Entradas

Entrada preferida este mes

Abuelos: criando más allá de los 60

Imagen
Me remoto a hace más de 40 años. Marido trabajaba en una gran empresa de muebles, era Jefe de Producción y Director de Personal. Tenía un salario decente.Yo, por mi parte, trabajaba como Secretaria de Dirección en la financiera de un gran banco y, aunque era algo que no me satisfacía, mi jornal era… medio decente. Teníamos que vivir, pagar un piso de alquiler y una hipoteca que ir amortizando.
Estando en esta empresa me quedé embarazada. Marido y yo hicimos planes para cuando naciera el bebé (no sabíamos qué era, no existían las ecografías). Por deseo mío y de común acuerdo, decidimos que yo dejaría este trabajo para quedarme en casa y CRIAR, cuidar del bebé y de los venideros. Yo no sabía de la existencia de Bowly y su teoría del apego, no sabía nada de Reich, ni que existía Nils Bergman y sus estudios sobre los primeros 1000 días, no sabía nada de crianza… me dejaba guiar por mi deseo de ser madre y por lo que mi cuerpo mamífero me pedía.
Mi madre, mujer sabia donde las hubo, un día en…

Autogestión emocional y psicológica de la doula.

Imagen
Partiendo de la definición más habitual de que una doula es “la mujer con experiencia y formación que acompaña emocionalmente a otra mujer en uno o varios procesos durante su maternidad”, sería lógico entender que, para acompañar en sus emociones a otra mujer, la doula debería mantener las suyas en perfecto estado de armonía. Y para ello es preciso, además de formarse constantemente, mirarse y revisarse durante el periodo que duren los acompañamientos.
Por eso es importante el trabajo personal y tener sentido crítico para no darlo todo por válido.
Conocer e interpretar las distintas emociones y sentimientos para poder identificarlos en nosotras mismas, gestionar nuestras emociones “negativas”, expresándolas, poniéndoles nombre y aceptando que también están en nosotras porque tienen un sentido de supervivencia, porque forman parte de nuestro desarrollo evolutivo. Las emociones necesitan ser comprendidas para evitar que resulten dañinas en un momento concreto durante un acompañamiento.
P…

La madre de la madre y la doula.

Imagen
Una de las mentiras que dijeron en el fatídico informe doulas de 2015 era que apartábamos a las mujeres de su familia, de sus parejas, de sus madres… y no sólo es una falacia, sino que, en ocasiones, somos las doulas quienes favorecemos el acercamiento entre la madre de la madre, y la recién nacida madre. ¿Que resulta lioso? Me explico.
La relación madre-hija suele ser, muchas veces, conflictiva por naturaleza, al menos en culturas occidentales. Cuando una hija se convierte en madre hay una serie de circunstancias que, de entrada, propicia diferencias e incluso, en ocasiones, alejamiento.
No voy a hablar de eso ahora. Si os apetece documentaros, hay mucho escrito sobre ello (Mujeres que corren con lobos, de Clarissa Pinkola Estés, Ser mujer.Un viaje heroico, de Maureen Murdock, amén de webs y blogs en los que se plasman estudios y vivencias).
A través de mi experiencia en acompañamientos, he podido ver varias actitudes entre la hija, futura madre, y la madre de la madreHay embarazadas …

cOsas de pArtos

Imagen
Me termino de levantar y escribo sumergida, todavía en un baño de oxitocina.
Ayer acompañé a una madre en el nacimiento de su hija, su segundo parto, el primero hospitalario e inducido. Parió en su casa, con tres matronas expertas, con la presencia de su compañero y de su hijo de cinco años, que entraba y salía de la estancia. Un nacimiento respetuoso, en un entorno privilegiado por ser el hogar de la familia. Atendido con profesionalidad y experiencia. Acompañado con amor. Con todo el tiempo necesario, sin prisas, sin presiones, sin exigencias. Sabiendo, en todo momento, que el parto transcurría bien porque este era el nacimiento que deseaba con todo su corazón para su hija.
Acompañar emocionalmente en un parto, es un acto basado en la confianza mutua, entre la mujer que pare y la doula que acompaña, de otra forma no podemos soltar el cuerpo, abrir el alma, confiar, sentir lo que está ocurriendo, dejando de lado la mente racional y con ella, los miedos.
En este estado placentero, me acu…