Recuerdos de una etapa "foril".



Empiezo el año cerrando, definitivamente,  una etapa que viví con mucha ilusión pero que terminó con cierto sabor agridulce: mi etapa “foril”.
No sé por qué, me ha venido una evocación de aquellos momentos y especialmente de las personas que en estos espacios he conocido y que, de alguna forma, todavía están en mí.
Hoy, día 1 de enero de 2013 he solicitado mi baja definitiva en el único foro activo en el que permanecía dada de alta.

En noviembre de 2009 comencé mi periplo en el foro de Crianza Natural a instancias de mi hija, quien me comentó un caso que me impresionó y que seguí atentamente. De ahí me fui involucrando en temas que me resultaron apasionantes y contacté con mujeres de las que aprendí mucho. 
No supe poner distancia y poco a poco me vi envuelta en una situación... desagradable. Allí había una normativa demasiado rígida para mi gusto, la que difícilmente conseguía respetar: con mi edad no es fácil hacerme callar. Sufrí al darme cuenta de que escribir sobre emociones sin ver la cara al interlocutor da pie a confusiones, a malos entendimientos…y que llegado a un punto, el retorno no es posible. Abandoné este foro no sin cierta pena pues dejaba allí muchas horas y mi alma semi desnuda.

Al poco, y tras un motín, algunas foreras me invitaron a la creación de uno nuevo foro: “Las Hijas de Isis”.  Fue una etapa muy movida, resultaba divertido volver a encontrarnos algunas de nosotras en otro espacio aparentemente distinto.  Las normas de este foro no fueron tan duras y se pensó que esto daría pie a que su funcionamiento fuera más fluido.  Pero no fue así, al cabo de un tiempo, y debido al ansia de poder que encierra la naturaleza humana, comenzaron a haber diferencias… grupos… y malos entendidos de nuevo.  Lo que había comenzado como un espacio sincero para compartir se convirtió en un pozo de envidias. Y me marché, escaldada, dolida…

Recuerdo los nicks de ambos foros. Tras algunos de ellos se escondían personas empáticas, amables, siempre a punto de echar una mano, de aportar su saber, su experiencia en cualquier tema. También había quien estaba al acecho, personas maleducadas, desconfiadas,  con las espadas en alto a punto de atacar ante el mínimo descuido… personas que tras su nick escondían una personalidad realmente pérfida.

Tras una escisión –otra vez- se volvió a crear otro foro, y después otro… pero ya no quise saber nada más aunque algunas foreras me invitaron a participar, ya que siempre he tenido la sensación de que estaban formados por “los mismos perros pero con distintos collares”, valga la expresión y sin actitud alguna.

Hubo relaciones realmente bonitas, chicas que me desnudaron su corazón y que veían en mí –en muchas ocasiones- la madre que no tenían, ya física, ya emocionalmente.
También hubo algunos conatos de relación:  mujeres que se me dirigían en busca de alguna solución, de palabras que necesitaban escuchar, de alguna opinión…  pero siempre dije lo que sentía y quizás, al no ser lo que  querían oír, no dejaron de ser simples escarceos… y nunca más supe de ellas.

Hoy y desde la distancia, he de dar gracias a aquellos tiempos de aprendizaje. Creo que siempre podemos sacar algo positivo de todo lo que nos va llegando y que eso es lo que conforma la experiencia.  Estos nicks, que encierran detrás a un ser humano, han hecho que comprendiera mejor la naturaleza de la mujer.

Como he comentado, aún los recuerdo... aquellos con los que no fue agradable y, especialmente, aquellos con los que mantuve una bonita relación. Algunos de éstos se convirtieron en personas a las que hoy llamo por su nombre,  a las que les he puesto cara,  a las que he conocido y abrazado incluso estando en distintos puntos de la península,  y con las que tengo una vía de comunicación abierta y sincera. Con muchas, el correo electrónico es la forma habitual de comunicación.  Y a otras les he perdido la pista…

Galic, Mariposadeotoño, Estavidaloca, Nora111, Miri, Audrey Herpbrun, Saabs, Pekemami, Piratilla, Isabel Evans,  Itzizoe, Neus, Caliope, Jordismom, Puck73, Gisal, Kiu, Arcopal, Texy, Obeloki,  Llurena, Brownsugar, Mariemma, Gusarapillo, Hanamaru, Espurrun, Joy, Pepaloca, Pixipix, Goranga, Rainer, Besuguito, Kasilda, … por vosotras,  por algunas más. Y por aquellas que mi mente ha borrado.



Comentarios

  1. Mariposadeotoño.1 de enero de 2013, 22:03

    Yo también he dejado definitivamente los foros...después de ser testigo de lo que describes y de otras crisis anteriores a que llegaras y después de encontrar otros medios de reflexión conjunta y aprendizaje en los que me siento mucho más cómoda. Pero también guardo de esa etapa muchos nombres que ya son parte de mi vida, entre los que está el tuyo. Abrazos y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Mariposadeotoño, tu "nick" y quien detrás estaba fue el primero que caló hondo en mi. Ha pasado el tiempo y seguimos estando, nos hemos visto y abrazado, cenado juntas, y como bien dices, ya formas parte de mi vida... y creo que desde aquel primer momento así debía de ser.
      Gracias a ti por seguir ahí.

      Eliminar
  2. Amama, me he emocionado. Gracias a tí. Los malentendidos entre nosotras hace tiempo se superaron y hoy queda respeto (siempre lo hubo) y ganas de aprender y seguir comunicando. También cariño y cierta nostalgia de un tiempo muy ilusionante para mí. Yo he vivido más decepciones desde la última ruptura, aún. Y otras amistades de quien hoy en día podrían hasta ser hermanas.

    Un beso y feliz año, amiga.

    María (Mariemma)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María ("Mariemma") pude ver la bondad en ti a pesar de todo y por ello has tenido mi corazón abierto desde el instante que volviste. El respeto y el aprendizaje nos conduce por el mismo sendero. Lo pasado es pasado y ahora caminamos hacia delante.
      Un amoroso abrazo.

      Eliminar
    2. Marienmma,jejej,no sabía que andabas por aqui, besos nena, cuanta cara conocida y yo sin saberlo

      Eliminar
  3. Fue intensa aquella etapa, divertida, de aprendizaje no sólo de crianza sino sobre una misma, ilusionante y dolorosa.
    Yo te "me llevo" también junto con otras y volviendo la vista atrás pienso que no merecía tantos desvelos ni dolor las más de las veces.
    Por parte de Evans y para Amama, gracias por estar siempre virtual y personalmente, por tus consejos como yaya que me han venido tan bien y por escucharme.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Date cuenta, querida Evans, donde estamos ahora y eso es lo realmente importante. Si de aquellos lodos vinieron estos... ¡logros! tuvieron su razón de ser y los damos por buenos.
      Gracias a ti por venir, por pedir, por confiar y por DAR.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
    2. Evans siempre pensé que eras una tía especial, un beso

      Eliminar
  4. Como te he dicho en el email: gracias por la parte que me toca. Tengo buenas compañeras de viaje, casi todas las que nombras las recuerdo con cariño. Con otras casi no tuve trato. Me gusta pertenecer a esa memoria colectiva, me alegra saber que de aquello te quedaste con algo positivo y que además yo formo parte. Es un honor.

    Un abrazo a todas, de verdad, sincero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Pixi, con eso me quedé y eso es lo que me ha permitido terminar de sacar los restos para cerrar el ciclo.
      Contigo, también, fue más ameno el viaje.
      El honor es mío por tu respuesta pronta y sincera.
      Abrazos.

      Eliminar
    2. Un besote pixi, espero que estes muy bien.

      Eliminar
  5. Mi querida Concha:
    He leído tu comentario y he sentido tristeza pero a la vez alegría (la eterna dualidad humana).
    Tristeza porque da rabia poner empeño en hacer algo bien y tener que admitir que siempre hay otros dispuestos a hacer lo imposible porque afloren los sentimientos más ruines y lo echen todo abajo. Bien dice el dicho que de donde no hay, no se puede sacar.
    Alegría porque has aprendido algo más aun a costa de tu propia desilusión, de tu propia dura pero enriquecedora experiencia. Los habitantes de este planeta somos difíciles de entender.
    Menos mal, que los valencianos hemos inventado la paella. Porque las penas, con paella son menos; ¡y a ver quien se atreve a contradecirlo!
    Toya

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que a ti, a esas frías tierras donde ahora habitas, no va a ir nadie a llevarte la contra ¡ja, ja!
      En serio, querida, ambas sabemos que la experiencia conforma la existencia, pero si vamos aprendiendo de cada cosa que nos sucede, porque de lo contrario ha servido de poco.
      Aquellas etapas fueron muy divertidas a la vez que dolorosas en algunos momentos. Para mí, y tu me conoces bien, es fácil darme y abrir el alma. Entonces aprendí que NO todo el mundo lo merece. Y eso me sirve ahora para reconocer a quien de VERDAD está. (Confío en no equivocarme, ja, ja)
      Un abrazo, corazón, desde tu tierra de paellas.

      Eliminar
  6. Amamapiernas estupendas, acabo de ponerme al día despues de tiempo con tu blog, un besote enorme, gracias por todo como siempre, y feliz porque un día te encontré...ya sabes donde andamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te echaba de menos, castellana del alma. Gracias por seguir aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Remermorando en google me he encontrado con este post. ¡Me alegro tanto de haberte puesto cara! En su momento creo que no te entendía muy bien, pero con el paso del tiempo y dos hijos más he madurado y ahora entiendo las cosas que me decías.

    Quien siembra cosas buenas debe recoger su fruto, y espero sinceramente que estés muy feliz.

    Abrazos.

    Hinata-sama

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hinata Sama! También te recuerdo ¡qué alegría saber de ti! Me alegro mucho, de verdad.

      Pues ya ves, de aquella etapa sigo teniendo muy buenos recuerdos y especialmente, algunas amigas, de esas que a través del tiempo siguen estando aunque no hablemos a diario.

      Comprendo que como a ti te pasaba en aquella época, a más de una le "chirriaban" mis palabras. Lógico, con la juventud e inexperiencia se rechaza todo lo que no es propio, pero me gusta ver cómo el tiempo nos madura...
      ¡Cuántas veces he pensado que me gustaría saber de vosotras, especialmente de las más cañeras cuando los años hubieran pasado! Por eso me alegran doblemente tus palabras.

      Ahora ya sabes donde estoy, sigo siendo la misma... con más canas, más kilos y cuatro nietos, pero mi sentir sigue siendo el mismo, de apoyo y respeto hacia cada persona que así lo merezca.

      Un fuerte abrazo, y muchísimas gracias por haberte pasado por aquí.

      Concha.

      Eliminar

Publicar un comentario

Dime tu OPINIÓN, por favor, me interesa y mucho porque saber que a alguien le atrae lo que escribo, me anima a seguir haciéndolo.

Si no usas ninguna cuenta, ELIGE la opción Nombre/URL, luego ESCRIBE tu nombre o nick y deja en blanco URL.
Dale a continuar, escribe tu comentario, pincha en PUBLICAR un comentario...

Gracias por hacerlo.

Lo más popular este mes

El papel del padre en la lactancia (y en lo demás…)

Fibromialgia

Compartir información en las redes sociales

¿Necesito una Doula?

Siete cosas que debes saber sobre el PUERPERIO

Relato de parto: nacimiento de Eneko en semana 35

“Yo soy la Doula y me iré, tú siempre serás la abuela”

Cuando los bebés deseados no llegan...

Confesiones de una Doula después de leer PARIR.