COPIA Y PEGA, pero identifica y revisa.



Con el boom de la maternidad y la crianza, y todo lo que gira en torno a ella, hay un montón de webs, blogs, páginas de facebook... y quien por las redes se mueve, lo puede confirmar.

Ya lo he comentado en alguna ocasión y quien me conoce, lo sabe.  Antes de compartir algo o darle credibilidad, miro quien lo ha escrito y me aseguro de que está en una línea fiable, en mi línea.  No me vale todo.

Porque hay cierta tendencia a no identificarse y escribir sobre algo como verídico y certero, incluso sin citar las fuentes.  En más de una ocasión he visto palabras escritas por mí en blogs de otras personas… sin citar de donde se han sacado. Y no me parece correcto, francamente. Pero vaya, daremos por válido aquello de que lo que hay en el Universo es de todos…

Hoy mismo he estado ojeando una página que habla sobre evidencia científica en temas referentes al parto. Ni sé quien lo escribe porque no se identifica, ni cita las fuentes de información... aunque mucho de lo que dice y la forma de hacerlo, ya lo he visto en otros lares, con lo cual entiendo que no es de cosecha propia.
Es como si ahora me dedicara y visitar la cantidad de webs que hay por ahí y, mediante un copia y pega, sacara la mía propia.  Y no digo que no esté bien porque posiblemente esa información llegaría a determinadas y distintas personas que visitan las páginas originales. Lo que NO considero ético es NO indicar bajo de cada artículo, su procedencia.

Además, como en mi otra vida fui secretaria de dirección, tengo la tendencia involuntaria a mirar la redacción, presentación, faltas de ortografía... y aunque posiblemente sea de menor importancia, tener delante un texto bien escrito y bien presentado, facilita la comprensión  ¡Con lo poco que cuesta pasar un corrector ortográfico y hacer fácil la lectura al resto de personas! Porque… no se es consciente del valor de poner una coma, o un punto y aparte, en el lugar apropiado.  Y controlar la BE y la UVE, la HACHE, la GE y la JOTA…

Reminiscencias de mi pasado profesional y puntito ético se juntan a la hora de pasearme por Internet.  En más de una ocasión he comenzado a leer algo y lo he desestimado por la expresión caótica y por la ortografía. 

Esto no es un juicio, una crítica personal, sino dar una posibilidad de reflexionar antes de mandar a la Red algo inidentificable, falto de fiabilidad, ilegible e inentendible.  Es cuestión de intentarlo.


Comentarios

Lo más popular este mes

Sobre las formaciones de doulas (otra vez)

Relato de parto: el nacimiento de Gael.

Adiós a mi padre

Noche oscura del alma

Ejerciendo como MADRE. Y como padre.

Patriarcado e igualdad

Cumpliendo años

Carta a una matrona

Ser madre más allá de cierta edad