.

Este no es un blog de partos, de maternidad o de crianza solamente, sino que parte de mi experiencia de mujer, de lo vivido, de lo sentido, de lo que me llega... para seguir hacia lo que queda por hacer, hacia lo que puedo y quiero realizar.

Mi evolución como mujer que acompaña a otras mujeres, me muestra un camino del que cada día aprendo y gracias al cual mi sentido de la Vida se amplía y evoluciona en una dirección sin retorno.

Por y para las mujeres. Por y para todos los seres. Porque confío y doy Gracias.

jueves, 28 de marzo de 2013

Las Doulas NO somos intrusas.

 


Oficialmente termina la “Semana Mundial de la Doula” y ojalá que haya tenido la suficiente repercusión, sobre todo en el ámbito hospitalario, para que se sepa quién es y qué hace una Doula, porque parece ser que en algunos miembros de un importante colectivo -el de matronas- empieza a haber cierto malestar y nos temen como intrusas.

Y a estas personas que piensan de esta forma, quisiera transmitirles tranquilidad porque, para nada las Doulas interferimos en lo que es su trabajo, más bien todo lo contrario: las Doulas queremos estar codo a codo con las matronas para conseguir un estado de seguridad, confianza  y armonía en una mujer cuando está de parto, porque todas sabemos que son factores influyentes en el desarrollo del mismo. Porque, además, las Doulas creemos que el parto normal debe de ser atendido exclusivamente por matronas. Y que los médicos quedan para los partos distócicos.

Hoy todo se sabe gracias a la Red, por eso  me ha llegado el triste comentario de una matrona de Madrid y una especie de “campaña” para desprestigiarnos. Lamentable.

He escrito en su blog, como sé que lo han hecho algunas compañeras y ninguno de nuestros comentarios ha salido a la luz, sin embargo emite una respuesta justificando su actuación y remitiéndonos a lo que dice el Ministerio de Sanidad y Política Social respecto a la muy respetable titulación de matrona... aunque no todas son como ahí se define. Entiendo que tiene su derecho de admisión, pero omitiendo nuestras respuestas, se queda en un simple ataque en vez de establecer una conexión para darnos a conocer y para que pueda disipar sus temores. 
 
Por si este escrito, de alguna forma llegara a tus manos, querida, aquí puedes ver detalladamente qué es una Doula.
Además,  demostraciones desde la evidencia científica -eso que parece tan necesario para aceptar que hay otras formas de hacer que también funcionan- avalan el hecho de que una mujer de parto acompañada por una Doula, manifiesta una serie de condiciones que le benefician. Y al personal sanitario y, por ende, al hospital, cosa que favorece a toda la sociedad.

Conozco a varias matronas, algunas atienden exclusivamente en partos domiciliarios y otras que solamente trabajan en hospitales, y ninguna me ha mostrado su rechazo o su temor a que las Doulas tengamos nuestra parcela. Cierto es que el hacer de una Doula depende de cómo es ella más que de la formación que haya recibido, pues de la misma forma que hay matronas maravillosas… y otras que no lo son tanto, hay Doulas serias y responsables que se limitan a lo que exclusivamente les pertenece. Quisiera pensar que todas son -somos- así...
Por ello se están creando asociaciones a nivel provincial y nacional, para de algún modo, garantizar el trabajo de las Doulas asociadas que han asumido el compromiso de cumplir un código ético. En Valencia, donde vivo ya estamos algunas asumiendo nuestra responsabilidad desde Al Caliu  y a nivel nacional están la Asociación Nacional de Doulas y la Red Circular de Doulas, a cuyas dos asociaciones también pertenezco.  Estoy convencida de que asociarse es la mejor forma para conseguir la confianza, la seguridad y el reconocimiento que las Doulas merecemos a nivel social.

Me gustaría que este debate –“Doulas sí, Doulas no”- tuviera ya un final. Aunque se pueda pensar que no, por no tener estudios “reglados”,  para muchas de nosotras ser Doula, es mucho más que una vocación y como tal debería de ser entendida y respetada de la misma forma que otra cualquier profesión, incluidas las matronas aún sabiendo que no todas son y cumplen con lo que el Ministerio dice.

Está en nosotras, las Doulas, conseguir ese merecimniento, pero está en el resto de la sociedad –incluidas las matronas- que nos conozcan, que nos valoren y que nos dejen ejercer nuestro trabajo con la confianza y el respeto que merecemos.













8 comentarios:

  1. Amama, yo creo que una Doula es un "lujo" que ojalá tuvieran muchas mujeres en el momento de su parto. Para acompañar, proteger, sanar... y como dices, no interferir... Las matronas no tienen por qué temeros, al contrario, ojalá entendieran que vuestra labor está en el corazón de la mujer que está pariendo. Os deseo mucha suerte en vuestro camino profesional y personal.
    Soy María, por cierto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María por expresar tu sentir y por tus deseos.
      Me gustaría que algún día no sea necesario hacer este tipo de entradas, será la señal de que todo funciona con fluidez, desde el apoyo y la comprensión entre matronas y doulas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Lo que está claro es que no se puede opinar (y menos atacar) desde el desconocimiento. Y por lo que he leído no parece que esta mujer esté dispuesta a informarse más allá de la "constatación" de que vuestra formación no es "oficial".
    Así que creo que no hay nada qué hacer...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro Carmen, por eso mi interés está en una información veraz y sin partidismos. Creo que desde ahí sí se puede opinar. Luego cada cual que obre como crea deba hacerlo
      Un beso.

      Eliminar
  3. Hola Concha, ya hemos intercambiado algún que otro mensaje aquí o allá. Ahora soy yo la que te escribe para agradecer la exposición de otra versión distinta a la que se suele escuchar. Creo que no me equivoco si digo que no todas las matronas están de acuerdo con este ataque. Como bien dices, ni todas las matronas son-somos iguales, ni todas las doulas son-sois iguales, y por lo tanto, opino que no hay que generalizar. Hay que saber el lugar que ocupamos cada uno y por supuesto, confío en que hayan doulas y matronas que lo sepan perfectamente sin entrar en el intrusismo ni en guerras de competencias... aunque por desgracia, esto no siempre sea así. Comparto tu entrada para que nuestras lectoras valoren por sí mismas y puedan leer las diferentes versiones sobre un mismo tema.
    Muchas gracias por la información.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Raquel, agradezco tus palabras como profesional. Me reafirmo en lo que digo, pues como en todas las actividades, el éxito depende además de la formación, de la personalidad y del carisma personal, sobre todo en aquellas que se relacionan con las personas cara a cara.
      Confío en que estos malos-entendidos lleguen a un feliz final. Mi experiencia con las matronas es muy positiva, de colaboración y de respeto. Las beneficiadas han sido las madres y sus bebés. Y de eso se trata.
      Con tu permiso, seguiré compartiendo artículos de tu blog, me parecen serios y con buen criterio. Es un placer tener una fuente de información así.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Mujer, soy aprendiz de doula y te sigo en facebook. Leí la nota de la muchacha y de verdad me dio tristeza.
    Como mi comentario en su nota va a pasar por moderación, probablemente ella no lo publique. Voy a transcribirlo acá para que alguien lo lea, por si acaso ella decide no publicarlo.

    "Es poco ético dañar a otros para hacerte valer como profesional. En Venezuela está la Escuela de Doulas Auroramadre, certificada por la Red de Doulas de Latinoamérica y el Caribe. Nuestros profesores son el doctor Beltrán Lares, gineco-obstetra con más de 20 años especializado en la humanización del nacimiento y su esposa Isabella Polito, doula y terapeuta corporal en masaje biodinámico.

    Nosotras somos capacitadas para apoyar a la madre durante su proceso de embarazo, parto y puerperio, en ningún momento se nos enseña a suplir el papel de una matrona ni de una partera ni de ningún médico. Somos acompañantes. Cada uno en sus funciones.

    Es verdad, tu madre también puede acompañarte, pero creo que es una elección personal si alguien decide usar el servicio de una doula considerando que una doula tiene herramientas de psicología del parto y de las actualizaciones en los procesos que tu madre no tuvo, considerando que nuestras madres vivieron el parto hospitalario violento y por lo general tienen el “cállate y puja” como una ley.

    Para que entiendas los beneficios de una doula, lee el post que hizo Crianza natural (http://www.crianzanatural.com/art/art62.html):
    “Pero en realidad, ¿qué cambia con una doula?
    Según el libro “Mimando a la madre, cómo una doula puede ayudarte a tener un nacimiento más corto, fácil y sano” de Kennel, Klaus y Kennel (Mothering the Mother, How a Doula Can Help You Have a Shorter, Easier and Healthier Birth (1993)) una doula puede proporcionar las siguientes diferencias:
    50% reducción en cesáreas
    25% parto más corto
    60% menos peticiones de epidural
    40% menos uso de oxitocina sintética
    30% menos uso de analgésicos
    40% menos uso de fórceps
    Mejora el vínculo padres-bebé
    Menos problemas con la lactancia
    Menor incidencia de depresión posparto
    Un estudio de la universidad Case Western Reserve en Cleveland, Estados Unidos, mostró que mientras el 63% de las mujeres que no tuvieron el apoyo de una doula necesitaron de una cesárea tras la inducción del parto, sólo un 20% de aquellas que tuvieron a una doula con ellas la requirieron”.

    Si quieres conocer qué aprende una Doula Auroramadre, te dejo el siguiente link:https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10153346698165085&set=a.147525750084.242296.147490885084&type=1&relevant_count=1

    Por otro lado, deja de apropiarte del conocimiento universal, las matronas no son las únicas capacitadas para informar. Las abuelas indígenas saben en muchos casos más que gente como tú. La certificación no te hace profesional, la ética sí.

    Si al caso vamos, está demostradísimo que la mujer tiene la formación genética para parir sola, tal y como lo hace muchísima gente en el mundo, la doula solo le recuerda a la mujer su capacidad de hacerlo. Si el oficio de doula no es indispensable, déjame informarte que el de matrona tampoco lo es.

    Deja de creerte Dios y dueña de la profesionalidad y del conocimiento sobre maternidad. Deja de dañar a otros que han escogido un oficio diferente al tuyo solo para hacer valer tu certificación. Agradece por aquellas mujeres que te han elegido para ayudarlas a traer al mundo a sus bebés. Enfocarte en dañar a otros no te da más profesionalidad, solo demuestra que eres oscura por dentro y yo preferiría poner a mis hijos sobre una manta cálida antes que ponerlos en las manos de gente oscura".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Permito este comentario porque, efectivamente, en su blog (el de la susodicha matrona) no publícó ninguno de los que le hicimos llegar.
      Aunque comparto parte de las palabras de quien ha escrito este mensaje, Luisiana, quiero resaltar que son SUS opiniones y no me responsabilizo de ellas, pero antes de finalizar quisiera resaltar este comentario: "Es poco ético dañar a otros para hacerte valer como profesional".
      Saludos.

      Eliminar

Dime tu OPINIÓN, por favor, me interesa y mucho porque saber que a alguien le atrae lo que escribo, me anima a seguir haciéndolo.

Si no usas ninguna cuenta, ELIGE la opción Nombre/URL, luego ESCRIBE tu nombre o nick y deja en blanco URL.
Dale a continuar, escribe tu comentario, pincha en PUBLICAR un comentario...

Gracias por hacerlo.