Otra oración Lakota



Disminuye el ritmo de mi vida, Señor
calma el latir de mi corazón aquietando mi mente.
Reduce mi paso apresurado con una visión de la eterna extensión del tiempo.
Dame en medio de la continua confusión la calma estabilidad de las montañas milenarias.
Rompe la tensión de mis nervios y de mis músculos
con la serena música del canto de los arroyos vividos en mi memoria.
Ayúdame a conocer el mágico poder restaurador del sueño.
Enséñame el arte de tomarme breves momentos de pausa,
de disminuir mi ritmo para observar la flor,
para charlar con un amigo, para acariciar a un perro,
leer algunas líneas de un buen libro.
Recuérdame cada día la fábula de la liebre y la tortuga,
que pueda aprender que la carrera no siempre la gana el que va más rápido
y que en la vida se puede hacer algo mejor que aumentar la propia velocidad.
Haz que eleve mi mirada al enorme roble
y sepa que ha llegado a ser grande y fuerte
porque creció lentamente y bien.
Disminuye el ritmo de mi vida, Señor
e inspírame a hundir mis raíces
para que pueda elevarme hacia las estrellas de mi gran destino.




http://saraccoannamaria.blogspot.com.es/2012/10/oracion-lakota-preghiera-lakota.html


Comentarios

  1. Eres una fuente inagotable de textos preciosos y llenos de sentido. Feliz fin de semana a ti también!!

    ResponderEliminar
  2. coincido con Carmen y me la "quedo"

    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Ja, ja! Qué gustazo tener "incondicionales" (aunque solamente seáis dos, porque valéis lo que pesáis en oro...)
    Abrazos sinceros, amores.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Dime tu OPINIÓN, por favor, me interesa y mucho porque saber que a alguien le atrae lo que escribo, me anima a seguir haciéndolo.

Si no usas ninguna cuenta, ELIGE la opción Nombre/URL, luego ESCRIBE tu nombre o nick y deja en blanco URL.
Dale a continuar, escribe tu comentario, pincha en PUBLICAR un comentario...

Gracias por hacerlo.

Lo más popular este mes

Sobre las formaciones de doulas (otra vez)

Relato de parto: el nacimiento de Gael.

Adiós a mi padre

Noche oscura del alma

Ejerciendo como MADRE. Y como padre.

Patriarcado e igualdad

Cumpliendo años

Carta a una matrona

Ser madre más allá de cierta edad