Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2018

Abuelos: criando más allá de los 60

Imagen
Me remoto a hace más de 40 años. Marido trabajaba en una gran empresa de muebles, era Jefe de Producción y Director de Personal. Tenía un salario decente.Yo, por mi parte, trabajaba como Secretaria de Dirección en la financiera de un gran banco y, aunque era algo que no me satisfacía, mi jornal era… medio decente. Teníamos que vivir, pagar un piso de alquiler y una hipoteca que ir amortizando.
Estando en esta empresa me quedé embarazada. Marido y yo hicimos planes para cuando naciera el bebé (no sabíamos qué era, no existían las ecografías). Por deseo mío y de común acuerdo, decidimos que yo dejaría este trabajo para quedarme en casa y CRIAR, cuidar del bebé y de los venideros. Yo no sabía de la existencia de Bowly y su teoría del apego, no sabía nada de Reich, ni que existía Nils Bergman y sus estudios sobre los primeros 1000 días, no sabía nada de crianza… me dejaba guiar por mi deseo de ser madre y por lo que mi cuerpo mamífero me pedía.
Mi madre, mujer sabia donde las hubo, un día en…

Esas mujeres poderosas que saben lo que quieren…

Imagen
No me hace ninguna gracia, incluso me disgusto, cuando leo por ahí que las mujeres que buscan a una doula en algún momento de su maternidad, son mujeres con pocas luces y que son, de alguna manera, engañadas.
En muchas ocasiones, ya a través de las redes, ya en talleres o charlas, he dicho qué soy y qué hago (también qué NO hago…), pero no me importa volver a repetirlo: ACOMPAÑO, emocionalmente, a las mujeres que así lo desean en algún momento de su maternidad. Y nada más, que no es poco.
Quienes me conocen saben que es así. Que no les digo qué han de hacer con sus vidas. Que aporto información contrastada si me la solicitan. Y que las acompaño donde quiera que vayan, esté de acuerdo o no con su elección.
Una de las cosas más gratificantes que he encontrado a lo largo de estos años de acompañamientos ha sido conocer a mujeres que tienen las ideas claras acerca de su maternidad, que se informan, que deciden… y que, a veces, se enfrentan al pensar de otras personas.
Por esta misma razón, s…

Autogestión emocional y psicológica de la doula.

Imagen
Partiendo de la definición más habitual de que una doula es “la mujer con experiencia y formación que acompaña emocionalmente a otra mujer en uno o varios procesos durante su maternidad”, sería lógico entender que, para acompañar en sus emociones a otra mujer, la doula debería mantener las suyas en perfecto estado de armonía. Y para ello es preciso, además de formarse constantemente, mirarse y revisarse durante el periodo que duren los acompañamientos.
Por eso es importante el trabajo personal y tener sentido crítico para no darlo todo por válido.
Conocer e interpretar las distintas emociones y sentimientos para poder identificarlos en nosotras mismas, gestionar nuestras emociones “negativas”, expresándolas, poniéndoles nombre y aceptando que también están en nosotras porque tienen un sentido de supervivencia, porque forman parte de nuestro desarrollo evolutivo. Las emociones necesitan ser comprendidas para evitar que resulten dañinas en un momento concreto durante un acompañamiento.
P…