Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2015

Los niños NO se portan igual cuando NO están sus madres

Imagen
He tenido la gran suerte de contar con una tribu real durante la crianza de mis hijos, especialmente por parte de mis padres. Poder contar con una casa en un pueblo ha sido importante para todos, para los niños que han crecido y jugado al aire libre durante sus vacaciones, para los abuelos que han disfrutado de ellos, y para mi, su madre, al sentirme segura y tranquila por lo que mis padres, desde su saber y hacer, les ofrecían.
Mi madre ha sido permisiva y tolerante con los niños, en cambio mi padre, fue más gruñón y más “mandón” pero siempre estaba al quite de lo que los chiquillos necesitaban.
Una de las cosas que recuerdo y que me molestaba un montón entonces era que me decían que los niños se portaban mucho mejor cuando nosotros, los papás, no estábamos.Me molestaba mucho, muchísimo. Mis hijos eran unos niños normales, estaban a gusto con sus abuelos, no eran de grandes trastadas…  yo le decía a mi padre que no me lo creía porque mis hijos siempre se portaban bien, conmigo y con el…

Algunas veces me asusto…

Imagen
Sí. Algunas veces me asusto de lo que siento cuando ciertas personas pasan por mi lado, de lo que me transmiten algunos mensajes que leo por ahí, de lo que veo en ojos que desvían sus miradas, de lo que escucho en palabras que me suenan a truenos…
Durante un tiempo he escrito mucho. En una época en que estaba saliendo de las profundidades, la palabra escrita era una necesidad, era un bálsamo. Ahora, y siendo que mi tiempo está más ocupado, mi mente está más lúcida y mi alma está serena, ya no escribo tanto a no ser que de repente, sienta una necesidad imperiosa de decir algo. Como ahora.
También me sorprendo de lo que en algún momento escribí y al releerlo luego, con el paso del tiempo,  no recuerdo haberlo hecho, no le reconozco la autoría, como si al estar escribiendo entonces me hubieran soplado las palabras al oído.  ¡Ja, ja! tiene gracia porque alguien me dijo que, seguramente, cuando escribía,  “otros” me lo estaban dictando… Yo ahí lo dejo, no quiero averiguar más.
Y me sobrecoge…

Autoestima y violencia

Imagen
Esta es la triste realidad: que no cesan los asesinatos de las mujeres de manos de sus parejas. En algunos casos, también son asesinados los hijos en su inocencia. Son sucesos terribles que se siguen ninguneando por una parte de esta sociedad cada vez con menos valores en la que vivimos. Las políticas sociales no están dando buenos resultados y la educación machista sigue estando presente en muchos hogares. Pero no se reconoce. Ni las propias mujeres la reconocen.
Tal vez meta el dedo en la llaga pero creo que es necesario que las mujeres se miren en el espejo y se den cuenta de esos pequeños micromachismos que viven en su cotidianidad sin ser conscientes y que están anulando su personalidad, que están dañando su crecimiento personal y su autoestima.
Cuando hablamos de autoestima, de quererSE, en bastantes ocasiones se confunde el concepto. Porque amarSE no es permitirse todo tipo de caprichos para hacerse agradable a la vista de los demás. Amarse es algo mucho más profundo que va a la …

De grupos y similares en las redes sociales

Imagen
Me he dado cuenta de que estoy incluida en un montón de grupos de los que se crean a través de Facebook. En algunos, por interés y voluntad propia, me he metido sola. En otros, la mayoría, me han invitado sin darme cuenta.
Hoy tenía un poco de tiempo antes de volverme al pueblo y seguir con la vorágine diaria que supone estar con varios niños, así es que me he puesto a repasarlos y ver realmente qué sentido tiene que permanezca en ellos. Y lo cierto es que he me dado cuenta de que se suele crear un grupo con muy buenas intenciones de trabajo y al final solamente participan los mismos miembros de siempre, mientras que el resto se dedica a publicitar cada cual lo suyo, ya sea personal o ya sea los temas que le interesa, que no quiere decir que sean los de la mayoría de los integrantes…
Así es que como todavía tengo reminiscencias de una educación en la que las cosas se pedían por favor y se daba las gracias, iré despidiéndome de algunos de ellos. Y me he quedaré con unos pocos que conside…

Nadar CONTRA corriente

Imagen
Hace tiempo que me di cuenta de lo difícil que puede ser nadar/andar contra corriente. Pero mi tendencia innata a seguir confiando en que todo el mundo es bueno mientras no se demuestre lo contrario, me impulsa a continuar metiéndome en berenjenales de los que luego, y por esta manía mía de hablar claro y no reír las gracias cuando no las considero tales, termino saliendo mal herida.
Estamos inmersos en una inercia que nos mantiene dentro de determinados grupos, bien por compartir pensamiento, bien por tener las mismas actividades físicas, bien por movernos en un sentir igualitario.
Y todo va bien mientras eres una más. Y mientras acatas el hacer de la mayoría dominante. Y mientras mantienes tu voz en los mismos decibelios que la del resto.
Pero ¿qué pasa cuando manifiestas alguna diferencia de criterio? ¿Qué pasa cuando piensas por tu cuenta e intentas actuar libremente también? ¿Qué pasa cuando tienes diferente visión de las cosas que el resto de los integrantes?
Fácil. Rápidamente eres…