.

Este no es un blog de partos, de maternidad o de crianza solamente, sino que parte de mi experiencia de mujer, de lo vivido, de lo sentido, de lo que me llega... para seguir hacia lo que queda por hacer, hacia lo que puedo y quiero realizar.

Mi evolución como mujer que acompaña a otras mujeres, me muestra un camino del que cada día aprendo y gracias al cual mi sentido de la Vida se amplía y evoluciona en una dirección sin retorno.

Por y para las mujeres. Por y para todos los seres. Porque confío y doy Gracias.

lunes, 23 de enero de 2012

de, por, para... Los Niños




Si Fuera Verdad...


Si fuera verdad que los niños tienen los mismos derechos que cualquier adulto su llanto sería atendido sin presuponer que es una forma de manipulación o la expresión de una necesidad que puede ser ignorada.


Si fuera verdad... disfrutarían de unas cuantas horas de ocio y descanso cada día después de una jornada lejos de casa. Y se lucharía por qué esa jornada se redujera a 35 horas semanales, en vez de prolongarla cada vez más para que sus familias puedan desempeñar trabajos con los mismos horarios abusivos.

Si fuera verdad... los límites los marcaría la vida, su seguridad y el respeto al otro , no la autoridad.

Si fuera verdad... podrían enfadarse, discutir y dialogar ante cualquier decisión que les afecte, y podrían ser escuchados aunque esa decisión no pudiera modificarse.

Si fuera verdad... no podrían ser golpeados bajo ningún concepto ni en ninguna circunstancia, independientemente de la "suavidad", número o intención de los golpes, ya se llamen a estos cachetes, azotes,  o cualquier otro término.  En cambio, tendrían derecho a que se les enseñe a asumir las consecuencias de sus actos en función de su edad y su capacidad, con serenidad y sin insultos, burlas, comparaciones o amenazas.

Si fuera verdad... podrían elegir de forma razonable cómo divertirse, cómo y cuándo compartir lo que es suyo,  y qué cantidad de comida quieren comer.

Si fuera verdad... tendrían a su favor la presunción de inocencia, según la cual nacerían siendo buenas personas, no pequeños tiranos en potencia a los que hay que meter en vereda desde el principio para que no nos tomen el pelo. Y nunca se considerarían innecesarios o nocivos los abrazos, las caricias o el dormir junto a un ser querido.

Si fuera verdad... consideraríamos que hablar de ellos en su presencia es una falta grave de respeto, sobre todo si hablamos de sus defectos y aspectos negativos.

 Y si todo esto no fuera verdad... estaríamos dando por hecho que un niño es un adulto imperfecto que no merece lo que para nosotros es básico, indiscutible y totalmente necesario.

Hagamos, pues, que sea verdad. 


Autora: Carmen Lorigados Pérez
http://creciendoybuscando.blogspot.com/2012/01/si-fuera-verdad.html

2 comentarios:

Dime tu OPINIÓN, por favor, me interesa y mucho porque saber que a alguien le atrae lo que escribo, me anima a seguir haciéndolo.

Si no usas ninguna cuenta, ELIGE la opción Nombre/URL, luego ESCRIBE tu nombre o nick y deja en blanco URL.
Dale a continuar, escribe tu comentario, pincha en PUBLICAR un comentario...

Gracias por hacerlo.