¿Por qué cada mujer tiene un tipo de parto?



Desde que estoy acompañando a mujeres en sus maternidades, especialmente en sus partos, me pregunto lo mismo… es algo que me crea interés, que hace que indague, que averigüe:  qué lleva a que cada nacimiento sea distinto, a que cada mujer tenga un tipo de parto, al margen del lugar y las personas que intervengan o acompañen.

Me interesa mucho el tema emocional, es más, es lo que realmente me interesa, más allá de preparaciones físicas, de preparaciones con parejas, más que cualquier método o manera para que la mujer llegado el momento sepa qué hacer… Y conste que no escribo con intención de crítica o juicio a lo que cada profesional ofrezca, a lo que cada mujer haga…

Puede que eche piedras sobre mi propio tejado, puede. Sin embargo, después de estos años me ratifico en que cada mujer pare como es, como se enfrenta a la vida, y la frase no es mía, sino que la leí hace muchos años a una educadora perinatal y, posteriormente, otra educadora lo ha dicho con distintas palabras.

Convendremos en que cada persona es única, que cada una desde el momento de la fecundación en el útero de su madre ya viene con una historia. Así, el tiempo de gestación intrauterina, la manera en qué llegó al mundo y fue tratada siendo un bebé, su infancia y adolescencia, su juventud y vida de adulta… Las relaciones interpersonales: con sus padres, hermanas y hermanos si los hay, con su familia, con sus amigas, con su entorno laboral…  La aceptación de su cuerpo, las relaciones sexuales… son tantos y tan distintos los condicionantes que forman la persona que somos que no podemos olvidarlos.

Además, hemos de añadir que, en el caso de las mujeres embarazadas, también influye toda la información que les llega, ya sea positiva o negativa en cuanto a la maternidad, y sobre todo, respecto al parto.  Amén de los protocolos hospitalarios, de la manera que se tiene desde la sanidad de tratar a las mujeres y los procesos en sí que se atraviesan estando embarazadas, siendo en muchas ocasiones atendidos desde la patología más que desde un estado de salud único..

De esta manera nos podemos hacer una idea de por qué cada mujer se enfrenta a su parto de una forma distinta, porque ésta, la de parir, no deja de ser una situación de crisis.

En cada persona el subconsciente almacena experiencias, temores, miedos… y éstos, los miedos, son los peores enemigos a la hora del parto. Porque los miedos, bloquean.

Volviendo a los acompañamientos, como es lógico, he visto partos y nacimientos de muchos tipos.  No voy a decir que unos han sido mejores que otros, no.  Porque cada uno es especial y perfecto de la manera que haya sido, y corresponde íntegramente, a la vida de esa mujer.

Sin embargo y volviendo al inicio de esta entrada, sí que soy capaz de ver diferencias… según sea la mujer y se haya preparado para enfrentarse a sus miedos, según haya adquirido confianza en el proceso y en su cuerpo, según sea ella la responsable de su embarazo y quiera serlo de su parto… son muchos los factores, ciertamente que conllevan a una mujer a asumir, con fuerza y valor un momento así.

Solo añadiré que cuando a una mujer que pare de determinada manera le dicen que ha tenido "suerte", si yo la he acompañado y he sido testigo de su proceso, sólo puedo sonreírme… porque ella y yo, sabemos que la suerte no existe, que su supuesto "éxito" es fruto de un inmenso trabajo personal.

Y como esa idea me rondaba por la cabeza días atrás, puse esta publicación en mi página de Facebook para ver las respuestas, y lo cierto es que, sin confiar mucho en que hubiera implicación, sí hubo quien me compartió sus sentires al respecto. Así la planteé y así respondieron.  Sacad vuestras conclusiones, solamente añadir que me centro en la sociedad en la que vivo, en la ciudad y con las personas con las que, o bien presencial o bien de forma virtual, me relaciono.


Me pregunto...
👩Si todas las mujeres somos mamíferas...
👩Si nuestro cuerpo está diseñado para gestar y parir...
👩Si tanto el embarazo como el parto son procesos fisiológicos normales...
(Salvo en caso de alguna patología que lo impida) ...

¿Por qué unas mujeres paren de manera natural sin medicación ni intervención...?
¿Por qué otras, a las primeras contracciones ya piden analgesia...?
¿Por qué otras, las menos, pero haberlas haylas, paren SOLAS en partos rápidos y PERFECTOS...?

Ando dándole vueltas y creo tener algunas respuestas.¿Por qué crees tú que pueden haber tantas diferencias?  Venga, anímate a darme una respuesta...

“Si en lo que dices estoy de acuerdo, que para cosas banales preguntamos y repreguntamos, que no dejamos nada al azar, y para el parto debería ser igual, pero algunas están tan desconectadas de su ser o confiadas en los demás que por algo habrá que empezar.
Lo de parto en casa, así es, todo muy claro. 
En cuanto a la falta de información, llevo pensándolo hace tiempo y creo que también es un conjunto de todo, educación, reciclaje por parte de quienes atienden el embarazo/parto/nacimiento; aunque mi balanza se inclina hacia el/la profesional, quien debe atender de acuerdo a la evidencia científica actualizada, indiferentemente de si esa mujer está o no informada. Dejar de trasmitir el mensaje de “que en el dentista te pones anestesia para sacar una muela, pues para el parto la epidural; eso sin que falte la neceser de maquillaje para ponerte guapa nada más te lleven a la habitación para recibir las visitas”
Además, de dejar de ver/tratar el parto como una patología en la cual se ha de ir al hospital/clínica sí o sí, sin dar a conocer la opción de parir en casa con matronas cualificadas, aunque aquí el trabajo de información es mucho más exhaustivo.
Falta de información (lo que es el proceso, comprender el trabajo de las contracciones y el dolor) /empoderamiento
Miedos por las historias de otras mujeres o experiencias pasadas.
La falta de información sobre lo que puede aceptar o negarse durante el trabajo de parto en el hospital...
Cuándo es que debe ir al hospital una vez sabe que está en trabajo de parto y evitar intervenciones innecesarias…”  S.R.

“Primero debe de ser que las personas somos ya tan desconectados de lo natural. Qué se nos ha olvidado de donde provenimos. Estamos desconectados de la Naturaleza, con ello de nosotros mismos, de los ciclos biológicos. Nos hemos "acostumbrado" que lo medicalizado es lo normal y nos han hecho creer que no somos capaces de otra manera. Y para algunas mujeres creo que les parece más cómoda la opción medicalizada, simplemente porque sí. Porque lo otro no lo anhelan tampoco. No lo necesitan
La falta de responsabilidad de cada una de nosotras ... De buscar el camino. Porque la información que te dan en cursos de preparación de parto es ridícula. Yo fui con mi primer embarazo. Y claro te hablaban de partos medicalizados y te hacían practicar la respiración, vamos hasta ahora me estoy recordando y me da hasta vergüenza. Pero supongo que depende de cada "preparación de parto". Además mi ginecólogo en aquel entonces me dijo que "el parto natural" aquí no existe como tal. Qué claro muchos llaman el parto vaginal como parto natural. Y eso no es así. Con mi segundo hijo, dije que está experiencia no puedo repetir. Ya iba más armada, ya conocí "el parto es nuestro" y supe dónde buscar la información "alternativa".
La responsabilidad es de personas sanitario, creo, de informar. Pero si son totalmente desconectados, de lo natural. Y no te cuento la información que me dio la matrona que trabajaba en aquel entonces con mi ginecólogo. La llamé para informarme sobre los procedimientos en el parto y lo que me contó era lo siguiente... Dijo: tú vienes con bolsa rota, o de parto con muchas contracciones, te ponemos el gotero de oxitocina, epidural ect. Y yo digo: ¿y si no quiero yo el gotero, ni epidural y quiero parto natural? Respuesta de ella: que el parto es un proceso muy largo y las mujeres se quejan mucho, que no están preparadas, y para lo que nos pague el seguro no podemos estar tanto tiempo…”.  V.S.

“El miedo, la culpa... Eso es lo que mata a la mamífera que somos en algunas ocasiones. El miedo que nos hacen tener a que no podemos con ello y por supuesto la culpa que será nuestra si algo sale mal” R.S.

“Porque cada una tenemos una educación, unos miedos y unos prejuicios diferentes. A cada persona nos llega una información diferente según el entorno en el que nos movemos. Y cada una tenemos unas vivencias y un pasado y el parto nos pilla en un momento de la vida distinto. De pronto se me ocurren estas respuestas. Seguro que tú tienes más”.  S.S.

“Porque la sociedad nos ha hecho sentir miedo hacia nuestro cuerpo y nosotras mismas. Por eso, parir y gestar de forma consciente es un trabajo de desaprender. Y cada una decide si sigue el camino aprendido o si empieza a desaprender y escucha quién es ella y el poder de su cuerpo” C.V.

“Porque en algunos casos aún hay miedo, se visualiza el parto con dolor, y creo, en mi opinión que una mujer informada y empoderada o no cuenta mucho en todo esto, a modo resumen, porque podría escribir y escribir”. S.C.

“Parimos en coherencia con nuestra forma de habitar todos nuestros procesos sexuales, de ahí el valor del acompañamiento de las doulas, que ayuden a tejer ese hilo de la propia historia, entender nuestros mecanismos para afrontar y transitar nuestra sexualidad . Revisar creencias, los mandatos de nuestro linaje, tanto mito encarnado en nuestros cuerpos pide una mirada sin juicio y amorosa que nos haga las preguntas justas .es un regalo tejer el hilo del propio nacimiento entendiendo quienes somos en integralidad . La sexualidad femenina sigue llena de tabús y el tabú genera sombra y sufrimiento”. C.E.

“Porque la cultura, la educación nos condicionan terriblemente. La potencialidad está ahí, pero al final depende de cada individualidad”. R.G.

“Porque hemos perdido lo fisiológico. Porque hemos dejado de tener contacto con la naturaleza, por miedos, por diferentes estados de consciencia, por falta de información, porque nos han vendido el " parirás con dolor del malo ", por falta de escucha a nuestro cuerpo” Y.M.

“Parimos y vivimos según nuestra historia. El carácter con sus diferentes bloqueos hace la diferencia” .M.M.

“Algunas tenemos todos esos partos alguna vez en la vida. Evolucionamos, aprendemos, nos conectamos con nosotras mismas. Para muchas mujeres de hoy en día creo que el parto es algo en lo que no "tienen" que pensar, que ya lo harán los médicos por ellas. Cada una lleva su aprendizaje de una manera diferente. Así que así...para partos mujeres... Variedad absoluta”  B.LL.

“Porque ninguna somos igual y cada una vive su feminidad de una manera y como se la han enseñado o ha querido aprenderla C.C. 

Tengo tres hijos y he tenido los tres partos que describes, en el primero me dejé llevar por lo que se supone que había que hacer, pedí la epidural sin tener dolor, solo por si acaso, no estaba conectada conmigo...pero cuando nació mi hija, mi maestra, me conectó de una bofetada y gracias a ella mi segundo hijo me regaló un parto salvaje en casa, con sus más y sus menos, pero le parí yo, y mi tercera...parto express en el baño de casa, cuatro contracciones y le dimos la bienvenida  M.D.


"Cada mujer da a luz de la misma manera en que vive su vida y sólo puede ser la que es al día de hoy. Sin embargo, si las mujeres fueran conscientes de la inmensa fuerza que habita en ellas, no sólo cambiarían el escenario del nacimiento, sino la sociedad entera". Verena Schmind

“Las mujeres paren como viven. El parto es una situación de crisis y las mujeres lo abordan del mismo modo en que abordan cualquier otra crisis. Nada de lo que pase aquí es nuevo”.  Gayle Peterson
Principio del formulario

















Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi segundo parto en casa: nacimiento de Renée.

Abuelos: criando más allá de los 60