Comadronas maravillosas. Protocolos obsoletos. Enfermera inoportuna.




Esta tarde, jueves día 1 de julio a las 17:00 ha nacido Izan tras unas horas muy largas y muy duras para su madre, pero finalmente mediante un parto vaginal.

En cualquier otro hospital, con mucho menos tiempo le habrían practicado una cesárea, pero en éste que él ha nacido, hay un equipo de maravillosas matronas que hacen todo lo posible para que los nacimientos sean normales. Estas mujeres, además de ser excelentes profesionales, son de una gran calidad humana. Es un gustazo estar a su lado durante el tiempo que dura el proceso sabiendo que me respetan como Doula y que valoran el trabajo que realizo. Son de esas matronas que consideran que las Doulas NO somos unas intrusas. Gracias queridas. (Nuria, Silvia, Esther, Amparo...)

Pero de la misma forma que estas profesionales merecen todo mi cariño y mi respeto (son ya varios los partos que he estado con ellas) en esta ocasión ha habido otra persona, una enfermera,  que se ha metido donde no la llamaban.  Y ha hecho muy mal. Porque a ella no le importa nada el acuerdo al que llega una Doula con la mujer que la contrata. Ese no es asunto suyo y hubiera estado más guapa con la boca cerrada.

Después de 29 horas al lado de esta mamá (23 de ellas en el hospital) y sin separarme de ella para nada, bailando con ella al ritmo de sus contracciones, masajeando sus piernas cansadas a causa de los calambres, presionando con cariño sobre su zona lumbar adolorida, abrazándola, animándola y conteniéndola, diciéndole lo preciosa que estaba, recordándole esa fuerza de mujer que la iba a conducir hasta el nacimiento de su hijo;   informando y apoyando al papá también… después de todo esto y a causa de unos protocolos hospitalarios absurdos que no permiten estar más que a una persona al lado de la mujer de parto, y en esta ocasión  también por culpa de una fuerza de poder llamada enfermera, no he podido quedarme junto a mi querida mami para ver nacer al precioso bebé que he visto crecer durante estos meses en su vientre.

He llegado a casa muy cansada, afónica, resfriada (había un aire acondicionado espantosamente fuerte)... hecha polvo.  Han sido muchas horas de contener y de contenerme. Eso es ser Doula y estoy feliz por este bebé y por sus papás, pero reconozco que estoy dolida por cómo ha terminado este episodio. De nuevo, me he quedado sin la guinda del pastel.

No he conocido a Izan pero sus papás me han llamado enseguida y me han enviado una foto. Mañana pronto iré a verlo y a darle mi especial bienvenida a la Vida. Y abrazaré a su poderosa madre.



Comentarios

  1. Bienvenido Izan!
    R., sabes que he estado a tu lado durante este proceso, enviándote fuerza para que recuperases aliento. Sabía que estabas en muy buenas manos entre las comadronas (Naia también llegó al mundo con la presencia de Nuria), el papá y tu Doula.
    Lástima de esta persona que ha interferido en el final. :((

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, las cosas son como son y lo mejor para no crear mal-estar es aceptarlas.
      Gracias por tu fuerza y por tu energía, R. era conocedora de ello.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Qué ena Concha... Seguro que esa mami también te ha echado mucho de menos... Ojalá el sistema cambie y se os permita completar vuestro trabajo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo espero, Laura. Por el bien de la mayoría.
      Un abrazo ¡Me alegra verte por aquí!

      Eliminar
  3. Enhorabuena a los papis y a ti Concha por tu gran labor. Ojalá todo cambie, aunque por comentarios que se escuchan del mismo personal sanitario todavía queda mucho trabajo, pero seguro que algún día lo conseguiremos!
    Me imagino, Concha, que no puedes desvelar el nombre del hospital, verdad? únicamente para que se sepa quién hace bien su trabajo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El trabajo lo hacen bien... y no tan bien, en muchos sitios, esto ha sucedido en un hospital público de gestión privada. Pero los protocolos en cuanto a acompañamiento son iguales en todos: SOLAMENTE permiten estar a una persona cuando el bebé nace.
      Creo que debería de ser algo a criterio de la matrona que atiende en cada nacimiento en concreto...
      Gracias por tus palabras.

      Eliminar
  4. Hola tengo dos cesáreas la primera tiene 3 años 8 meses fue inecesarea la segunda tiene 1 año 9 meses igual no era necesarea pero la practicaron y ahor atengo 37 semanas de embarazo he investigado mucho y consultado varios ginecólogos me han dicho q si puedo tener parto natural y amo me gustaria mas con una partera mi familia no quiere x q dicen q si hay alguna complicación y requiero de una cesárea no podría ser atendida y solo mi papa me apoya que hago vivo n Morelia Michoacán necesito ayuda x favor mil gracias mi correo jameth.villalobos@facebook.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no te puedo ayudar, querida, el PARTO ES TUYO.
      Si estás informada, si no tienes ninguna patología que lo impida, si el parto se realiza con la ayuda de personal cualificado y teniendo un plan B por si fuera necesario acudir a un hospital, tú eres la que has de decidir. Lamento no llegar a más. Te deseo lo mejor.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola buenos Díaz donde vives o como te contacto me interesa mucho que expliques y q yo te explique lo q me an dicho para tener una mejor opinión tuya mil gracias x q l ginecólogo m va hacer un estudio especial y me dice q de ahí me dice si si puedo tener parto na rural x q dice q el estudio consiste en medidr la cabeza dl niño y l el útero para ver si no estoy estrecha y ver la cesárea q tan sana esta pero consulte una partera capacitada y me dice q ella me da un remedio casero q es especial para q al momento del parto las contracciones sean mas rápidas y q para q habrá el cuello de la matriz y q el niño salga q no es necesario l estudio tu q opnias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivo en España, en Europa. Yo no soy personal sanitario y no emito juicios sobre estos temas.
      En principio y como te he comentado antes, todas las mujeres pueden parir si no hay una patología que lo impida.
      Te recomendaría atiendas a lo que dice tu médico o tu matrona.
      No puedo decir nada más al respecto.
      Un saludo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Dime tu OPINIÓN, por favor, me interesa y mucho porque saber que a alguien le atrae lo que escribo, me anima a seguir haciéndolo.

Si no usas ninguna cuenta, ELIGE la opción Nombre/URL, luego ESCRIBE tu nombre o nick y deja en blanco URL.
Dale a continuar, escribe tu comentario, pincha en PUBLICAR un comentario...

Gracias por hacerlo.

Lo más popular este mes

Si ella no lo sabe, explícaselo (a tu madre, a tu suegra…)

Abuela "consentidora"

A vueltas con FACEBOOK

ABUELIDAD

¡Somos hembras mamíferas!

Carta de una madre a una madre joven.

El vello púbico

RELATO de mi PARTO