Compartiendo




A lo largo del camino de la vida Nos vamos encontrando con compañeros de viaje que comparten nuestra existencia.
Amigos que dejan huella, experiencias de vida. Es tanto lo que compartimos, que muchas de estas vivencias no podemos recordarlas de manera consciente pero quedan impresas en nuestras células. Experiencias que nos aportan paz, alegría, tranquilidad, amor, disfrute. 

Pero también vivimos experiencias desde la contracción, el estrés, el cansancio, la tristeza.
Si de algo estoy siendo cada vez más consciente es de que cuando me abro al momento y no lucho con la circunstancia o persona que tengo delante, la relajación se hace por sí sola.
La confianza de que todo cambia, de que en cada minuto la vida nos trae un regalo para entender, comprender y aceptar.

Desde tiempos ancestrales se nos ha enseñado que se aprende mejor a través del sufrimiento, del dolor. Hoy pienso y entiendo que el camino es el amor y desde ahí el aprendizaje es armonía, conexión, paz.

Pero a estas mentes enseñadas y cargadas con bagajes ancestrales le cuesta aceptar el mensaje. Y siguen apareciendo “basurillas”, que descubrimos por el camino. Pero amemos también nuestras “basurillas” pues ellas también cumplen su función de enseñanza y despertar.

Es tiempo de aprender desde el amor, el dolor sigue enseñando lecciones de vida, pero amémonos cada vez un poco más, aceptémonos como seres completos y de luz que somos, pongamos  aquí nuestra atención y voluntad y desde ahí todo sigue ocurriendo por si sólo… hacia otro camino.

Celebremos la Vida, agradezcamos a cada ser que se encuentra en nuestra vida su estar, su ser, reconozcamos en el otro nuestras partes porque él muestra mi reflejo.




Comentarios

  1. "No se aprende a través del dolor, sino del amor". Qué gran verdad...

    ResponderEliminar
  2. Pues eso es Concha, has definido de forma muy bonita el día a día relacional. Somos seres "en relación". Con lo bueno y lo malo, siempre aprendiendo.

    ResponderEliminar
  3. Ah, no. El comentario NO es mío (lo ha escrito Mi Hermana). Lo he sacado del Blog de Espai Mon Sa. De todas formas, estamos de acuerdo. Gracias por vuestra opinión.

    ResponderEliminar
  4. "Celebremos la Vida, agradezcamos a cada ser que se encuentra en nuestra vida su estar, su ser"....
    y yo digo ¡¡Gracias!!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias a ti Eva, por volver a este espacio. Es para mí una gran alegría verte de nuevo.

    ResponderEliminar
  6. bueno Concha...no he dejado de leerte ;-)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Dime tu OPINIÓN, por favor, me interesa y mucho porque saber que a alguien le atrae lo que escribo, me anima a seguir haciéndolo.

Si no usas ninguna cuenta, ELIGE la opción Nombre/URL, luego ESCRIBE tu nombre o nick y deja en blanco URL.
Dale a continuar, escribe tu comentario, pincha en PUBLICAR un comentario...

Gracias por hacerlo.

Lo más popular este mes

Sobre las formaciones de doulas (otra vez)

Relato de parto: el nacimiento de Gael.

Adiós a mi padre

Noche oscura del alma

Ejerciendo como MADRE. Y como padre.

Patriarcado e igualdad

Cumpliendo años

Carta a una matrona

Ser madre más allá de cierta edad