Carta de una madre a una madre joven.

Esta carta se la escribí a mi primogénita tras el nacimiento de su primer hijo,  mi primer nieto, en enero de 2007.
Posteriormente la envié a una revista en la que se ganó un premio... que nunca recibí.   Aunque tampoco nos hubiera servido de mucho porque era un lote de biberones... y mi nieto tomó teta durante 25 meses.

"Querida hija:
Son estos momentos de grandes inquietudes. Acaba de nacer Ibai, tu hijo y este acontecimiento despierta en mí una necesidad imperiosa de comunicarme contigo, de expresar la emoción que siento.
Antes que nada, quiero decirte lo orgullosa que estoy de ti, o mejor, cuánto me llena verte como a una madre con plena conciencia y con todo el amor que tienes para arrullar a ese hijo tuyo, tan querido, tan deseado.  Cómo has sacrificado tu bienestar para parir de la mejor manera para tu niño. Cómo has resistido el dolor, el cansancio, el miedo... ¡Qué excepcionalmente te has comportado!

Verás que tu hijo te hará sentir cantidad de sensaciones: alegría, sueño, inquietud,  miedo... pero no temas. Las madres somos protectoras celosas de nuestros hijos.  Aunque a veces en demasía porque son nuestros retoños. Y siempre, siempre, por muchos años que pasen los hijos serán los cachorros y la madre extenderá sus alas con instinto protector.

Aprovecha y disfruta cada momento de la existencia de tu bebé, pues la vida pasa rápido. Tal vez demasiado rápida para reconocer todo lo que nos brinda. Ámalo y respétalo con un amor incondicional, como a ti te gusta que te quieran.

Quiero pedirte perdón por todas las veces que te hayas sentido agobiada por querer compartir contigo cosas que, tal vez, no te correspondían. Es una lección que he de aprender de la Vida pero que me resulta difícil: aunque sepa que los cachorros abandonan el nido cuando llega el momento, no es fácil aceptar la realidad.
Supongo que me pasará lo mismo con tus hermanos, pero de otra manera más sosegada.  Siento que mi vínculo hacia ti es más fuerte por el hecho de ser mujer tú también (no así el amor que siento por vosotros tres que es inmensurable).
Quiero decirte que siempre estaré a tu lado, aún cuando creas que no me necesitas.  Que puedes contar con mi apoyo y mi presencia cuando lo consideres.

Vive plenamente tus sentimientos como madre y como mujer.  Es un privilegio que sólo la naturaleza nos ofrece a las féminas.  No temas expresarlos pues siempre encontrarás a alguien que te escuche y entienda, como mujer, lo que te suceda. Toma conciencia de estos momentos, son los que te harán crecer y ser feliz.

Te quiero, con todo el amor que la Vida me ha reservado para ti".


Comentarios

  1. Concha...me has emocionado,seran las hormonas,seran estos dos pequeños que me fluyen dentro,que carta tan acertada y que preciosas palabras.
    Toda madre deberia sentir y expresarlo así,espero ser capaz de hacerlo con mis hijos,abrir mi alma.
    Un beso Amama.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra verte por aquí, cariño. ¿Dos pequeños dentro? Mmmm... te escribo rápido.

    Un fuerte abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Yo también me emocioné al leer ésta carta,y mientras la leía escuchaba la voz de mi madre leyéndomela. Porque por suerte aunque hace 15 años que no la tengo conmigo todavía puedo recordar su voz hablándome.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que tu madre tuvo palabras para ti cuando fuiste madre pues en muchas ocasiones no se sabe qué decir... Seguro que la llevas en tu corazón y ella, esté donde esté, vela por ti.
      Bienvenida a mi blog y gracias por tus palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Concha me enamoras una y mil veces cada vez q te leo !!! Qué preciosas palabras ! Emocionada nuevamente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como te he dicho por face ¡lo tuyo sí que es amor incondicional! Gracias preciosa.
      Cuando escribí estas palabras estaba sumida en un tsunami de emociones, la abuelidad despertó en mí una serie de emociones que no despertaron durante la maternidad...
      Ver a mi hija convertida en madre, todavía con la placenta recién alumbrada y a su bebé en su pecho es algo indescriptible... lo recuerdo y se me eriza la piel.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Gracias mi Carolina, sé que te sale del corazón.
      Te abrazo, amor.

      Eliminar

Publicar un comentario

Dime tu OPINIÓN, por favor, me interesa y mucho porque saber que a alguien le atrae lo que escribo, me anima a seguir haciéndolo.

Si no usas ninguna cuenta, ELIGE la opción Nombre/URL, luego ESCRIBE tu nombre o nick y deja en blanco URL.
Dale a continuar, escribe tu comentario, pincha en PUBLICAR un comentario...

Gracias por hacerlo.

Lo más popular este mes

El papel del padre en la lactancia (y en lo demás…)

Fibromialgia

Siete cosas que debes saber sobre el PUERPERIO

Compartir información en las redes sociales

¿Necesito una Doula?

Relato de parto: nacimiento de Eneko en semana 35

Cuando los bebés deseados no llegan...

“Yo soy la Doula y me iré, tú siempre serás la abuela”

Grupos de apoyo y asesoras de lactancia. Ayuda PROFESIONAL