Adiós a mi padre




Desde que cumplió 70  años comenzó a decir que no llegaría a  los 74, edad en la que murió su padre. Mi padre,  el próximo diciembre hubiera cumplido los 86.

Se ha ido rodeado de casi toda su familia, de sus seres queridos más cercanos.  Sus nietos mayores, a los que él adoraba, no le han abandonado ni un momento.

Él fue un niño de posguerra y las heridas de su niño herido aún no habían cicatrizado. Su vida no fue fácil. Una salud precaria en sus últimos años le mermaba la ilusión,  solamente le devolvía la sonrisa ver a sus hijas, a sus nietos y nietas… a sus biznietos.

Me costó mucho entenderlo, me costó aceptarlo como era. Y perdonarlo. Y perdonarme. Pero finalmente lo hice, y lo hice a tiempo, antes de que se fuera.

Le dije que había sido un buen padre, que había hecho lo mejor, siempre desde donde sabía… con lo que había aprendido. Le agradecí que nunca me faltara de nada, aunque yo sintiera que no era así… Le dije que lo quería porque era mi padre. Y por muchas más cosas.

Yo, llevaba unos días callada, sintiéndome extraña, con necesidad de silencio interior... Tres noches de sueños oscuros me vaticinaban que algo iba a suceder, pero no pude descifrar qué..

Hoy se ha marchado y seguro que lo vamos a echar de menos, aunque también es seguro que cada comentario, cada gesto, cada objeto que nos lo recuerde lo mantendrá vivo como si estuviera presente, a nuestro lado. Y él sabe, allá donde esté, que permanecerá siempre, siempre,  en nuestros corazones.


Comentarios

  1. No hay nada que decir...sólo que te sientas acompañada. Y que te quiero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con personas como tú, la compañía se percibe, a pesar de la distancia. Gracias por ESTAR.

      Eliminar
  2. un abrazo muy fuerte para tí y toda tu familia. Qué bonito - siento no saber usar otra palabra mejor - irse así, con la vida hecha y rodeado de quienes más le querían.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has utilizado las palabras perfectas. Gracias por hacerlo.

      Eliminar
  3. Es duro cuando alguien se va, pero te diré lo que le dije a una amiga mía hace años cuando se fué el suyo. Quedate con lo bueno, quedate con los momentos vividos a su lado, quedate con la suerte de haber podido compartir los momentos importantes. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con ello me quedo siempre, con lo bueno. Gracias Alicia.

      Eliminar
  4. Un besazo enorme concha desde la ciudad de las buenas tapas y el tremendo calor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre ahí, siempre oportuna. Te lo agradezco. Un abrazo.

      Eliminar
  5. QUERIDA CONCHA, EN ESTOS MOMENTOS LAS PALABRAS SOBRAN;...UN ABRAZO, INCLUSO TAN SOLO UNA MIRADA, ES SUFICIENTE PARA DARTE A ENTENDER QUE ESTAMOS CONTIGO.
    A PARTIR DE AHORA, TIENES QUE RECORDAR SOLAMENTE LOS MOMENTOS FELICES VIVIDOS CON ÉL, NO PENSAR NADA MÁS, ÚNICAMENTE TODO LO POSITIVO QUE ÉL TENÍA, QUE ESTOY SEGURO QUE ERA MUCHO.
    UN FUERTE Y CARIÑOSO ABRAZO.
    Ricardo Vivó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recordar los momentos felices es lo que nos ha de mover siempre. Lo pasado, pasado está.
      Gracias por el abrazo... y en breve, retomaremos la cena en que estábamos cuando me llego la noticia. Porque la Vida sigue.

      Eliminar
  6. Concha, acabo de leerlo.

    Un abrazo muy fuerte y mis mejores pensamientos para vosotras...

    Al menos ha tenido una buen final: rodeado de las personas que él quería, no se puede acabar mejor...

    Un beso muy grande y lo siento mucho.

    Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Laura, ha tenido el mejor de los finales... ¿o de los principios? ja, ja... ya sabes cómo pienso.
      La muerte es un cambio de estado, y quiero creer que hacia mejor.
      Gracia por tus palabras, cielo, son de mucho valor.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Tu abrazo me llega cálido y sincero, Sofía. Muchas gracias.

      Eliminar
  8. No tengo palabras. Solo tengo sentimientos.
    Se ha cerrado una etapa en el libro de la vida. Coge ese libro y leelo desde el corazón.
    Con cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por aportar tus sentimientos, porque me encanta como lo has hecho. Me serenas el alma...
      Abrazos.

      Eliminar
  9. Un abrazo muy grande para todos vosotros, Concha.
    Los que quedamos también emprendemos un nuevo camino cuando ellos se van. Mucha fuerza para que sea fácil y productivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lorena. En este caso, compartimos experiencia.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  10. A mi modo de entender no es un final,es el comienzo de otra vida.

    Un abrazo Concha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el final de una vida aquí y el comienzo de algo que no sabemos, pero personalmente, quiero creer que de algo mejor.
      Gracias Myriam por tu presencia.

      Eliminar
  11. Un abrazo, Concha, el viernes en la reunión no os pude decir mucho a Laura y a ti pero es que sobran las palabras; se veía la serenidad en ti de haberlo despedido de la mejor manera. Tu padre seguirá presente en vosotros de otra manera. Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen. A veces las palabras sobran, tu abrazo fue cálido y profundo. Fue suficiente.

      Un beso.

      Eliminar
  12. Me resultaba difícil ponerte algo aquí, en persona hubiera sido más fácil, un beso, un abrazo...
    Espero que aunque sintiendo el vacío, vayas reponiéndote. Me ha gustado mucho esta entrada, porque cuando alguien se va solamente queremos pensar en lo bueno, y sin embargo, toda la historia está ahí, pasa por delante de nosotros en un momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias cielo, el proceso sigue su curso, con todo el tiempo que necesite. No se puede borrar toda una vida...
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Hola Concha,

    Llevo un rato escribiendo y borrando frases... Y por fin me he dado cuenta de que no encuentro las palabras porque como bien dices en un comentario anterior a veces las palabras sobran.

    Os mando un hondo abrazo, desde el corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oihane, tu sola presencia por aquí ya me reconforta. Gracias de corazón por haber venido.
      Abrazos.

      Eliminar
  14. Como cada vez que se nos va alguien querido, no encuentro las palabras justas que creo van a ayudar a los que se quedan. De lo que no me cabe la menor duda es que los recuerdos mantienen vivos en nosotros a los que desaparecen de este mundo físico. Mi cuñada la mejicana y yo siempre nos decimos que lo duro no es que se nos van (al fin y al cabo es el destino de todo ser vivo), sino que tenemos que vivir sin ellos el resto de nuestros días. No sé si tenemos razón pero es lo que sentimos. Desde aquí os doy el pésame a todos aquellos que lo habéis querido. ¡¡Va por Villarroya!! Porque celebrando la vida de alguien es como mejor se le dice adiós.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya por él! Por la persona alegre que fue, por el luchador, por el "pater familiae" por el "abuelo batallitas", por el que mejores paellas ha hecho siempre, por el enamorado abuelo de sus nietos... ¡Ufff! las lágrimas comienza a aparecer... ¡Va por él!
      Transmito tus palabras al resto de mis seres queridos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Querida Concha, he estado ocupada con el trabajo y no he podido leerte desde hace días.
    Ahora entro y leo poco a poco y con calma todas las palabras que salen de tu corazón expresadas en estas líneas. Y solo me queda darte un gran abrazo virtual y una palabra de Animo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, cariño. Y lamento que tengas tanto trabajo, me gustaría verte por aquí más a menudo.
      Abrazos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Dime tu OPINIÓN, por favor, me interesa y mucho porque saber que a alguien le atrae lo que escribo, me anima a seguir haciéndolo.

Si no usas ninguna cuenta, ELIGE la opción Nombre/URL, luego ESCRIBE tu nombre o nick y deja en blanco URL.
Dale a continuar, escribe tu comentario, pincha en PUBLICAR un comentario...

Gracias por hacerlo.

Lo más popular este mes

El papel del padre en la lactancia (y en lo demás…)

Compartir información en las redes sociales

¿Necesito una Doula?

Relato de parto: nacimiento de Eneko en semana 35

Cuando los bebés deseados no llegan...

“Yo soy la Doula y me iré, tú siempre serás la abuela”

Fibromialgia

Confesiones de una Doula después de leer PARIR.

Estoy embarazada, y ahora ¿a quién acudo?