.

Este no es un blog de partos, de maternidad o de crianza solamente, sino que parte de mi experiencia de mujer, de lo vivido, de lo sentido, de lo que me llega... para seguir hacia lo que queda por hacer, hacia lo que puedo y quiero realizar.

Mi evolución como mujer que acompaña a otras mujeres, me muestra un camino del que cada día aprendo y gracias al cual mi sentido de la Vida se amplía y evoluciona en una dirección sin retorno.

Por y para las mujeres. Por y para todos los seres. Porque confío y doy Gracias.

viernes, 28 de septiembre de 2012

Para todas las mujeres...



Para todas las mujeres maduras y sagaces que están aprendiendo cuando es el momento justo para decir su verdad y no callar, o callar cuando el silencio es más fuerte que las palabras.

Para todas las mujeres que están llegando a la madurez, que están aprendiendo a ser gentiles cuando sería más fácil ser crueles, que saben poder herir cuando la situación lo reclama con un corte neto y preciso, que se están ejercitando a decir toda la verdad con toda piedad.

Para todas aquellas que violan las convenciones y estrechan la mano de los extranjeros saludándolos como si los hubieran visto crecer y los conocieran desde siempre...

Para todas aquellas que están aprendiendo a sacudir los huesos, remover las aguas, y la cama, pero también a aplacar la tempestad.

Para aquellas que custodian el aceite de las lámparas, que mantienen la calma en la vida cotidiana...

Para aquellas que perpetúan los rituales, que recuerdan como encender el fuego con un simple hilo y un sílice...

Para aquellas que recitan las antiguas plegarias, que recuerdan los símbolos, las formas, las palabras, las melodías, las danzas, y aquello que los ritos, en otro tiempo, buscaban aplacar....

Para aquellas que bendicen con frecuencia y con gusto a los demás...

Para aquellas mujeres maduras que no tienen miedo, o que si lo tienen, deciden de todos modos accionar con determinación...

Por ellas... que tengan una larga vida, en fuerza y en salud desplegando todas las velas de su inmenso espíritu.

Clarissa Pinkola Estés "La danza delle grandi madri"

10 comentarios:

  1. Muchas gracias, esta es la realidad de las mujeres. Somos grandes guerreras, por todos los lados y cada una con su causa, su camino, su vida.
    Bendiciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la realidad de las mujeres que van tomando conciencia. Y con la madurez quizás es más fácil.
      Abrazos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias. Clarissa Pinkola Estés tiene estas cosas...

      Eliminar
  3. Es un texto precioso. Gracias por compartirlo, aunque esté siempre en tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, Carmen, porque tú has llegado al final de la página, por eso lo sabes. Pero seguro que habrá quien no pase de la entrada de portada. Y es una pena que se lo pierdan.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Ah, eso por supuesto. Tu blog no tiene secretos para mi, lo tengo bien explorado...:)

      Eliminar
    3. Ja, ja, ¡cómo que has sido mi maestra en ésto! y no sabes como agradecí toda tu ayuda...

      Eliminar
  4. Yo si vuelvo a nacer,quiero ser otra vez mujer¡,precioso Concha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjate, Magda, mucho antes de tener conciencia de todo lo que engloba ser mujer, yo también decía lo mismo: "Si vuelvo a nacer, quiero ser mujer". ¿Por qué será?
      Tú y yo, lo sabemos.
      Besos, perla.

      Eliminar

Dime tu OPINIÓN, por favor, me interesa y mucho porque saber que a alguien le atrae lo que escribo, me anima a seguir haciéndolo.

Si no usas ninguna cuenta, ELIGE la opción Nombre/URL, luego ESCRIBE tu nombre o nick y deja en blanco URL.
Dale a continuar, escribe tu comentario, pincha en PUBLICAR un comentario...

Gracias por hacerlo.