Entradas

Vuestra entrada preferida este mes

Bajada de defensas y mirada interior.

Ayer conocí a una mujer encantadora. Estaba buscando doula para que la acompañara en su segundo embarazo, parto y posparto. Al presentarse, me dijo que sabía muy bien quien era ella y qué es lo que quería en la vida, había llegado a conocerse a través de viajar mucho por el mundo y de un profundo trabajo personal…
La conversación que mantuvimos me ha dado pie a escribir esta entrada después de un tiempo apartada del mundanal ruido a causa de un parón, digamos... forzoso.
En enero de este año falleció mi madre. El hecho en sí, al margen de lo que supone la pérdida definitiva de un ser querido, para mí no tiene mayor importancia. Nacemos para morir. Y así lo tengo integrado, y así llevo mi duelo en el día a día.
Sin embargo, este suceso ha llevado añadido una serie de circunstancias que sí me han supuesto un agotamiento físico y emocional. Vaciar y vender una vivienda con más de sesenta años de enseres y recuerdos, no es plato agradable de digerir.
Dicen, y así lo creo firmemente, que no e…

Doula: ¿dirigir, ayudar, salvar, ACOMPAÑAR o marketing y negocio?

Imagen
Aunque ya hay varias personas que se han interesado por la formación de Doulas Diez Lunas, este año no va a salir a la palestra. Son varios los motivos que me llevan a dejarla por ahora, aunque no sé si será definitivamente, lo confieso.
Tengo claro que soy bastante purista en este tema. Desde la experiencia en mi propia formación y desde los acompañamientos que he realizado a mujeres en distintos procesos, he llegado a la conclusión de que, la inmensa mayoría de los temas que se proponen en formaciones varias, no son necesarios para acompañar emocionalmente a una mujer, y en ocasiones a su pareja, en su proceso de ser madre, familia.
Hace años ya, estuve en un grupo virtual junto a otras doulas trabajando por ese tema, y no llegamos a acuerdos. A día de hoy, y la vista de lo que ya estoy viendo en el mercado, seguimos igual. Me pregunto qué conceptos tendrán las personas que organizan formaciones cuando meten temas que nada tienen que ver con este hecho de caminar y acompañar emocional…

Custodia compartida: las niñas y los niños “maleta”.

Imagen
Hace unos días hablaba con la nieta adolescente de una amiga. Estaba muy callada, algo poco habitual en ella y le pregunté qué le pasaba. Me dijo que estaba triste porque su mejor amiga le había dicho que se sentía como una maletaporque cambiaba todos los días de casa al estar sus padres separados y tener la custodia compartida. Le comentó que la situación le hacía estar muy confusa porque cuando buscaba su mejor pantalón estaba en la otra casa, si quería escuchar cierta música se la había dejado el día anterior en casa de su madre, o de su padre, y así con todo. Además de lo que se suponía adoptar una actitud distinta según estuviera con una o con otro, ya que, en temas de educación, coincidían poco. La chiquilla le contaba a su amiga que estaba harta y que tenía ganas de cumplir 18 años para marcharse de casa.
Reconozco que me quedé impactada porque, tristemente, esta es una realidad cada vez más habitual. Los hijos parecen moneda de cambio cuando una pareja se separa y esta mala r…

Frente a saturación... reflexión.

Imagen
Estoy agotada, sí. Desde hace unos meses –desde que murió mi madre- vengo arrastrando cierto agotamiento físico y mental. Transitar un duelo necesita disminuir la actividad y como no lo he hecho, he llegado a esta situación en la que me encuentro. Soy muy consciente de ello porque, mi cuerpo, me lo está diciendo.
Estoy agotada de ver incongruencias, de ver cómo se dicen unas cosas y se hacen otras. Harta de ver cómo se nos trata de tontas, de incapaces. Porque ahora necesitamos manuales para ser mujer, para alimentarnos, para llevar una vida sana, para tener la regla, para vivir un embarazo, para parir… Y, sobre todo, para criar. Y lo que es más triste, agotada de ver cómo somos, por un lado, las mujeres las que arremetemos contra nosotras mismas y, por otro, incomprensiblemente, quienes compramos todas las motos que nos venden.
Hablaba días atrás con una Amiga, con la doula que me doulea, comentábamos que estamos perdiendo el norte y que tal vez sea porque todas queremos sacar cacho de…

Lanzarote, tierra de fuego. Cumpleaños y senderismo.

Imagen
A veces, cuando le decía a mi madre que no podía hacer tal o cual cosa porque no tenía edad para eso, me respondía “¡Ay, hija, no soy consciente de la edad que tengo si no es porque me miro al espejo…”

Algo así me sucede a mí: si no miro las fotos que me hace Marido, no me doy cuenta de voy camino a otro cambio de década, porque, ciertamente, para muchas personas con relativa buena salud, la edad puede ser un estado mental. Y lo afirmo tras estos días en Lanzarote con un grupo de personas, dieciséis contándome yo, que oscilamos entre los sesenta y alguno, y los setenta y pocos años.




Este viaje estaba previsto desde hacía tiempo y aunque no tenía claro que pudiera ir, pues mi madre todavía estaba con vida, sí era una escapada que me hacía mucha ilusión.Siendo que la mujer que me parió se marchó para siempre en el pasado mes de enero, pude integrarme en esta expedición con las y los compañeros de las marchas habituales de Marido. Lanzarote es una isla especial, de eso no cabe duda. Con s…

Círculo de Maternidad: hablan las madres.

Imagen
A menudo escuchamos decir aquello de que, a veces, pasan trenes que hay que coger para no perder la oportunidad de hacer algo. Este fue mi caso en 2015. Comencé la formación en Salud Mental Perinatal, con Isabel Fernández del Castillo e Ibone Olza y a través del Instituto Europeo de Salud Mental Perinatal. Y fue una gran decisión.
Para mí, quesoy Doula, fue un descubrimiento tanto de los contenidos impartidos en los distintos seminarios, como de las personas que allí conocí, mayormente psicólogas, con algunas de las que, a día de hoy, mantengo una bonita relación.
Después de esos meses estudiandolas emociones que envuelven a las mujeres durante su maternidad,las patologías que se pueden derivan según las experiencias vividas, y viendo la soledad real en que se sumerge una mujer desde el momento que decide ser madre y especialmente en el puerperio, decidí que organizaría un Círculo de Maternidad, sin clases magistrales, sin directrices ni apenas condiciones, y desde el voluntariado por m…

¿Por qué cuesta tanto entender lo que hago?

Imagen
Cuando me preguntan qué hago durante los acompañamientos a madres y respondo que NADA, la gente se queda ojiplática ¿nada? ¿entonces qué sentido tiene tener una doula? ¿para eso se estudia? ¿y por eso se paga?
Puede que tenga que cambiar mi respuesta para poder “venderme” mejor, pero lo cierto es que, si algo tengo muy claro, es la sinceridad con que debo de presentarme.
Cuando digo que no hago nada es porque yo no hago preparación para la maternidad, ya que, cada mujer es un mundo y como tal vivirá y se enfrentará a su embarazo, parto y posterior crianza: lo hará como es ella y con las herramientas que cuente con cada hija o hijo que traiga al mundo, al ser todos y cada uno, distintos también en su esencia.
Y porque además es un proceso cambiante donde no hay dogmas ni valen reglas, donde las situaciones se resuelven en el momento, donde en cada ocasión se utiliza un recurso.¿Te imaginas que antes de respirar tuvieras que recordar cómo hacerlo? ¿Y cada vez que necesites orinar leer un …