Una nueva maternidad. Libro


Reflexiones de mujeres en la Red.

A raíz de contactar con Erika Irusta para que impartiera el seminario sobre Doulas en la Formación de Diez Lunas, en Valencia, me enteré de la existencia de este libro recién publicado. Presa de mi innata curiosidad, lo compré  y ahora termino de leerlo. Confieso, públicamente (todo lo público que pueda resultar este blog mío) que he estado encantada con su lectura, que he devorado las páginas y que estoy segura de que va a ser uno de esos libros que leo y releo. Quince mujeres que se han conocido a través de la Red, exponen sus ideas, sus emociones  y sus experiencias respecto a un nuevo paradigma de mujer, de maternidad, de crianza, con un texto en la presentación de la encantadora Rosa Jové. 
Y de verdad, que este libro es una de esas lecturas que vale la pena tener a mano, porque como ella misma dice, destila Amor por los cuatro costados.

Cuando una llega a cierta edad en la que parece que todo debiera comenzar a ir terminando y cuando desde fuera te miran como un bicho raro “por los rollos en que te metes”, encontrar a mujeres jóvenes que expresen lo que yo misma he sentido y aún siento, lo que yo habría querido decir (o lo que he dicho y no se ha entendido), en lo que todavía sigo creyendo… me aporta un chute de alegría, una confianza en que las cosas cambian y  vienen nuevas voces gritando con fuerza por la recuperación de una feminidad perdida, por la necesidad de una toma de conciencia de nuestro cuerpo, por la confianza en la naturaleza de mujer y su capacidad como mamífera para engendrar, parir y amamantar a un hijo, expresando la necesidad de una vivencia total, intensa y con consciencia en el propio cuerpo, en la maternidad y en la crianza.

Mujeres como Maria del Mar que me ha transportado 24 años atrás, cuando embarazada de mi tercer hijo y deseando parirlo en mi casa, no encontré a nadie que quisiera acompañarme en este anhelo.
La ternura que manifiesta Cristina al comunicarse con el hijo que habita en su útero, la exposición de María José respecto a cómo se siente como Doula, el relato del parto de Azucena.
Cómo Ileana, Irene, Louma, Nohemí,  transmiten su emoción y experiencia sobre la Lactancia Materna y la experiencia que con el biberón nos relata Carolina. La visión de la ausencia de salud (enfermedad) que aporta Vivian, la elección de ser feliz de la que nos habla Raquel.
El relato de un día cualquiera en la vida de una madre con bebé podría parecer una parodia a quien no lo ha vivido, pero leyendo la crónica de Mónica, se me escapa una sonrisa al recordar que es tan cierto lo que dice como que estoy escribiendo estas letras. 
La ternura que expresa María al emitir sus palabras sobre la maternidad adoptiva. Y el amoroso deseo de Erika para que las mujeres sintamos la fuerza de nuestro útero, para que nos reafirmemos en el poder de nuestro cuerpo y de nuestra intuición, para que disfrutemos de nuestra sexualidad, de nuestra vida…

Jóvenes, algunas con visos de sabias. Mujeres y palabras que me hacen confiar en un futuro mejor. Mujeres que con su sinceridad, su voluntad y su Amor transmiten unas emociones que necesitan ser despertadas en otras congéneres y que también merecerían salir a flor de piel en aquellas que por condicionantes varios no han sabido o no han podido sentir, no se permiten expresar…

Me emociono cuando leo algunas de vuestras palabras, varias de vuestras experiencias. Por eso quiero daros las gracias, corazones.  Me pongo en vuestra piel y me siento viva. Y eso es mucho… porque mis vivencias han conformado mi existencia, y aunque algunas personas no lo crean la sabiduría también se adquiere con el Crecimiento que aporta la edad. 
Vivo el aquí y ahora, es lo que tengo, es lo que disfruto. 

Comentarios

  1. Siempre he pensado, leyendo algunos blogs y páginas de crianza, que sería una idea estupenda recopilar algunos textos y publicarlos. Me lo apunto. Gracias!!

    ResponderEliminar
  2. Pues éste te gustará, Carmen. Parece estar escrito con el corazón... y no creo que sea el último de este tipo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Concha
    te abrazo emocionada y agradecida...
    escrito está desde nuestro palpitante útero...que desde allá se sienta amama :)

    ResponderEliminar
  4. Lagrimas en los ojos y la piel de gallina al leerte. Gracias. María José García

    ResponderEliminar
  5. Concha, me has dejado sin palabras...

    Un abrazo inmenso,

    Louma

    ResponderEliminar
  6. Muchísimas gracias, Concha, que crítica más bonita :o)

    ResponderEliminar
  7. Gracias Concha por tus amables palabras, pero sobre todo por tu mirada, tu sabiduría y tu voz.
    Un abrazo.
    Mónica

    ResponderEliminar
  8. Gracias a vosotras. Por lo que habéis realizado, por lo que habéis contado.
    Bendiciones.

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias Concha por tan bello relato.
    Un abrazo de corazón.
    Raquel Tasa

    ResponderEliminar
  10. Gracias a ti, Raquel por haberme visitado.
    Abrazos de Luz.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Dime tu OPINIÓN, por favor, me interesa y mucho porque saber que a alguien le atrae lo que escribo, me anima a seguir haciéndolo.

Si no usas ninguna cuenta, ELIGE la opción Nombre/URL, luego ESCRIBE tu nombre o nick y deja en blanco URL.
Dale a continuar, escribe tu comentario, pincha en PUBLICAR un comentario...

Gracias por hacerlo.

Lo más popular este mes

Sobre las formaciones de doulas (otra vez)

Relato de parto: el nacimiento de Gael.

Adiós a mi padre

Noche oscura del alma

Ejerciendo como MADRE. Y como padre.

Patriarcado e igualdad

Cumpliendo años

Carta a una matrona

Ser madre más allá de cierta edad