Agradecimiento... con humildad.


Como Doula sé lo que significa ACOMPAÑAR y lo necesario que puede llegar a ser. Desde el miedo a lo desconocido, desde la ausencia de confianza nos negamos ese apoyo, ya que en ocasiones,  necesitamos ser acompañadas por personas más expertas y con unas herramientas de las que no disponemos.

Este es mi reconocimiento, mi agradecimiento a la persona que ha estado a mi lado durante un tiempo, aportando su escucha, sus herramientas, su saber hacer y su experiencia.
De nuevo, Gracias a la Vida por haberla puesto en mi camino (¿o era yo quien la buscaba sin saberlo?)


"Intentar resumir lo que ha sido este tiempo en tu compañía, me lleva a hacer un ejercicio de introspección muy fuerte, pues apenas me reconozco en la que fui, en la que era cuando llegué a tu lado…

Ahora, cuando leo las cosas que escribí es como si no fuera la misma.  Mi vida ha dado un giro importante, me siento bien, me siento fuerte…feliz.
He aprendido a respetar las cosas como son, a pesar de que muchas veces no comprenda por qué. Por mi naturaleza inquieta y curiosa, todavía prevalece en mí ese instinto por querer saber y por querer “solucionar”. Pero desde mi nuevo paradigma de vida, sé y acepto que todo ha de seguir su curso…

Ahora tengo unas herramientas para poder manejarme a nivel emocional siendo consciente de que he crecido mucho en este terreno.
Es “curioso” como la Vida me está haciendo llegar eso por lo que tanto he sufrido, ese regalo de saberme poderosa, capaz y valiosa. Y esta actitud alimenta mi nutrición emocional, constante y en alza, sin bajar la guardia y siendo sabedora de la fragilidad que me envuelve como ser humano.
Es “curioso” también, como la Vida me está conectando con esa inquietud hacia todo lo relacionado con el nacimiento, como a través de mi papel de Doula me van llegando oportunidades para seguir creciendo como mujer y como madre, como persona en definitiva.

No tendré suficientes palabras para agradecerte como, desde el primer día, supiste entrar en mí… saber cómo soy, qué me estaba pasando.  Y tener los conocimientos y la SABIDURÍA para estar a mi lado en este camino, proporcionándome las herramientas necesarias, siempre a punto, siempre oportuna y acertada. Eres mi pequeña mujer sabia (pequeña por la juventud, claro, ja, ja).

Estas palabras NO son una despedida, SÉ que SIEMPRE vas a ESTAR si te necesito.  Pero siento en mi corazón,  que ha llegado el final de este tiempo.  Todo es una constante renovación en nuestro devenir y ahora, me toca volver a caminar a solas.  Bueno, a solas no estaré nunca, pero sí que he de dirigir mi propio camino.

GRACIAS y que LA VIDA TE BENDIGA".
                                                                 

Comentarios

  1. Precioso. También yo, que tengo a mi lado a una "madre salvaje", como diría Clarissa Pinkola, sé muy bien el regalo que supone contar con ese apoyo, esa guía, aunque a mi me quede aún casi todo el camino por recorrer. Felicidades a las dos por esa aventura que habéis recorrido juntas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, cielo. La Vida es generosa y nos regala continuamente. Solo que en muchas ocasiones no sabemos aceptar lo que nos llega.
      Gracias por tus palabras, por tu empatía. Y cuando menos te des cuenta, habrás llegado al final. O al principio...
      Bendiciones.

      Eliminar
  2. Pues que te voy a contar..Bienvenida casi al mundo real, nunca ocurre nada por que sí.
    El maestro aparece cuando el discipulo, está preparado.Y gracias a la vida, somos Maestroy y Alumnos.
    Gracias por crecer, caminar, estar a mi lado cuando te necesite y cuando no.Siempre te quiero y te llevo en mi corazón.
    Gracias por el amor incondicional que de ti recibo¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora SÉ que nunca es tarde para nada, que todo tiene su momento.
      Gracias a la Vida y a la madre que nos parió. Gracias a ti por ESTAR.
      Te amo.

      Eliminar
  3. Así es esto de la Vida. A veces te llega lo que crees que te va a destrozar y resulta que si lo analizas despacio, si te das el tiempo necesario para comprender que las cosas suceden siempre por alguna razón, te enriqueces. Aún cuando crees que tu mundo se ha salido de su eje. Y, lo que es mejor, hasta puedes ayudar a otro a enriquecerse porque ahora ve cosas que nunca vio antes, tan envuelto en sí mismo estaba. Y bien puede ser que podamos volver a caminar juntos de la mano a pesar de todo el dolor que sentimos, de todo el daño causado… Gracias por tus reflexiones, Concha. Te quiero:
    Toya

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida, cada cual soporta lo que está dispuesto a soportar, ni más ni menos.
      Nadie aprende en experiencia ajena, pero si, compartir y saber que de otros pueden, puede aportar fuerza y confianza propia.
      Yo también te quiero.

      Eliminar
  4. La vida es aprender para avanzar y mejorar. Todos aprendemos de todos. Siempre se debería de enseñar, aquello que nos ha beneficiado para así beneficiar a los demás.
    Que suerte tenemos, por tener una vida llena de aprendizaje.
    Continua transmitiendo sentimientos, para llenar de positivismo todo lo que nos rodea.
    Abrazos tan largos como la distancia que hay.
    M.luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mari Luz, como le comento a Toya, creo que nadie aprende con la experiencia de los demás, necesitamos experimentar. Pero sí es cierto que, saber que alguien nos escucha y nos apoya porque nos comprende, es suficiente motivo para elevar nuestra autoestima y confiar.
      Gracias por tus palabras.

      Eliminar
  5. Querida Concha, gracias por tu experiencia. Aunque poco nos conocemos, me llegan tus enseñanzas a lo más profundo de mi corazón. Espero tener la suerte de encontrarme a una persona como tú en el momento adecuado...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto es, no sé quien eres. Pero seguro que si estás aquí es por algo, no lo dudes. Porque, finalmente, todos formamos parte del mismo entramado...
      Seas bienvenida y gracias por tus palabras.
      Bendiciones.

      Eliminar
  6. Seguro que en este camino seguirás cruzando tus pasos con nuevas personas que te hagan crecer y a las que tu aportes tus propias energías.¿Recuerdas la dinámica de biodanza en la que nuestras esferas de Vida se mezclaban y se despedían en un baile continuo? A mi me quedó gravada esa interpretación de las relaciones.
    Sigue bailando¡¡ Muac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mi querida Sol! ¡Cómo olvidar aquellos momentos íntimos y profundos! Tienes razón, esto es la Vida: un continuo cruce de caminos, de personas, de experiencias...
      Yo estoy aquí porque me gusta compartir. Tú lo sabes bien.
      Abrazos, cariño.

      Eliminar

Publicar un comentario

Dime tu OPINIÓN, por favor, me interesa y mucho porque saber que a alguien le atrae lo que escribo, me anima a seguir haciéndolo.

Si no usas ninguna cuenta, ELIGE la opción Nombre/URL, luego ESCRIBE tu nombre o nick y deja en blanco URL.
Dale a continuar, escribe tu comentario, pincha en PUBLICAR un comentario...

Gracias por hacerlo.

Lo más popular este mes

Sobre las formaciones de doulas (otra vez)

Relato de parto: el nacimiento de Gael.

Adiós a mi padre

Noche oscura del alma

Ejerciendo como MADRE. Y como padre.

Patriarcado e igualdad

Cumpliendo años

Carta a una matrona

Ser madre más allá de cierta edad