Entradas

Entrada destacada este mes

Adiós, MADRE, y GRACIAS.

Imagen
Al final te has marchado, madre. Tu cuerpo no pudo aguantar semejante paliza. Te enviaron a casa porque no podían hacer nada más por ti, y a pesar de la aparente mejoría, y aún bien consciente, decidiste que te querías morir.
¿Sabes una cosa? Yo estaba muy enfadada. Con todo el mundo. Con la tecnología por tanto avance, con los médicos por pautarte tanto medicamente, con el personal sanitario por hacer su trabajo tan bien hecho, pero a sus horas, no las tuyas. Estaba enfadada contigo por alargar tus días, estaba enfadada conmigo porque no podía soportar tanto dolor…
Tu vuelta a casa me causaba pavor ¿cómo íbamos a poder cuidarte? ¿cómo íbamos a proporcionarte los cuidados médicos que tenías en el hospital? Sentía que no iba a ser justo porque todo iba a recaer en Cristina, por ser enfermera.
Y prácticamente así fue ¡Ahhh! Pero no es lo mismo atender a cualquier persona enferma que a tu propia madre en su lecho de muerte. Y para ella, para mi hermana la pequeña tampoco ha sido nada fácil,…

Sentimientos encontrados

Imagen
Cuando la ingresaron en el hospital hace doce días, con una grave complicación respiratoria a consecuencia de algún maldito virus, pedí a mi Dios que, si iba a sufrir se la llevara enseguida. Sin embargo, aquí sigue y en este tiempo que ha transcurrido, su deterioro es muy notable.
Sigue conectada al oxígeno, mascarillas con broncodilatadores, antibióticos, corticoides, paracetamol, sueros con sodio… y toda cuanta medicación consideran necesaria en la unidad que la están tratando.  Acostada en decúbito supino, con pañales, con enemas para poder vaciar su intestino, con una dieta triturada a base de papillas… sin poder beber agua ni líquidos por evitar el riesgo de un atragantamiento.  Sin poder articular palabra, con la boca llena de hongos, con sus cuerdas vocales atrofiadas y haciéndose entender a base de señas. Con los brazos morados a consecuencia de tanta vena y arteria perforada para analíticas y gasometrías, de tantas cánulas para tantos goteros…
¡Me rompo de dolor al verla así! ¡Es…

No tengo tiempo para propósitos

Imagen
No tengo tiempo para hacer propósitos. Mi tiempo, ahora, es para vivir a tope y de la mejor forma posible según mi situación y mis prioridades.
Mirando lo que tengo a mi alrededor y agradeciendo por todo ello. Por nacer donde nací, crecer donde crecí. Y por seguir habitando en un lugar mucho más amable que otros.
Viendo madurar a mi hija, a mis hijos; viendo crecer a mis nietas, a mis nietos. Y acompañando a mi madre en su vejez, mientras su luz es cada día más mortecina y la llamita que la mantiene, se va apagando.
Acompañando a cuanta mujer acuda a mi lado y quiera que la siga en su camino. Durante su maternidad, en su embarazo, cuando llegue el momento de su parto, si se siente sola en su puerperio…
Es tiempo de vivir el momento presente buscando la manera de no quedarme estancada, manteniendo mi curiosidad viva, aprendiendo, compartiendo enseñanzas y risas. Algún llanto, también si surge. Caminando por el monte, practicando Pilates y bailando danzas tribales con más mujeres, de forma q…

SIETE puntos a tener en cuenta cuando estás embarazada… y no suelen contarte.

Imagen
¡Enhorabuena!  Ya estás embarazada y has colmado tu ilusión.  Felicidades también si este bebé ha venido por sorpresa porque salvo que tomes otra determinación, el embarazo transcurre de la misma forma física (en teoría) en ambas circunstancias.
Hace años, cuando una mujer andaba a la búsqueda de su embarazo, se enteraba porque había pasado un tiempo y no tenía regla. Normalmente a la segunda falta se hacía el test de embarazo o una valoración de gonadotrofinas para saber en qué estado se encontraba.
En ocasiones me pregunto si la tecnología favorece o por el contrario perjudica el funcionamiento normal de las cosas. Hoy, apenas hay retraso de un día en la menstruación, las mujeres compran corriendo los predictores y demás, con lo cual una sabe que está embarazada casi… al día siguiente. Y valga la exageración.
A partir de entonces, comienza el nerviosismo en muchas ocasiones. Decírselo a todo el mundo, pedir hora para comenzar con las pruebas, y sobre todo comprobar que hay latido… porq…

Procesando emociones tras la II Jornada en Salud Mental Perinatal Terra Mater.

Imagen
Como suele ocurrirme cuando paso por un proceso emocional intenso, me cuesta conciliar el sueño. Y si bien anoche me dormí rápidamente, esta mañana me he despertado sin apenas luz en el cielo. Eran las 6 h y mi ser completo estaba procesando lo visto, escuchado y sentido este viernes y sábado pasado en Madrid, en la II Jornada en Salud Mental Perinatal, máxime cuando se han expuesto y desmenuzado diversos casos clínicos. Así es que hoy, domingo 3 de diciembre siento la necesidad de plasmar, de algún modo, estas emociones que van apareciendo.
Decidí ir a esta Jornada a pesar de no ser psicóloga ni personal sanitario porque me interesan las mujeres y las emociones que las envuelven durante sus maternidades. Porque cada vez estoy más convencida de que no podemos separar los procesos físicos de los emocionales y puesto que acompañar en algunos de ellos es mi papel como doula, no quiero parar de formarme porque siento que es mi manera de seguir creciendo para aportar lo mejor de mí en cada …

CUATRO cosas a saber antes de estar embarazada y que nadie te cuenta.

Imagen
¿Te has preguntado alguna vez eso de “si lo hubiera sabido antes”? Pues sí, hay cosas que una descubre cuando está embarazada y que lamenta no haber estar informada con anterioridad. Te voy a contar, desde las vivencias que me ha dado la Vida y los acompañamientos que he realizado, unas cuantas situaciones que puedes evitar si antes te haces las preguntas y hallas las respuestas.
1.De entrada, te voy a decir que ser madre es una opción muy personal. O debería de serlo. Que no tienes que ser madre porque “se te pasa el arroz” o porque tu pareja quiere tener hijos (y a ti te da igual), o porque quieres tener alguien que te cuide cuando sea mayor, o porque todas tus amigas tienen niños y tú no...  La maternidad es un estado que dura toda la vida y por tanto considero que debe de ser una elección meditada y consensuada con tu pareja y padre (o madre) de la criatura,  si la tienes.Porque te va a cambiar la vida, quieras o no. No diré que, a mejor, ni a peor, simplemente que cambia. Y mucho. E…