No te salves



No te quedes inmóvil
Al borde del camino.
No congeles el júbilo.
No quieras con desgana.

No te salves ahora,
Ni nunca.


  No te salves,
No te llenes de calma.
No reserves al mundo
Sólo un rincón tranquilo.
No dejes caer los párpados
Pesados como juicios.
No te quedes sin labios.
No te duermas sin sueño.
No te pienses sin sangre.
No te juzgues sin tiempo.
      
 Pero si
Pese a todo,
No puedes evitarlo,
Y congelas el júbilo,
Y quieres con desgana,
Y te salvas ahora,
Y te llenas de calma,
Y reservas del mundo
Sólo un rincón tranquilo,
Y dejas caer los párpados
Pesados como juicios,
Y te secas sin labios,
Y te duermes sin sueño,
Y te piensas sin sangre,
Y te juzgas sin tiempo,
Y te quedas inmóvil
Al borde del camino,
Y te salvas...

   Entonces
No te quedes conmigo

Mario Benedetti

Comentarios

  1. Es una de mis preferidas, de las que me hizo seguir buscando más.
    Muy oportuna.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Leyendo, resuena en mi mente la voz de Benedetti,siempre me ha gustado oir estas palabras, que llegan al corazón.
    un abrazo hermana

    ResponderEliminar
  3. Es que Benedetti llega al alma...

    ResponderEliminar
  4. Si que llega ,sí. También es mi poeta de cabecera...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Dime tu OPINIÓN, por favor, me interesa y mucho porque saber que a alguien le atrae lo que escribo, me anima a seguir haciéndolo.

Si no usas ninguna cuenta, ELIGE la opción Nombre/URL, luego ESCRIBE tu nombre o nick y deja en blanco URL.
Dale a continuar, escribe tu comentario, pincha en PUBLICAR un comentario...

Gracias por hacerlo.

Lo más popular este mes

Si ella no lo sabe, explícaselo (a tu madre, a tu suegra…)

A vueltas con FACEBOOK

Abuela "consentidora"

ABUELIDAD

¡Somos hembras mamíferas!

Carta de una madre a una madre joven.

El vello púbico

RELATO de mi PARTO