso de partos hospitalarios instrumentalizados y medicalizados cuando la mujer goza de un buen y continuo acompañamiento, especialmente con una Doula, son todavía bastantes las mujeres que no eligen esta opción. Por otro lado, son cada vez más los partos en casa donde se cuenta con la presencia de una Doula, ya que no supone ningún inconveniente.

Desde aquí, animo a las mujeres que deseen quedarse embarazadas y/o las que ya están en ello, a que se informen qué es una Doula y qué es lo que hace. Animo también a leer testimonios de quienes han disfrutado del acompañamiento, porque de primera mano, es la mejor forma de conocerlo y de integrarlo.






¿Qué es la Semana Mundial de la Doula?

El propósito de la Semana Mundial del Doula ("WDW")  es capacitar a las Doulas en todo el mundo para mejorar la salud fisiológica, social, emocional y psicológico de las mujeres, los recién nacidos y sus familias en el embarazo, el parto y en el puerperio. Los eventos de la Semana Mundial de la Doula se llevarán a cabo en todo el mundo durante la misma semana, indicando los beneficios de la presencia de Doulas en el parto y en el puerperio:
  • Reduce la incidencia de cesáreas     
  • Puede acortar la duración del parto     
  • Reduce peticiones de epidural y analgesia     
  • Aumenta el inicio de la lactancia y la continuación    
  • Aumenta la satisfacción de la madre de la experiencia del nacimiento      
  • Se puede reducir la incidencia de los trastornos del estado de ánimo después del parto     
  • Aumenta la confianza de los nuevos padres en el cuidado de su recién nacido


viernes, 22 de marzo de 2013

Semana Mundial de la Doula




¿Qué es la Semana Mundial de la Doula?

El propósito de la Semana Mundial del Doula ("WDW")  es capacitar a las Doulas en todo el mundo para mejorar la salud fisiológica, social, emocional y psicológico de las mujeres, los recién nacidos y sus familias en el embarazo, el parto y en el puerperio. Los eventos de la Semana Mundial de la Doula se llevarán a cabo en todo el mundo durante la misma semana, indicando los beneficios de la presencia de Doulas en el parto y en el puerperio:
  • Reduce la incidencia de cesáreas     
  • Puede acortar la duración del parto     
  • Reduce peticiones epidural y analgesia     
  • Aumenta el inicio de la lactancia y la continuación    
  • Aumenta la satisfacción de la madre de la experiencia del nacimiento      
  • Se puede reducir la incidencia de los trastornos del estado de ánimo después del parto     
  • Aumenta la confianza de los nuevos padres en el cuidado de su recién nacido

jueves, 21 de marzo de 2013

Mujeres sabias (o brujas).




Este artículo de La Vanguardia es de diciembre de 2004. Fue publicado posteriormente por El Blog Alternativo en enero de 2009.  Hoy, en marzo de 2013 sigue estando totalmente vigente.  Vale la pena recordarlo (Gracias,  querida Laura).


Jean Shinoda Bolen es una autora a la que todas las mujeres le debemos mucho y sobre todo las mujeres maduras porque mientras que la sociedad actual las relega al cirujano, ella les confiere todo el poder y sabiduría que siempre han tenido y del que se han beneficiado las comunidades.

En esta entrevista publicada en La Contra de La Vanguardia el 24-12-2004 pero totalmente vigente, Jean explica cómo todos estamos interconectados y el gran poder de los Círculos de Mujeres que ya explicamos en el artículo sobre la sabiduría de la menstruación (capítulo 9).

Ella está convencida que los círculos de mujeres pueden acelerar el cambio de la humanidad y que la era patriarcal y depredadora toca a su fin. Yo también lo creo y espero que este blog sea poco a poco mi pequeño homenaje al despertar de la Diosa.

ENTREVISTA:

Jean Shinoda Bolen tiene 68 años. Es de familia japonesa y nació y vive en Los Ángeles. Doctora en Medicina, analista junguiana y profesora de Psiquiatría en la Universidad de California, está divorciada y tiene dos hijos. Cree que Iraq esVietnam repetido una y otra vez, y que es una pena que tengamos que aprender a través de tanto sufrimiento. Dice que la espiritualidad une y las religiones dividen.

¿Quejarse es perder el tiempo?
¡Claro!

Hay mucho que aprender…
Por eso a mi me interesan las mujeres maduras, con humor y activas. A partir de los 40 años empieza lo mejor si eres capaz de darte cuenta de la cantidad de cualidades potenciales que hay dentro de ti. Entonces te entran ganas de convertirte en bruja.

No se yo…
Se lo diré de otra manera: una bruja es una persona con poder personal.

Eso me gusta
Las brujas sabias dicen la verdad con compasión, y no comulgan con lo que no les gusta, pero no tienen la rabia de las mujeres más jóvenes. Algunos hombres excepcionales pueden llegar a ser brujas, los que tienen compasión, sabiduría, humor y no están supeditados al poder.

¿Algo más?
Sí. Las brujas sabias son capaces de mirar hacia atrás sin rencor ni dolor; son atrevidas, confían en los presentimientos, meditan a su manera, defienden con firmeza lo que más les importa, deciden su camino con el corazón, escuchan su cuerpo, improvisan, ni imploran, ríen, y tienen los pulgares verdes.

¡…!
Quiero decir que tienen mano con las plantas. Y también con los animales. Primero aprenden a amar lo que hacen, luego alientan a otros al crecimiento. Saben reconocer lo frágil y lo que tiene valor, y también lo que debe ser podado.

¿Hay que esperar a la vejez para ello?
Cuanta más edad, más camino aprendido. La observación compasiva de la vida de los demás te enseña mucho, y las mujeres sabias se pasan mucho tiempo observando. Algunas mujeres, muy pocas, son sabias a partir de los 30 o 35 años; esas a los 60 son increíbles.

¿Qué nos quiere transmitir?
Que las mujeres tienen la oportunidad de cambiar el mundo en las próximas décadas. Pero que si no lo hacen ya, probablemente ya no lo harán.

¿Por qué dice eso?
Tras el extremo feminismo de los 70, ahora el péndulo se haya en el centro por eso tenemos que aprovechar este momento. Las mujeres que se lo permiten pueden hoy llegar al equilibrio, a ser completas, fuertes y vulnerables al mismo tiempo.

¿Un camino colectivo?
Por supuesto. No tengo la menor duda de que un pequeño grupo comprometido puede cambiar el mundo. En realidad, así ha sido hasta ahora.

¿Y cuál es el secreto para lograrlo?
El millonésimo círculo. Yo aliento a las mujeres a formar círculos que tengan un componente espiritual. Simplemente escuchando los problemas, anhelos y miedos de otras mujeres y contando los tuyos, adquieres fuerza.

Perdone, pero por qué en un círculo
Cuando uno está sentado en círculo y en silencio se da cuenta de que hay una conexión espiritual con poder transformador. Yo pertenezco a uno desde hace 18 años: encendemos una vela, guardamos silencio, contamos lo que nos preocupa, debatimos, y juntamos nuestras energías con un propósito.

¿Convocan el poder interior?
Interior y exterior. La espiritualidad, la física cuántica y el budismo dicen lo mismo: Todo y todos estamos interconectados y por tanto lo que cada uno haga influye en el mundo. Los círculos de mujeres transforman el mundo a través de la activación del campo mórfico de la teoría de Rupert Sheldrake.

¿El centésimo mono?
Sí, este biólogo desarrolló la hipótesis de que cuando una masa crítica de monos llega a un determinado conocimiento, este se transmite de forma intuitiva e instantánea a todos los miembros de su especie. Del mismo modo, un número crítico de círculos de mujeres puede activar las cualidades femeninas tan necesarias para que el mundo cambie.

¿Porqué no círculos mixtos?
Entre mujeres hay una conexión natural. Algunos estudios evidencian que cuando una mujer que sufre estrés habla con otra mujer, ambas liberan la hormona de la maternidad que provoca que el estrés descienda.

Curioso
Si las mujeres estuvieran implicadas en los procesos de paz, todo sería más fácil, ¡pero si los que la negocian son machos alfa…!

¿Qué ocurre cuando se encuentran un hombre y una mujer estresados?
Cuando un hombre estresado se encuentra con otro, segregan testosterona, que provoca huída o enfrentamiento. Pero si ese mismo hombre se encuentra con una mujer que le comprende, una bruja sabia, su adrenalina baja y su autoestima sube. Y basta solamente con que se siente a su lado.

Es bonito eso que dice
Estamos llenas de recursos poderosísimos a los que no prestamos atención, como por ejemplo el conocimiento intuitivo. Estos conocimientos se pueden desarrollar en los círculos.

¿Qué camino interior propone?
Sea auténtica, sea consecuente con su persona interior y averigüe qué quiere hacer con su preciosa vida. Desde fuera intentarán contestar por usted a las preguntas esenciales, no lo permita. Desvele qué tipo de arquetipo domina en usted.

¿A qué se refiere?
Sus patrones internos, que yo resumo en siete arquetipos de diosa. Cada mujer tiene dos o tres dominantes, que van desde la autónoma Artemisa y la fría Atenea, hasta la nutritiva Deméter, la creativa Afrodita, o Hera, la diosa del matrimonio.

No será tan simple
No. Pero si podemos llevar una vida en la que el arquetipo dominante y nuestro rol en la vida coincidan, nos sentiremos satisfechas.


miércoles, 20 de marzo de 2013

¡Bienvenida primavera!




La Naturaleza es más fuerte que ningún dictado humano. Pase lo que pase, ella sigue sus ciclos, año tras año.
De nuevo, mis plantas comienzan a florecer… las más tímidas muestran sus botones florales con alguna florecilla ya abierta. A partir de ahora, ya no pararán hasta alcanzar su máxima exuberancia, algunas –principalmente cactaceas- desde el principio del verano hasta que finalice. Otras especies de suculentas, florecerán cuando empiecen a ser las temperaturas más frescas.

¡Bienvenida primavera!


 























Según cálculos del Observatorio Astronómico Nacional (Instituto Geográfico Nacional - Ministerio de Fomento), la primavera de 2013 comenzará el miércoles 20 de marzo a las 12h 02m hora oficial peninsular, una hora menos en Canarias. Esta estación durará 92 días y 18 horas, y terminará el 21 de junio con el comienzo del verano.

Durante esta primavera se producirán tres eclipses, dos de Luna de muy baja magnitud que serán visibles en España y uno anular de Sol que no será visible en España. En cuanto a los planetas, la primavera del 2013 será una muy buena ocasión para verlos. Saturno pasará de ser visible al final de la noche durante la primera parte de la primavera a ser visible en el cielo vespertino al final de la estación, produciéndose su máximo acercamiento anual a la Tierra a finales de abril. Mientras tanto Júpiter brillará al principio de la noche casi toda la primavera y Venus se unirá a él a partir de mayo. Aunque difícil de predecir, la actividad magnética solar durante esta primavera será probablemente alta, dada la proximidad del máximo solar previsto para junio de 2013.

Por otra parte, el domingo 31 de marzo tendrá lugar el cambio de hora, recuperando el horario de verano. Este día coincide con el Domingo de Pascua.

El inicio de la primavera

El inicio de las estaciones viene dado, por convenio, por aquellos instantes en que la Tierra se encuentra en unas determinadas posiciones en su órbita alrededor del Sol. En el caso de la primavera, esta posición es aquella en que el centro del Sol, visto desde la Tierra, cruza el ecuador celeste en su movimiento aparente hacia el norte. Cuando esto sucede, la duración del día y la noche prácticamente coinciden, y por eso, a esta circunstancia se la llama también equinoccio de primavera. En este instante en el hemisferio sur se inicia el otoño.

Fechas posibles de inicio de la primavera

El equinoccio de primavera puede darse, a lo sumo, en tres fechas distintas a lo largo del siglo XXI, pudiendo iniciarse en los días 19 al 21 de marzo (fecha oficial española), siendo su inicio más tempranero el del año 2096 y el inicio más tardío el de 2003. Las variaciones de un año a otro son debidas al modo en que encaja la secuencia de años según el calendario (unos bisiestos, otros no) con la duración de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol (duración conocida como año trópico).

Alargamiento del día

Esta es la época del año en que la longitud del día se alarga más rápidamente. A las latitudes de la península, el Sol sale por las mañanas antes que el día anterior y por la tarde se pone después. Como consecuencia, el tiempo en que el Sol está por encima del horizonte aumenta casi tres minutos cada día.

Actividad solar

La actividad del Sol se caracteriza por la presencia en su superficie de manchas, fulguraciones y protuberancias, y en la Tierra, se aprecia en alteraciones en la propagación de las ondas de radio y en una mayor presencia de auroras polares. Esta actividad sigue un periodo de aproximadamente 11 años, y está asociada al ciclo magnético del Sol. Actualmente nos encontramos en el ciclo solar número 24 que comenzó en diciembre de 2008 y se espera que llegue a su máximo en mayo de 2013. Según las estimaciones realizadas por NOAA y Space Weather Prediction Center, durante la primavera el número de manchas solares alcanzará valores entre 76 y 100. Gráficas con el número de manchas solares en los últimos años y predicciones de la evolución del ciclo 24 pueden encontrarse en NOAA / NWS Space Weather Prediction Center.

Eclipses y fenómenos relacionados

A lo largo de la primavera habrá tres eclipses, dos de Luna y uno de Sol. El día 25 de abril un eclipse parcial de Luna, de muy baja magnitud, será visible en Europa, África, Asia y Oceanía. Dos semanas más tarde, el 9/10 de mayo, un eclipse anular de Sol será visible en Australia, Nueva Zelanda y el Océano Pacífico. El último eclipse se producirá el 25 de mayo. Será un eclipse penumbral de Luna de muy baja magnitud visible en América, oeste de Europa y África.

Los eclipses de Luna del 25 de abril y el 25 de mayo serán visibles desde España. El parcial del día 25 de abril alcanzará su máximo a las 22h 9m, hora oficial en penínsular; el penumbral del 25 de mayo alcanzará su máximo a las 6h 11m, hora oficial en penínsular. Ambos eclipses serán de muy baja magnitud.

Júpiter será ocultado por el Sol en su conjunción del 19 de junio.

Observación nocturna del cielo en primavera

En toda época del año hay algún fenómeno astronómico de interés, predicho (como son los eclipses) o no (como los cometas nuevos). Suele ser preferible realizar las observaciones en fechas cercanas a la luna nueva (10 de abril, 10 de mayo y 8 de junio), salvo cuando se pretende observar la propia Luna.

Luna llena

La primera luna llena de la primavera se dará el 27 de marzo, siendo el domingo siguiente (31 de marzo) el Domingo de Pascua. En esta primavera se darán otras dos lunas llenas: 25 de abril y 25 de mayo.

Visibilidad de los planetas

Saturno pasará de ser visible al amanecer al principio de la primavera, a verse durante toda la noche y terminará la primavera visible sólo al anochecer. La inclinación de sus anillos será bastante favorable para su observación. Además, el día 28 de abril se producirá su máximo acercamiento anual a la Tierra, alcanzando su disco un diámetro de 18,9”. Por otro lado Júpiter será visible al atardecer casi toda la primavera, y Venus lo será durante la última parte de la primavera.

Lluvias de meteoros

Si no se dispone de ningún telescopio, se pueden observar las lluvias de meteoros que se producen ocasionalmente. La lluvia más importante de la primavera suele ser la de las Eta Acuáridas, cuyo máximo se da alrededor del 5 de mayo.

Constelaciones

En cuanto a las agrupaciones ficticias de estrellas conocidas como constelaciones, alrededor de la estrella Polar se verán a lo largo de la noche la Osa Menor, el Dragón, Cefeo y el León (Leo).

Observaciones con prismáticos o pequeños telescopios

Con grandes prismáticos o un pequeño telescopio, dotados de un filtro lunar adecuado, se puede observar el relieve de la Luna. Para tener una buena visión de él conviene ir observándolo noche tras noche mientras va creciendo la iluminación de la Luna, pues así se ven aparecer nuevos accidentes orográficos. Cuando la noche es más oscura por haber luna nueva, se puede intentar ver nebulosas de emisión como el complejo de nebulosas de Orión (Messier 42 y 43), el grupo de las estrellas Pléyades y el resto de supernova conocido como la nebulosa del Cangrejo (Messier 1). Con prismáticos también se pueden ver las lunas más brillantes de Júpiter y se puede hacer un recorrido por la franja estrellada que constituye la Vía Láctea.

Anuario

Para mayor información sobre los fenómenos astronómicos del año se puede consultar el Anuario astronómico para 2013, libro que anualmente publica el Instituto Geográfico Nacional.

Cambio de hora

El cambio de hora se produce, como es habitual, al iniciarse el último domingo de marzo. A las 2 de la madrugada hora peninsular del domingo 31 de marzo habrá que adelantar el reloj hasta las 3 (la 1 de la madrugada en Canarias pasará a ser las 2), con lo que este día tendrá, oficialmente, una hora menos.

Información proporcionada por el Observatorio Astronómico Nacional (IGN, Fomento). Se autoriza la reproducción citando su procedencia.

http://www.fomento.gob.es/mfom/lang_castellano/direcciones_generales/instituto_geografico/astronomia/publico/efemerides/primavera.htm


lunes, 11 de marzo de 2013

¿Realmente nos vale todo?



Ayer, domingo, estuve viendo el programa de Eduard Punset, “Redes”.  Allí, su hija Elsa entrevistó a  un escritor y periodista, Mark Stevenson, sobre el proyecto “Pragmáticos optimistas”, algo que me pareció realmente interesante. http://leagueofpragmaticoptimists.org/

Y aunque estuve atenta y presté especial atención a sus ocho principios básicos, esta mañana al despertarme pronto, en la quietud de mi hogar, me he puesto a buscarlo por Internet con el fin de enterarme mejor. Estos son, a modo de resumen.

  • Un optimista no siente vergüenza de la ambición por el futuro.
  • Los miembros se involucran en proyectos que son "más grandes que uno mismo".
  • Sus historias y opiniones son buenas y aceptadas, pero basadas en la evidencia.
  • Cometer errores es normal, pero no intentar hacer las cosas es irresponsable.
  • Eres lo que haces, no lo que piensas hacer.
  • Las ideas han de ser compartidas, no dejarlas resguardadas para uno mismo.
  • Los miembros se esfuerzan por controlar sus desengaños.
  • LOPO es de carácter apolítico. Todas las ideologías son bienvenidas, pero las personas no vienen a convencer a otras de las suyas.

De momento me he quedado ahí, necesito de más tiempo para terminar de comprenderlo. Pero leyendo este proyecto no he podido evitar el que acuda a mi mente otros tipos de “proyectos” que también intentan venderse a través de la red.

Cuando hace años comenzó a hablarse de Internet, yo tenía ciertas reservas. Pensé qué pasaría cuando una parte del mundo se enterara de lo que hace la otra media parte. No sabía hasta qué punto iba a tener repercusiones… ahora me doy cuenta de que es uno de los grandes avances de nuestros tiempos. Pero por desgracia, también es un medio que se utiliza para varios propósitos digamos no tan… honestos.

Estamos atravesando un momento en el que muchas personas andan tras su propia búsqueda personal y/o espiritual.  Momentos de inquietud, de desasosiego. Situaciones de cierta carencia económica a consecuencia de la falta de trabajo… todo ello caldo de cultivo para los nuevos y “espabilados” especuladores.

Hago un inciso para aclarar que voy a utilizar el género masculino para expresarme, pero al referirme a personas es independiente el sexo. Unifico por una cuestión de operatividad al escribir.

Decía que no deja de sorprenderme la cantidad de cursos, formaciones, talleres y varios tipos de “enseñanzas” que intentan venderse a través de la red. Y en el mundo del crecimiento personal,  de la maternidad y crianza, se ha descubierto un filón.

He de decir que soy una persona muy curiosa, me interesa conocer y aprender, pero reconozco que también tengo cierto punto de excepticismo… Por norma, antes de meterme en un curso o una formación,  me gusta averiguar quién lo va a impartir y cuál es su curriculum y experiencia en el tema.
Porque me ha sucedido que, estando en una charla, o coloquio, o presentación, no he podido evitar sentir vergüenza ajena por la persona que la está dando, por la imagen que transmite y porque pretende hacer comulgar al auditorio con ruedas de molinos.  Y es que en la mayoría de  estos casos,  no hablamos de algo tangible, sino de temas relacionados con las emociones… con los sentimientos de los demás.

Me llegan a menudo talleres y formaciones que me ponen los pelos de punta. Me da la sensación de que cualquiera que haya hecho algo se siente capacitado para venderse… y tristemente, ni todo lo que se quiere vender tiene razón de ser, ni muchas de las personas que lo hacen están preparadas para ello.

Hoy son muchos los que se promocionan como formadoresterapeutas de algo sin tener una formación suficiente, no digo ya reglada, sino siquiera basada en un mínimo de evidencia. Son demasiados los que con una formación mínima en cierta disciplina osan meterse a impartir cursos… son muchos los que, cambiando el título y añadiendo “ideas” de cosecha propia, venden la misma formación a la que ellos asistieron con un nuevo título y como algo novedoso. Es posible que esto haya sucedido antes y que al no existir Internet no se supiera, pero siento que ahora están saliendo impostores en todas las profesiones, en todas las categorías…

Y no me parece serio, francamente. Siento que hay muchos aprovechados… tantos como incautos.
No niego que hay proyectos interesantes, no niego que cada vez es más fácil acceder a información sobre algo que nos pueda interesar, pero de eso a querer vendernos lo más mínimo, lo que por instinto y sentido común deberíamos ser capaces de saber, de conocer y de poder discernir, hay una gran diferencia. Porque, a veces, pienso si es que reamente somos tan tontos que hemos de recibir formación para todo.

Y lo lamento, pero esto no es un juicio ni una crítica gratuita, no me vengan con demagogias. Creo que hay que ponerle el cascabel al gato, porque esto es una realidad constatable, no hace falta más que echar una mirada en Google…


lunes, 4 de marzo de 2013

RELATO de mi PARTO




  
Por Laura Soriano

Mi inseguridad y mi miedo al parto comenzaron a aflorar cuando llegué a España, ya que fue una bomba de información y de personas a mi alrededor que proyectaban su miedo sobre mí. Tuve un embarazo consciente y muy tranquilo hasta la semana 28 en el extranjero, en un país del Sur donde trabajo como cooperante, en Timor Oriental, y donde el embarazo se vive de una manera muy natural y sin tanta información.

En casa de nuevo, en Valencia, intenté estar tranquila y prepararme para el parto tanto física como psicológicamente. Comencé yoga para embarazadas, natación, caminaba por la playa, practicaba meditación, iba a las clases de preparación al parto y me sentía muy bien, pero a la hora de la socialización y cuando comencé a pensar dónde y cómo quería que mi pequeña saliera a la luz, comencé a estresarme y agobiarme porque tenía claro que, en la medida de lo posible, me gustaría que mi parto fuera natural y lo menos medicalizado.

El primer paso fue elegir el hospital donde quería dar a luz y después de mucha información, me acerque a visitar el Hospital de Manises, que es pro-parto natural y respetuoso con la decisión de las mujeres. En mi primera visita me entró aprensión y dando una vuelta por el hospital charlé con una enfermera de ginecología que me dio ciertas informaciones.  En ese preciso momento conocí a mi doble, a la otra Laura, una luz en mi camino, quien también había elegido este Hospital, quien me animó en la elección y me habló de que tenía una Doula, una figura que jamás había oído de su existencia. Y me quedé con la historia y con la fuerza y la tranquilidad que me transmitió Laura.

Tras meditarlo decidí llamar a la Doula de Laura.  También mi familia y Samuel, mi pareja, me apoyaron muchísimo en la decisión, ya que me veían insegura, con miedos y preocupada por el parto.

Desde la primera cita con esta mujer, me abrí totalmente y conecté con ella contándole absolutamente todos mis miedos y de ahí comenzamos a trabajar en mis miedos e inseguridades con respecto al parto, enfrentándome a ellos con su ayuda. Así, cuando el momento llegó, estaba liberada y totalmente preparada para que Iara, mi niña, llegara.

Tras un par de semanas con algunas contracciones dolorosas de manera intermitente y al haber notado ya como la pequeña se encajaba, la noche del 16 de diciembre (en la semana 40 de embarazo) me sentí alerta y no dormí nada en toda la noche, sentí que Iara se estaba preparando para salir. Cuando me levanté de madrugada había manchado un liquido transparente y unos hilitos de sangre, no sabía si había sido una fisura de la bolsa amniótica y enseguida llamé a Concha, y vino a casa. Ella nos tranquilizó y nos aconsejó que mantuviéramos la calma, que el proceso de pre-parto había comenzado pero que era muy pronto para ir al hospital y era mejor quedarnos en casa. Desde ese momento mi compañero instaló una cama en el salón, bajamos las persianas y organizó un ambiente íntimo, tenue y tranquilo para mí. Empecé a sentir un fuerte dolor en las lumbares que disminuyó con bolsas de agua caliente y descanso en esa cama. Desde la paz y la tranquilidad del lugar, cogí fuerzas durante todo el día del 17 de diciembre, durmiendo, con velas, incienso, flores de Bach, homeopatía... mientras Samuel tocaba bossa-nova y Concha continuaba a nuestro lado siguiendo el proceso y dándonos tranquilidad. Fue un día muy calmado y precioso de pre-parto.

Esa noche me acosté en el salón y a las 12:30 pm del día 18 de diciembre me desperté con las primeras contracciones fuertes. (Concha ya me había comentado que esa madrugada me pondría de parto y que la llamara cuando quisiera), al principio eran 60/45 minutos y fueron acortando hasta 30 minutos, a las 03.00 am sentí que quería que mi Doula estuviera a mi lado. Vino a casa y decidimos ir al hospital ante la duda de que hubiera habido una fisura de la bolsa amniótica y para quedarnos tranquilos.

En el hospital me monitorizaron y vieron que todavía no había roto la bolsa, que había soltado el tapón mucoso y me enviaron para casa, pues me dijeron que todavía tenía para largo. Volvimos los tres a casa sobre las 6:00 am y desde que entré en mi hogar el proceso se hizo más fuerte, volví a esa cama del salón que mi pareja preparó con mucho amor y ahí se aceleraron las contracciones. Sentí la necesidad de ponerme a cuatro patas encima de la cama cuando me venía la contracción y vocalizar con la A (tal y como me había indicado una buena amiga que se está formando en canto prenatal y Doula) y me alivio en este proceso tan fuerte y poderoso, sacando la mamífera que había dentro. Cuando la contracción se iba, tendía a tumbarme en la cama y taparme con el nórdico, ya que tenia temblores y mucho frío. Mientras, Concha me cuidaba y vigilaba mi proceso,  yo no podía caminar, vomité mucho y me deje llevar por lo que mi cuerpo me pedía. No pensé… solo me concentraba en lo que sentía… Sentí que una energía muy fuerte me acompañaba y además estaba ella a mi lado, acompañándome, sosteniéndome… Durante las últimas contracciones en casa grité a Dios y a mi madre y en ese momento mi Doula intuyó que ya estaba muy cerca y le dije que nos fuéramos al hospital, tenía ganas de empujar,  ya eran más de las 10.00 am ¡Las horas más intensas de mi vida!

De camino al hospital, no deje de agarrar a Concha mientras Samuel conducía y mantenía la calma. Yo no quería desconcentrarme y no quería saber por dónde íbamos así que cerré los ojos y continúe vocalizando con la A cuando me venía la contracción y abrazando a Concha muy fuerte. Y así llegamos a la puerta del hospital a las 11:00 h, donde sentí la explosión de agua en mi interior. Ya estaba de 9 cm cuando me miraron, pasando directamente a la habitación de dilatación, donde me encontré con Nuria, una matrona que ya conocía, que me transmitía muy buena energía y con la que había querido  estar en mi parto. En la habitación volví a intentar incorporarme y a vocalizar con la A, sin importarme nada y solo concentrada en el proceso. Concha y Nuria estaban a mi lado.

En ese momento las pulsaciones de Iara, mi chiquitina, empezaron a bajar y decidieron hacer la prueba de ph, que no salió bien del todo ya que las aguas no habían sido claras, pero yo continúe tranquila y calmada, confiando en la matrona, en el equipo médico que me había tocado,  Con mi Doula a mi lado, también vigilante, me pasaron a paritario y allí comencé a empujar con todas mis fuerzas, muy concentrada en darlo todo de mi ser para que mi niña pudiera salir bien al mundo. Cerré los ojos, seguí empujando cada vez que yo lo sentía y al fin le toque la cabecita, fue muy emocionante. La ginecóloga indicó que le daba 20 minutos a la matrona para que la niña saliera, de nuevo empujé con todo mi ser y aunque continuó saliendo, no tuve suficiente tiempo para sacarla espontáneamente porque la niña se estaba estresando y sus pulsaciones bajaban, pero yo seguía calmada y confiada en el equipo médico y muy concentrada… fuerte, me sentía una mujer muy fuerte, y sentía que todo iba a ir bien. Finalmente la ginecóloga decidió usar una ventosa, el kiwi,  y de un empujón,  donde yo sentí fuego,  ¡¡Iara nació al mundo!! Y yo grité a Samuel para que viniera verla…

La pediatra la examinó, estaba perfecta  y enseguida me la dio piel con piel, la abracé y fue un momento absolutamente maravilloso con una fuerza, una seguridad, un amor y una paz indescriptibles.

De allí nos pasaron a la sala de dilatación, la pequeña ya comenzó a mamar, mi Doula se marchó y nos quedamos durante unas horas,  enamorándonos los tres con total respeto del personal del hospital.

Tuve el parto que yo quería, natural, feliz, con alegría y amor en todo momento. Ahora me siento una mujer más fuerte y empoderada que antes y me gusta recordar mi parto, a veces hasta me río sola de muchos momentos graciosos, me encanta la fuerza y la mamífera-animal que saqué de mi interior.  Fue mágico y poderoso.


Agradezco enormemente a mi compañero de camino Samuel por comprenderme y apoyarme en todas mis decisiones con respecto al parto, y su calma, tranquilidad interior y saber estar que me transmitió en todo momento. A mis padres por apoyarme también y animarme a que contara con una Doula. A Concha, por toda su sabiduría, fuerza, ternura y por el apoyo emocional y espiritual desde que la conozco. Y a Laura por haberse dirigido a mí y por la recomendación de contactar con una Doula.
  
Gracias a todos vosotros tuve el parto que quería, natural y mágico, como lo es dar vida y traer a un nuevo ser al mundo.





domingo, 3 de marzo de 2013

belleza Y confianza









 La serenidad y la belleza de este vídeo me han impactado. Me gusta creer que son tres generaciones que se transmiten confianza, que se apoyan, que comparten su experiencia en la Naturaleza, que se funden con la sabiduría de los animales en su estado más puro… 
Cada cual que le dé su propia interpretación.