No tengo tiempo para propósitos



No tengo tiempo para hacer propósitos. Mi tiempo, ahora, es para vivir a tope y de la mejor forma posible según mi situación y mis prioridades.

Mirando lo que tengo a mi alrededor y agradeciendo por todo ello. Por nacer donde nací, crecer donde crecí. Y por seguir habitando en un lugar mucho más amable que otros.

Viendo madurar a mi hija, a mis hijos; viendo crecer a mis nietas, a mis nietos. Y acompañando a mi madre en su vejez, mientras su luz es cada día más mortecina y la llamita que la mantiene, se va apagando.

Acompañando a cuanta mujer acuda a mi lado y quiera que la siga en su camino. Durante su maternidad, en su embarazo, cuando llegue el momento de su parto, si se siente sola en su puerperio…

Es tiempo de vivir el momento presente buscando la manera de no quedarme estancada, manteniendo mi curiosidad viva, aprendiendo, compartiendo enseñanzas y risas. Algún llanto, también si surge.
Caminando por el monte, practicando Pilates y bailando danzas tribales con más mujeres, de forma que mi cuerpo tampoco se estanque.

Ahora sé que no quiero cambiar el mundo... porque eso es una utopía. Sé que los cambios se van a ir dando en mí, para mí, y si acaso de forma que repercutan y beneficien a mi gente cercana. Siendo más humana y más humilde con quien haya a mi alrededor, más sincera con quien amo, más crítica con lo que no me gusta, más inconformista con lo que no está bien y más benevolente con quien necesita su momento para cambiar también…

No tengo tiempo para propósitos porque la vida es muy breve para malgastarla en algo que luego no cumplo.

El tiempo que viva a partir de ya, quiero que sea pleno, consciente, feliz o triste según la circunstancia, alegre o enojada según el momento, pero sabiendo que es fugaz y pasa rápido, y que mi mejor traje, ese que voy conformando con la edad está confeccionado a base de los aprendizajes, las sonrisas, los abrazos, los cariños y todo aquello que haga expandir mi corazón antes de que comience a estar realmente cansado...

NO, no tengo tiempo para hacer propósitos. Es mi momento de mantener los ojos abiertos, el corazón caliente, sentir y seguir agradeciendo.

Amamadoula, 30 diciembre 2017



Comentarios

Lo más popular este mes

Doulas. Diferencias territoriales.

Sentimientos encontrados

Adiós, MADRE, y GRACIAS.

Consciencia y agradecimiento

SIETE puntos a tener en cuenta cuando estás embarazada… y no suelen contarte.

Procesando emociones tras la II Jornada en Salud Mental Perinatal Terra Mater.

Relato de parto: nacimiento de Eneko en semana 35