Entradas

Mostrando entradas de junio, 2017

Si ella no lo sabe, explícaselo (a tu madre, a tu suegra…)

Imagen
Un temor habitual en madres primerizas, es que su madre y/o su suegra no comprendan sus deseos en cuanto al nacimiento y la crianza de su bebé. En más de una ocasión, estas diferencias, han sido motivo de crisis familiares al poco de nacer la primera nieta, el primer nieto, algo que enturbia la alegría familiar con que se recibe a un nuevo miembro de la familia.
En mi época de voluntariado de apoyo a la lactancia materna en el Hospital General de Valencia, les decía a las abuelas que estaban junto a las recién paridas que el bebé era de ella y de su padre y que como abuela, lo que tenía que hacer era respetar sus deseos, apoyarlas y no poner dificultades. Lo cierto es que cuando les decía que yo también era abuela y sabía de qué hablaba, cambiaban la mirada…
Son las mamás primerizas las que no entienden por qué sucede esto, por qué su madre en vez de apoyarla, le dificulta la crianza. Y yo, desde mi experiencia en acompañamientos (y desde mi propia experiencia) les comento que hay varia…

Duelos y agotamiento emocional.

Imagen
En más de una ocasión hemos escuchado aquello de que “no nos den a pasar todo lo que seamos capaces de aguantar”. Y es que hay momentos en que se juntan un cúmulo de causalidades que nos llevan a plantearnos qué está sucediendo para tener que pasar por esos trances…
Acompañar en la vida es algo maravilloso, ver nacer a un bebé es lo más gratificante que el cielo me está regalando los últimos años. Sin embargo, también hay momentos en los que me surge acompañar en la muerte, en procesos de despedida de este plano físico… en despedidas de proyectos e ilusiones…
Tengo muy integrado en mi día a día, la figura demujer que acompaña, pues se presentan situaciones para compartir desde la escucha, la empatía, el llanto, la rabia… gestión de unas emociones que, en ese momento me dejan hecha polvo y que me llevan, necesariamente,  a una nueva reconstrucción de mi ser.
Hace casi un año, uno de mis hijos comenzó un proceso de separación de su pareja. No está siendo nada fácil y como madre, aunque int…

Estoy embarazada, y ahora ¿a quién acudo?

Imagen
En más de una ocasión he escuchado decir a una mujer embarazada que no sabe a quién acudir una vez el test le ha confirmado su estado.
Quiero relacionar, a grandes rasgos, las personas que estamos en torno a esta situación y ver, de qué forma, presta su atención cada una.
La/el ginecóloga/o u obstetra.Ha estudiado medicina y como tal, trata las patologías, esto es, lo que está alejado de un estado de salud física. El embarazo y el parto, son procesos fisiológicos normales, por tanto y en principio, esta/e profesional no debe de intervenir salvo caso de enfermedad asociada al estado, y en caso de cesárea puesto que ésta es una operación de cirugía mayor que en situación de necesidad y ante un momento de peligro, saca al bebé del vientre de la madre salvando la vida de uno de los dos o de ambos.
La matrona/el matrón.  Es la persona, profesional sanitaria especializada en la asistencia a la mujer a lo largo de su vida sexual y reproductiva. En los centros de salud y centrándonos solamente e…

No tengo EDAD, tengo EXPERIENCIA.

Imagen
Leí esto  "no tengo edad, tengo experiencia" no recuerdo dónde y quedó grabado en mi mente. Ahora, con mis 65 años recién cumplidos puedo confirmar que así es. Que el tiempo es algo inmaterial y que según vivo mis días y lo que en ellos suceda, estoy de una forma u de otra, teniendo presente que sigo aprendiendo y llenando de experiencias el disco duro instalado en mi cerebro y la memoria ram de mi corazón.
Ayer, día 1 de junio, fui una vez más consciente del tiempo transcurrido y como en una moviola, pasaron por mi cabeza hechos, momentos, situaciones que han dejado su correspondiente huella.
Si tuviera que hacer un balance, diría, sin ningún género de dudas que soy una mujer afortunada. A pesar de los momentos muy duros. A pesar de todo tipo de pérdidas...
Y soy afortunada porque tengo salud, teniendo consciencia de lo que ello significa, cuidando mi cuerpo como envoltorio y sostén de todo lo demás. Y cuidando mi alma, no sin reconocer mis momentos oscuros, mis sombras, mi de…