Entradas

Vuestra entrada preferida este mes

Relato de parto vaginal con oxitocina sintética y sin epidural.

Es sabido y estudiado que escuchar, leer relatos de partos tiene efectos positivos para las mujeres, tanto para quienes lo cuentan, como para quienes los leen.
Algunas de las mamás que he acompañado en sus partos, quieren contar su experiencia, como podéis ver en este blog. Unas las han relatado en primera persona y otras, como es el caso que me ocupa ahora, han preferido que sea yo quien lo haga desde mi visión de acompañante.
Muy resumida, esta es la experiencia de una madre primeriza en su parto. Como ella me ha dicho, la finalidad es que otras mujeres sepan que sí se puede, que a pesar de la dureza de los momentos, se puede parir sin epidural ¡y con oxitocina sintética!
Gracias, hermosa mujer. No voy a volver a repetir todo lo que ya hemos comentado. El privilegio, finalmente, ha sido mío al estar a vuestro lado.

Madre primeriza que me llega embarazada de 22 semanas, a través de una amiga suya Doula también. Me pide acompañamiento durante embarazo y parto especialmente.

De entrada, mue…

Cuatro cosas antes de estar embarazada que no te dirán por ahí

Imagen
¿Te has dicho alguna vez eso de “si lo hubiera sabido antes”? Pues sí, hay cosas que una descubre cuando está embarazada y que lamenta no haber estar informada con anterioridad. Te voy a contar, desde la experiencia que me ha dado la Vida y los acompañamientos que he realizado, unas cuantas situaciones que puedes evitar si antes te haces las preguntas y hallas las respuestas. 1. De entrada, te voy a decir que ser madre es una opción muy personal. O debería de serlo. Que no tienes que ser madre porque “se te pasa el arroz” o porque tu pareja quiere tener hijos (y a ti te da igual), o porque quieres tener alguien que te cuide cuando sea mayor, o porque todas tus amigas tienen niños y tú no...La maternidad es un estado que dura toda la vida y por tanto considero que debe de ser una elección meditada y consensuada. Porque te va a cambiar la vida, quieras o no. No diré que, a mejor, ni a peor, simplemente que cambia. Y mucho. En una ocasión escuché decir a una persona muy apreciada por mí que

Ejerciendo como madre, como padre...

Imagen
Cada vez más me acuerdo de lo que me decía mi padre, especialmente de aquellas frases hechas que utilizaba como sentencia y que a mí me daban tanta rabia.Hoy me acuerdo de ti padre, de cuando me decías… “cuando tú vas, yo he ido y he vuelto”
Mis padres, creyendo siempre que hacían lo mejor (como TODOS los padres) y a pesar del sacrificio que supuso en algún momento para ellos, me llevaron a un colegio de monjas del que salí con casi 18 años.Me considero una mujer muy abierta, liberal, respetuosa, para nada mojigata en temas de sexualidad, tolerante con las opciones de vida que cada cual escoja. Soy una mujer con muchas inquietudes, con curiosidad por un montón de cosas, con ganas de vivir y de aprender… Hago deporte, acudo a círculos de mujeres, ayudo a mis hijos cuando lo necesitan. Soy Doula…
Digo todo esto para manifestar que, a pesar de haber tenido una educación patriarcal y represiva por un padre niño de la guerra, por una madre ama de casa y sumisa, por un colegio de monjas cató…

Septiembre: limpiando y preparando el otoño

Imagen
Comienza septiembre, se acerca tiempo de introspección, y con ello retomo, poco a poco, el comienzo de mis actividades. El Círculo de Maternidad, los acompañamientos que quedaron parcialmente suspendidos durante las vacaciones, las clases de Pilates y alguna que otra cosilla más.
También he dejado algunas prácticas por imperiosa necesidad de disponer de más tiempo libre, y aunque sé que las echaré de menos, también soy consciente de que ganaré en calma y tranquilidad, así es que bienvenidas fueron, gracias y adiós.
Como suelo hacer en esta época, comienza mi revisión y deshecho de aquello que considero ya no necesito. Armarios, cajones, zapatos, ropa… Ordenador, textos, imágenes, enlaces… Y Facebook (es la única red social en la que participo), la eliminación de contactos que están por aquí y nunca levantan la mano por mucho que les anime a hacerlo.
No deja de ser curioso, porque, no se me ocurre entrar en una página de aficionados a los toros para no decir nunca nada puesto que, a mí, l…

Doula: ¿dirigir, ayudar, salvar, ACOMPAÑAR?

Imagen
Aunque ya hay varias personas que se han interesado por la formación de Doulas Diez Lunas, este año no va a salir su oferta. Son varios los motivos que me llevan a dejarla por ahora, aunque no sé si será definitivamente, lo confieso.
Tengo claro que soy bastante purista en este tema. Desde la experiencia en mi propia formación y desde los acompañamientos que he realizado a mujeres en distintos procesos, he llegado a la conclusión de que, la inmensa mayoría de los temas que se proponen en formaciones varias, no son necesarios para acompañar emocionalmente a una mujer, y en ocasiones a su pareja, en su proceso de ser madre, de convertirse en familia.
Hace años ya, estuve en un grupo virtual junto a otras doulas trabajando por ese tema, y no llegamos a acuerdos. A día de hoy, y la vista de lo que estoy viendo en el mercado, seguimos igual. Me pregunto qué conceptos tendrán las personas que organizan formaciones cuando meten temas que nada tienen que ver con este hecho de caminar y acompaña…

Custodia compartida: las niñas y los niños “maleta”.

Imagen
Hace unos días hablaba con la nieta adolescente de una amiga. Estaba muy callada, algo poco habitual en ella y le pregunté qué le pasaba. Me dijo que estaba triste porque su mejor amiga le había dicho que se sentía como una maletaporque cambiaba todos los días de casa al estar sus padres separados y tener la custodia compartida. Le comentó que la situación le hacía estar muy confusa porque cuando buscaba su mejor pantalón estaba en la otra casa, si quería escuchar cierta música se la había dejado el día anterior en casa de su madre, o de su padre, y así con todo. Además de lo que se suponía adoptar una actitud distinta según estuviera con una o con otro, ya que, en temas de educación, coincidían poco. La chiquilla le contaba a su amiga que estaba harta y que tenía ganas de cumplir 18 años para marcharse de casa.
Reconozco que me quedé impactada porque, tristemente, esta es una realidad cada vez más habitual. Los hijos parecen moneda de cambio cuando una pareja se separa y esta mala r…

Bajada de defensas y mirada interior.

Imagen
Ayer conocí a una mujer encantadora. Estaba buscando doula para que la acompañara en su segundo embarazo, parto y posparto. Al presentarse, me dijo que sabía muy bien quien era ella y qué es lo que quería en la vida, había llegado a conocerse a través de viajar mucho por el mundo y de un profundo trabajo personal…
La conversación que mantuvimos me ha dado pie a escribir esta entrada después de un tiempo apartada del mundanal ruido a causa de un parón, digamos... forzoso.
En enero de este año falleció mi madre. El hecho en sí, al margen de lo que supone la pérdida definitiva de un ser querido, para mí no tiene mayor importancia. Nacemos para morir. Y así lo tengo integrado, y así llevo mi duelo en el día a día.
Sin embargo, este suceso ha llevado añadido una serie de circunstancias que sí me han supuesto un agotamiento físico y emocional. Vaciar y vender una vivienda con más de sesenta años de enseres y recuerdos, no es plato agradable de digerir.
Dicen, y así lo creo firmemente, que no e…

Frente a saturación... reflexión.

Imagen
Estoy agotada, sí. Desde hace unos meses –desde que murió mi madre- vengo arrastrando cierto agotamiento físico y mental. Transitar un duelo necesita disminuir la actividad y como no lo he hecho, he llegado a esta situación en la que me encuentro. Soy muy consciente de ello porque, mi cuerpo, me lo está diciendo.
Estoy agotada de ver incongruencias, de ver cómo se dicen unas cosas y se hacen otras. Harta de ver cómo se nos trata de tontas, de incapaces. Porque ahora necesitamos manuales para ser mujer, para alimentarnos, para llevar una vida sana, para tener la regla, para vivir un embarazo, para parir… Y, sobre todo, para criar. Y lo que es más triste, agotada de ver cómo somos, por un lado, las mujeres las que arremetemos contra nosotras mismas y, por otro, incomprensiblemente, quienes compramos todas las motos que nos venden.
Hablaba días atrás con una Amiga, con la doula que me doulea, comentábamos que estamos perdiendo el norte y que tal vez sea porque todas queremos sacar cacho de…