No es lo mismo

Este vídeo puede herir susceptibilidades, pero es real.  NO es lo mismo...


Comentarios

  1. ufff no lo he acabado...me he quedado en la episiotomía...
    pero es verdad. si estamos informadas, debemos buscar alternativas...mientras no cambien.
    gracias

    ResponderEliminar
  2. Cuantas imagenes y recuerdos pasando por mi cabeza. Mi primera experiencia como trabajadora de la salud fué en un servicio de paritorios al cual volví trabajar en varias ocasiones más.y tan sólo comentar que aquellas experiencias fueron las determinantes para saber que si tenía un hijo algún día elegiría otro modo para mi y mi hija. Y así fué,Violeta nació en un ambiente de amor y respeto total hacia ella y hacia su familia ,el modo en que nació no era el que yo había programado, pero eso ya no dependía sólo de mi, la vida me enseñó mucho con la elección que se me ponía delante y rendirme más allá de mis deseos a la aceptación y el entendimiento de mi primera lección con mi hija.yo tansólo era el "instrumento" a través del cual ella decidía nacer, y así fué en una cesárea respetada, acompañada en quirófano con mi pareja, acogída por mi hermana y el hermano de Violeta.Enganchada a la teta a pesar de sus 2.250 kgr, acunada y cuidada como "niña canguro". Así que amores mías elegid siempre lo que deseais para vosotras y vuestras hijas,desde la responsabilidad como mujeres adultas que sois,com amor por y hacia la vida.
    Con amor
    Cristina

    ResponderEliminar
  3. ¡Uff! Este tema hiere mi alma de mujer.

    Estar junto a ti cuando nació Violeta es un recuerdo que siempre permanecerá en mi corazón, Hermana. Fue tan grande el momento...

    Eva, este documento hemos de verlo con mucha calma y mucho Amor... de otra forma, no podremos entenderlo.

    Gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  4. ¡Madre mía!¡Qué horror, qué dolor, qué falta de respeto y qué violencia contra la propia vida! Y qué hermoso es ver a la naturaleza actuar por sí misma...Sabemos hacerlo, hemos de confiar en nosotras en este cuerpo de mujer que está lleno de poder y sabiduría. Somos capaces de parir, de mover montañas con nuestra fuerza. Agradezco a la vida ser mujer y haber sabido elegir la manera de traer al mundo a mi hijo. Fue lo más salvaje que he sentido en mi vida, nunca antes me sentí tan enganchada a la vida, a la tierra, al universo...
    Besos y gracias
    Esther

    ResponderEliminar
  5. Qué bien que las mujeres valientes como tú levanten su voz y su ánimo. Pero tristemente no llega a todas... cada cual elige. Esa es la realidad.
    Gracias por darte un paseo por aquí y compartir.

    ResponderEliminar
  6. Ufff, esto me ha hecho recordar...
    Todo mi esfuerzo por querer parir a mis dos hijas y no poder.
    Por parto natural.
    Por circunstancias, tuvieron que realizarme cesareas.
    Y por lo que me termino de dar cuenta, creo no lo he integrado.
    Pues mis lagimas rodaban por mis mejillas.
    Pero gracias hermana, ya hicistes de Doula, sin tu saberlo.
    Gracias por tu coraje.
    Carmen.Te quiero.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Dime tu OPINIÓN, por favor, me interesa y mucho porque saber que a alguien le atrae lo que escribo, me anima a seguir haciéndolo.

Si no usas ninguna cuenta, ELIGE la opción Nombre/URL, luego ESCRIBE tu nombre o nick y deja en blanco URL.
Dale a continuar, escribe tu comentario, pincha en PUBLICAR un comentario...

Gracias por hacerlo.

Lo más popular este mes

El papel del padre en la lactancia (y en lo demás…)

Fibromialgia

Compartir información en las redes sociales

¿Necesito una Doula?

Siete cosas que debes saber sobre el PUERPERIO

Relato de parto: nacimiento de Eneko en semana 35

“Yo soy la Doula y me iré, tú siempre serás la abuela”

Cuando los bebés deseados no llegan...

Confesiones de una Doula después de leer PARIR.