¿Cuidar la imagen?



Han sido unas horas de mucho alborozo, de actividades para los niños, de juegos, danzas. Acudieron muchas madres con sus hijos e hijas, con las abuelas y  abuelos de sus criaturas, amigos, acompañantes…Como en los  cuatro últimos años, allí estuve con Sina, el grupo de apoyo a la lactancia materna donde realizo mi voluntariado y del cual soy socia. Con mis hijas y con mis nietos.

Este año se ha sobrepasado el número de madres que han acudido a  convocatorias anteriores para dar de mamar a sus hijos.  En esta ocasión han sido 422 las madres amamantadoras.

“Casualmente” me encontré con una compañera de trabajo que hacía años no veía. Estaba con su hija y con su nieta, una bebita de pocos meses. Charlando sobre nuestras vidas le comenté que ahora era Doula, y como era de esperar ella no sabía qué era una Doula. Pero su hija sí lo sabía. Se mostró sorprendida… según ella, yo no daba la imagen… Me mostré confusa, pues yo iba vestida con unos vaqueros y una camiseta con el logo de Sina, unos pendientes de plata colgantes, y un reloj de bisutería.  No sé qué imagen tendrá que tener una Doula… y le pregunté, claro, no me iba a quedar con la duda.

La chica me dijo que ella había contactado con tres Doulas durante el embarazo de su hija, pero que tenían un aspecto muy hippie, con faldas largas, pantalones bombachos, con melenas desarregladas, tatuadas…  las tres eran vegetarianas y una de ellas, budista. Estaban a favor del parto en casa,  de la lactancia y del colecho prolongado, en contra de la escolarización … Dos de ellas vivían en el campo… Me dijo que no le “encajó” ninguna de las tres, pues para su manera de ser las ideas de estas chicas estaban muy alejadas de su realidad. Me dijo que ella pensaba que una Doula era una persona más accesible, más “normal”

Le dije que, partiendo de la base de que todo el mundo es “normal”,  tres mujeres no son la representación de todas las Doulas que somos.  Que yo también estoy a favor de la lactancia materna, del colecho… pero que las ideas de cada persona no interfieren en las mías, y viceversa.

No sé hasta qué punto ser y dar una imagen tan… alternativa, por definirlo de alguna manera,  aleja más que acerca, pero de ser así, lo único que se consigue es apartar a una parte de mujeres y acceder solamente a las del mismo pensamiento. Cada cual es como es y creo que todas llegamos a donde hemos de llegar, pero que se juzgue a un colectivo (tenemos el feo defecto de juzgar por las apariencias) por la imagen que puedan dar unas cuantas, no me parece correcto.

Porque como en todas las profesiones, y esta no es menos, cada persona se manifiesta arreglo a su personalidad. Y para ello está la variación y el derecho a elección. Es bueno que haya Doulas más hippies para que puedan acercarse a las mujeres más alternativas, de la misma forma que estamos el resto para acceder a  las demás. Y que se nos conozca tal como somos es tarea nuestra, para que no se quede ninguna mujer que lo requiera, sin su Doula de acompañamiento.


Comentarios

  1. La verdad es que yo no me imagino a una doula con traje de chaqueta, falda de tubo, medias de cristal y maletin de piel...:)

    Cada colectivo responde a una imagen. Nadie se imagina a un profe de la pública de la misma guisa, y sí a uno de la privada. Son tópicos en los que no debemos caer, peeeero...como las leyendas, tienen su parte de realidad...
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Pues para mí una doula es más como veo a Concha, o las comadronas y health visitors de aquí: señoras de mediana edad (odio esta frase, pero no me sale otra ), madres y/o abuelas que han criado o como poco apasionadas de la crianza y los nenes. No sé, supongo que es según nos gustaría en realidad que fuera , la imagen con la que nos sentimos seguras, nos da calma y tranquilidad amen de las ideas claro, que o se parecen o seguro que por mucho separezca en el fisico, no hay nada que hacer.
    Con lo pija que parezco yo y lo de derechas por aspecto, y luego soy fidel castro sin barba! :)))))

    ResponderEliminar
  3. No me gusta catalogar y menos por la imagen... ¡me resisto! Gracias por tu opinión, Carmen.

    Esther... es que tú me miras con buenos ojos, y eso que no me conoces. Gracias también por tu .participación

    ResponderEliminar
  4. Carmen, justamente el viernes pasado conocí a una doula de Madrid con falda de tubo y camisa. No llevaba medias de cristal porque hacía verano, pero sí maletín con el ordenador portátil con el que nos hizo el curso. Así que ya ves, de todo hay y para todos los gustos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Dime tu OPINIÓN, por favor, me interesa y mucho porque saber que a alguien le atrae lo que escribo, me anima a seguir haciéndolo.

Si no usas ninguna cuenta, ELIGE la opción Nombre/URL, luego ESCRIBE tu nombre o nick y deja en blanco URL.
Dale a continuar, escribe tu comentario, pincha en PUBLICAR un comentario...

Gracias por hacerlo.

Lo más popular este mes

El papel del padre en la lactancia (y en lo demás…)

Fibromialgia

Compartir información en las redes sociales

¿Necesito una Doula?

Siete cosas que debes saber sobre el PUERPERIO

Relato de parto: nacimiento de Eneko en semana 35

“Yo soy la Doula y me iré, tú siempre serás la abuela”

Cuando los bebés deseados no llegan...

Confesiones de una Doula después de leer PARIR.