Entradas

Mostrando entradas de abril, 2015

Cambios

Imagen
Pues sí. Las cosas están cambiando a raíz del informe doulas. Las mujeres están hablando, se están manifestando en la consecución de sus derechos, como parir en casa, parir en un hospital con “Casa de partos”, parir con una Doula aunque para ello tenga que aumentar el número de miembros de su familia y de sus amigas… porque no se le puede negar la elección de una persona como acompañante, quien la mujer elija. Así está reflejado en todos los documentos oficiales de atención al parto. Y por suerte también, son más las matronas –de atención primaria y hospitalaria, de parto en casa- que se acercan sin temor a conocernos y a cambiar impresiones, lo cual me encanta y me emociona. Porque como he comentado siempre, a todas nos interesa lo mismo: el cambio en el paradigma del nacimiento hacia una normalización y una menor intervención tecnológica.
Después de épocas de crisis, la población sufre un diezmo pero quien permanece, resurge refortalecido al haber aprendido prácticas de supervivencia…

Huracán interno

Imagen
Algunas veces creo llegar a un punto en que ya me da igual todo… entro en una burbuja de sentimientos encontrados en los que se me apodera la tristeza al ver la realidad que me rodea. Y siento que me quedo paralizada, esperando a ver qué sucede…
Por mi cabeza pasan imágenes, ausencias, algo que podría hacer y no hago, masacres, secuencias de experiencias, guerras inútiles, cosas que podía haber hecho y no hice, pérdidas, política corrupta que lleva a los países a la miseria, palabras que debía haber dicho y no dije, luchas de poder, recuerdos, injusticias, situaciones que me gustaría solucionar, momentos que no sé gestionar...
Poco a poco una especie de melancolía me invade y me deja bajo mínimos, al ralentí, cual si de coche viejo se tratara. A veces, aparecen algunos dolores físicos ya olvidados para recordarme que no baje la guardia…
Y tengo ganas de llorar. Muchas. A veces me dejo llevar y derramo algunas lágrimas a escondidas. Otras, respiro y desde el abandono dejo que las ganas pa…