Informe sobre el acompañamiento en el parto (principalmente)





Quiero hablaros de un documento con más de 100 páginas que yo considero de gran valor y que todos los profesionales de la Salud que intervienen en el parto y en el nacimiento, deberían de saberse de memoria. Se trata de la Estrategia de Atención al Parto Normal en el Sistema Nacional de Salud.

He estado revisando a conciencia esta guía y siento, con un mezcla de sorpresa y tristeza, que gran parte de las recomendaciones no se llevan a práctica con el consiguiente perjuicio para las mujeres que van a parir a un hospital. No hablaré del parto en casa porque las circunstancias son bien distintas.

Cierto es que se están cambiando las prácticas, o mejor, yo diría que más que los protocolos están cambiando las personas y es en ellas donde deposito mi confianza, en una nueva generación de matronas y ginecologxs más conscientes, más empáticos… pues estoy convencida de que por el bien de la humanidad, este cambio es necesario.

 “La atención al parto se debe realizar bajo el concepto general de que el nacimiento es un proceso fisiológico en el que sólo se debe intervenir para corregir desviaciones de la normalidad, y que las y los profesionales sanitarios que participan atendiendo el parto deben favorecer un clima de confianza, seguridad e intimidad, respetando la privacidad, dignidad y confidencialidad de las mujeres”.

Y voy a lo que me ocupa.

En el índice, encontramos en Aspectos generales, el apartado 3.Desarrollo de las líneas estratégicas, en el subíndice 3.1.3 Acompañamiento durante el proceso.

En la página 35 encontramos esto:

3.1. Abordaje de las prácticas clínicas basadas en el mejor conocimiento disponible y desarrollando el tema,

         3.1.3. Acompañamiento durante el proceso

Evidencia disponible

Se incluyeron una revisión sistemática de Cochrane Database, recomendaciones de la OMS y una revisión de la literatura, que evaluaron los efectos del apoyo intraparto continuo y personalizado en las madres y sus criaturas recién nacidas comparándolo con la atención habitual. La institucionalización y medicalización del parto fue el factor determinante para separar a la familia en el momento del nacimiento. La estructura física de las instituciones y las rutinas hospitalarias fueron diseñadas para atender más a las necesidades de los profesionales de la salud que a las parturientas y sus familias. Existe una contradicción entre lo que la evidencia indica y la manera en que se organizan las prácticas asistenciales.

El acompañamiento durante el parto forma parte integral de la estrategia de humanización. Las mujeres que recibieron apoyo continuo fueron menos proclives a:

• Recibir analgesia/anestesia regional (RR: 0,90; IC 95 %: 0,81- 0,99)

• Recibir cualquier analgesia/anestesia (RR: 0,87; IC 95 %: 0,79- 0,96)

• Tener partos vaginales instrumentales (RR: 0,89; IC 95 %: 0,83- 0,96)

• Tener partos por cesárea (RR: 0,90; IC 95 %: 0,82- 0,99)

• Manifestar insatisfacción por su experiencia de parto (RR: 0,73; IC 95 %: 0,65- 0,83)

En un análisis de subgrupos, el apoyo intraparto continuo se asoció con mayores beneficios si la persona acompañante no era parte del personal del hospital y si se iniciaba tempranamente. No se presentaron efectos adversos.

Recomendaciones

Permitir y alentar a todas las mujeres, si lo desean, a que cuenten con personas de apoyo durante todo el proceso de modo ininterrumpido, facilitando que el acompañamiento se inicie desde las etapas más tempranas del mismo.

• Promover una política institucional que permita a la gestante elegir libremente a la persona que la acompañe de forma continuada durante todo el proceso del parto.

Y en la página 46 se dice esto:

3.2. Participación de las mujeres usuarias en la toma de decisiones

El parto ha pasado de ser un acontecimiento social compartido por la comunidad, en el que las mujeres contaban con el apoyo y experiencia de otras mujeres familiares, profesionales o amigas, a estar en manos de profesionales de la salud. La pérdida del protagonismo y control de las mujeres durante este proceso ha coincidido con el paso del mismo desde el hogar al centro sanitario, llevando a una mayor intervención sanitaria y a una invisibilidad de las mujeres.

En nuestros días, la participación activa de las mujeres para que tengan poder de decisión en cuanto a su salud implica que éstas y sus familias conozcan en profundidad el periodo reproductivo por el que atraviesan, se involucren en los cuidados que reciben y participen activamente en el momento del parto.

El empoderamiento de las mujeres supone que sean capaces de vivir su proceso de parto como protagonistas del mismo.

Más adelante, en la página 63 encontramos esto:

3. Acompañamiento durante el proceso. Descripción

Permanencia en forma continua de una persona acompañante elegida por la parturienta (pareja, familiar, amiga) o personal sanitario (partera, doula, enfermera) que brinde apoyo personalizado durante el parto.

Evidencia disponible

Se incluyeron una revisión sistemática de Cochrane Database, recomendaciones de la OMS y una revisión de la literatura, que evaluaron los efectos del apoyo intraparto continuo y personalizado en las madres y sus criaturas recién nacidas comparándolo con la atención habitual.

Entiendo y acepto que hubo un error de base al incluirnos a las Doulas en el apartado de personal sanitario pues está claro a todas luces que NO LO SOMOS. Sin embargo, en febrero de 2015 y tras el escándalo del infame informe Doulas, la palabra Doula fue eliminada de la Estrategia por presiones injustificadas, pasando a demonizar nuestra figura y todo en cuanto al acompañamiento por parte nuestra supone.

Aunque se desconoce la situación en España tal y como se manifiesta en la misma guía “No se dispone de información sistemática con relación al tema de acompañamiento durante el parto”   no se puede negar los beneficios del acompañamiento por una Doula cuando además, existen documentos que lo acreditan.

Y sigue en la Guía:

Controversia

La institucionalización y medicalización del parto fue el factor determinante para separar a la familia en el momento del nacimiento. La estructura física de las instituciones y las rutinas hospitalarias fueron diseñadas para atender más a las necesidades de los profesionales de la salud que a las parturientas y sus familias. Existe una contradicción entre lo que la evidencia indica y la manera en que se organizan las prácticas asistenciales. El acompañamiento durante el parto integra la estrategia de humanización del parto.

Recomendaciones de la evidencia disponible

Permitir y alentar a todas las mujeres, si lo desean, a que cuenten con personas de apoyo durante todo el proceso de modo ininterrumpido, facilitando que el acompañamiento se inicie desde las etapas más tempranas del mismo.

Promover una política institucional que permita a las gestantes elegir libremente a las personas de su entorno que las acompañen de forma continúa durante todo el proceso del parto.

Y en la página 65, hablando sobre el periodo de dilatación se vuelve a mencionar el tema

2. Apoyo continúo durante todo el proceso.

Las mujeres con apoyo fueron menos proclives a recibir cualquier analgesia/anestesia (RR: 0,87; IC 95 %: 0,79-0,96).Tener partos vaginales instrumentales (RR: 0,89; IC 95%: 0,83-0,96).Tener partos por cesáreas (RR: 0,90; IC 95%: 0,82-0,99). Tuvieron mayor tendencia a tener partos vaginales espontáneos (RR: 1,08; IC 95%: 1,04-1,13).

Y dice esto respecto  la utilización de analgesia en la página 70

Está probado el beneficio del acompañamiento durante el parto acerca de la necesidad de recibir cualquier analgesia/anestesia (RR: 0,87; IC 95 %: 0,79-0,96).

Como he dicho al principio, esta guía me parece un documento de gran valor que todo profesional debería tener como asignatura en su carrera. Sin embargo, y tristemente, comprobamos a diario que se siguen realizando rutinas no recomendadas.

Yo no entro en cuestiones sanitarias porque no es lo mío (a pesar de los constantes casos de Violebcia Obstétrica) pero sí me centro en el acompañamiento y me pregunto ¿cómo es que se habla en todo momento de la conveniencia de un acompañamiento continuo y no se valora la calidad y efectividad de este acompañamiento?

Hace unos días, cenando con un grupo de conocidos, entablé conversación con una mujer a la que conocía de vista pero que nunca había tenido la oportunidad de hacerlo.

Es enfermera y madre de tres hijas, abuela de tres nietos,  y nunca había oído hablar de las Doulas hasta que Marido le habló de mí en una anterior ocasión. Mujer curiosa e inteligente, se informó por su cuenta y también entró en mi blog, leyendo mis entradas para ver quien soy y qué hago…
A lo largo de nuestra conversación me dejó fascinada por su cordura. Sin necesidad de decirle nada me comentó que entendía el papel de la Doula como la persona que puede separar sus emociones a las de la madre que acompaña, cosa que no es posible cuando el acompañamiento lo realiza el padre de la criatura o cualquier miembro de la familia. ¡Inteligente deducción la suya!

Porque esta es una realidad que no se tiene en cuenta en los hospitales.  No digo que haya padres, madres, hermanas que puedan hacerlo y que acompañen de la mejor forma, sin embargo la experiencia demuestra que no siempre es así…

Respecto al acompañamiento continuo es algo que se cae por su propio peso. Tal y como está el Sistema Nacional de Salud, sabemos que faltan matronas, que en atención primaría visitan a muchas mujeres (30/40) en breves periodos de tiempo (7 h) y que en los hospitales y siguiendo sus turnos, atienden a más de un parto a la vez, en ocasiones a tres o cuatro dependiendo de la calificación del centro hospitalario.

¿Dónde queda, pues,  el acompañamiento continuo? Incluso en los centros que tienen “casas de parto” donde las matronas no deberían de separarse de la parturienta, tampoco sucede así por variados y diversos motivos…

Entonces ¿dónde quedan también estas recomendaciones de la Estrategia de Atención al Parto Normal?

Siento tristeza al ver cómo suceden ciertas cosas en este país que habito. Y una de ellas es el trato que nos dan a las Doulas cuando en el resto del mundo, se están reconociendo, aceptando e incluyendo en los planes de algunos hospitales.

Y también siento tristeza por todas esas mujeres que por sus circunstancias personales habían decidido contar con el apoyo de una Doula y bien por presiones familiares, bien por miedos infundados desde aquel espantoso informe y posterior programa en TV, miedo a lo que le digan en el hospital,  por miedo a ser distinta… han renunciado a permitirse este placer. Porque el acompañamiento de una Doula facilita todas y cada una de las fases por las que transita una mujer embarazada, de parto, en su posparto... También está demostrado.

Podría llenar páginas y páginas sobre esta cuestión, porque es algo que me apasiona y por lo que sigo formándome y trabajando. Pero la huella del agotamiento, del cansancio, la sensación de luchar a solas contra molinos-gigantes, está haciendo huella en mí. Siento que mis fuerzas se agotan y que conmigo se perderá una valiosa experiencia. Y siento que, al fin y al cabo, quienes vais a salir perdiendo sois vosotras, las mujeres y futuras madres. Y como algo que ya no me corresponde, así comienzo a asumirlo.

A continuación relaciono una serie de enlaces de cómo está el tema Doula en otros países del mundo. Te invito a que los leas, aunque algunos están en inglés. Lamentablemente una vez más, el nuestro está a la cola. No he podido encontrar nada de las Doulas en los hospitales españoles… porque no hay nada, porque nos siguen vetando.

Espero y deseo que cada cual entienda, que escuche con el corazón y que desde el discernimiento más legal, actúe como deba hacerlo. Y si es calzándose otros zapatos y con la mano en el corazón, tal vez sea más fácil entender cuál es mi situación, cuál es el momento de las Doulas que habitamos esta pequeña parte del mundo llamada España.

Con amor.

Concha – Amamadoula

Doula Certificada en Salud Mental Perinatal.


https://iboneolza.wordpress.com/2015/12/12/aprendiendo-de-las-doulas/

http://isabelfernandezdelcastillo.com/el-problema-de-las-matronas-no-son-las-doulas/

Las compañías de seguros incluyen la cobertura de doulas

Las doulas tienen garantizado el acceso en los hospitales de Río de Janeiro

Aporte de las doulas a la obstetricia moderna

La OMS recomienda el acompañamiento de las doulas en los partos a nivel mundial

Cuatro razones por las que los maridos quieren a las doulas

El principal papel de las doulas es el apoyo

Doulas en Guatemala

http://www.sindypsipr.com.br/site/camara-de-curitiba-aprova-presenca-de-doulas-no-parto/

Evidencia de las doulas en el nacimiento

Doulas a Maternidad de Los Mina para reducir tasa de cesáreas

Doulas defienden el cuerpo de las mujeres en un centro de maternidad cantonal

Doulas en un Hospital de Seattle (EEUU)


Comentarios

Lo más popular este mes

Si ella no lo sabe, explícaselo (a tu madre, a tu suegra…)

Abuela "consentidora"

A vueltas con FACEBOOK

ABUELIDAD

¡Somos hembras mamíferas!

Carta de una madre a una madre joven.

El vello púbico

RELATO de mi PARTO