Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2016

Fotografías de partos (y videos)

Imagen
Últimamente las redes sociales están invadidas de fotografías y de vídeos de mujeres pariendo. Realmente hay algunas preciosas, muy emotivas. Sin embargo, como he comentado hace un rato con un grupo de compañeras, a la mayoría les sobra algo, para mi gusto.
Sobra gente. En una fotografía donde veo un  montón de manos alrededor de un bebé que termina de pasar por el canal de la vida, se me erizan los vellos imaginando qué puede sentir esa criatura ante un tacto que no es la suavidad del líquido amniótico o, como mucho, las manos y el regazo de su madre. Y qué puede sentir ante un murmullo de voces que le impiden escuchar la única que tiene en sus registros desde el inicio de la multiplicación de sus células: la de su madre.
Sobra luz. Entiendo que los profesionales utilizaran tecnología punta para sacar esas fotos, pero aún así, veo demasiado iluminada la figura del bebé que termina de pasar de un estado de semipenunbra a una luz demasiado fuerte, por mínima que sea ésta, para unos ojos …

El "doulo" de la doula.

Imagen
El otro día, cuando estaba pendiente del parto de mi sobrina, ésta me dijo que le sabía mal llamarme por la noche para que fuera a su casa, pues tenía que desplazarme en coche ya que vive en un pueblecito cercano a Valencia y sabe que me molesta conducir de noche. Yo le comenté que no se preocupara por ello porque, fuera la hora que fuera y a pesar de que yo conduzco mi coche desde hace muchos años, me llevaría su tío, o sea mi marido.
Se quedó un poco sorprendida cuando le dije que era él quien normalmente me llevaba cuando tenía que ir a un acompañamiento o a un parto, fuera la hora que fuera, ya estuviera lejos o ya cerca. Y no es porque yo no pudiera hacerlo sola, o tuviera reparos en conducir de madrugada, sino porque él, Marido, siempre está dispuesto a acompañarme especialmente se es de noche porque sabe que no me gusta conducir en la oscuridad.
Y le dije a mi sobrina “es que tu tío es el doulo de la Doula” y nos echamos unas risas.
No es la primera vez que lo digo, porque todo l…

PARIR

Imagen
¡Qué preciosa palabra! Me suena a fuerza, a esplendor, a Vida.
Parir es el resultado de un maravilloso viaje iniciático de diez meseslunares que comienza tras el seductor baile entre un óvulo y un espermatozoide en una mágica danza que culmina con la penetración y fusión de uno en otro y una rápida multiplicación de células que van conformando al bebé intrauterino.
Parir es un hecho fisiológico normal, potente e involuntario que se produce cuando el bebé decide que está preparado para nacer y comienza a transmitir señales al cerebro de su madre,  y que tiene lugar mediante un potente reflejo de expulsión, el más fuerte que puede experimentar una mujer: el reflejo de eyección del feto.
Y puesto que parir es un hecho fisiológico natural e involuntario, de la misma forma que lo es respirar, o hacer la digestión o incluso –y aunque sea escatológico- defecar, no necesitamos que nadie nos diga cómo hemos de hacerlo.  Ni cómo respirar. Ni en qué postura colocarnos. Ni tan siquiera que nadie aco…