Me comprometo a ser mujer

Mujeres:

La “diosa” que sostiene el principio femenino que habitamos nos recuerda a cada instante reconocernos en el espejo de la luna, sus ciclos vitales, que gobierna las mareas de nuestro cuerpo y de nuestra psiquis.

Este flujo constante es el modo de peregrinaje que asume el femenino encarnado. Aceptar en un cálido abrazo a nuestra naturaleza lunar es un acto de conciencia y es, sin lugar a dudas, muestra brújula y protección durante el camino.

Cuando no acompañamos este movimiento permanente y nos detenemos en una resistencia temerosa restringiendo el fluir natural de la energía de nuestro ser, necesariamente tenemos que usar combustible para contrarrestar esta corriente de vida.

La desvitalización, el agobio, la opacidad, el resecamiento de las ilusiones, la desesperanza, la tristeza... son los intrusos que invaden y socavan nuestra psiquis salvaje creadora y vivificante.

Es aquí donde la “diosa” , nuestro principio femenino, nuestra salvaje sacerdotisa, nos llama a despertar a la vida, nos envía todo tipo de señales para soltarnos de las raíces que nos tienen atrapadas en la tierra árida para fluir en sintonía con el río rumbo al gran océano.
Un agotamiento prolongado exige una férrea voluntad y un oído agudo para percibir este llamado. La recompensa es nada menos que la VIDA MISMA.
Conciencia, voluntad, responsabilidad son imprescindibles en un caminar consciente.

Un adormecimiento prolongado en la tierra de las ilusiones es una clara amenaza a nuestra esencial creatividad y fertilidad.
CORAJE es la palabra que responde al llamado alentador de nuestra ALMA.
Esta es una invitación para el alma

 "La Doncella Manca trata de la iniciación de las mujeres en la selva subterránea por medio del rito de la resistencia. La palabra resistencia puede interpretarse como la capacidad de seguir adelante sin desmayo y, aunque ello constituye a veces una parte de las tareas que se ocultan detrás del cuento, el término significa también endurecimiento, robustecimiento y fortalecimiento y ésta es la principal fuerza propulsora del cuento y el rasgo generativo de la larga vida psíquica de una mujer. No seguimos adelante porque sí. La resistencia significa que estamos haciendo algo importante".

Clarissa Pinkola Estés

Comentarios

  1. Respuestas
    1. Gracias, reina del Mediterráneo, pero no es mío... Pásate por el blog de Annamaría, seguro que te gustará.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Clarissa Pinkola y su "mujer salvaje"...con ese lenguaje simbólico y denso que representa tan bien todas las etapas y procesos de la vida.
    ¿Te has leído "Las diosas de cada mujer", de Joan Shinoda? Te encantaría.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, no, ese lo tengo en la lista ¡pero aún no le ha llegado el turno!
      Gracias por la recomendación.
      Besos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Dime tu OPINIÓN, por favor, me interesa y mucho porque saber que a alguien le atrae lo que escribo, me anima a seguir haciéndolo.

Si no usas ninguna cuenta, ELIGE la opción Nombre/URL, luego ESCRIBE tu nombre o nick y deja en blanco URL.
Dale a continuar, escribe tu comentario, pincha en PUBLICAR un comentario...

Gracias por hacerlo.

Lo más popular este mes

Sobre las formaciones de doulas (otra vez)

Relato de parto: el nacimiento de Gael.

Adiós a mi padre

Noche oscura del alma

Ejerciendo como MADRE. Y como padre.

Patriarcado e igualdad

Cumpliendo años

Carta a una matrona

Ser madre más allá de cierta edad