Entradas

Mostrando entradas de julio, 2012

Inmigrantes (mi experiencia).

Imagen
Nunca entenderé como hay quien arremete despiadadamente contra personas que han dejado sus países de origen,  por la circunstancia que sea, y abandonando familia y apegos han comenzado –o lo han intentado- una nueva vida en otras ciudades alejados de sus raíces, con todas las dificultades que ello comporta.
Al hilo de la última entrada que ha escrito mi amiga Carmen en su blog, "Gentuza",  han venido a mi mente algunas experiencias con personas de otros países. De todas ellas conservo un poco, pues de todas ellas he aprendido algo.
Permanece en mi recuerdo las historias de unas chicas que estaban ingresadas en el hospital de maternidad cuando mi hija, embarazada de su primer hijo, tuvo unos episodios de cólico renal y hubo de ser hospitalizada. Compartía habitación con una joven gitana y por las tardes, se juntaban en la estancia con una rumana y con una africana de Nigeria.
Una de esas tardes, la rumana que había ingresado porque había comenzado a marcar sin estar su embarazo …

¿Pero… estás loca?

Imagen
No siempre comento aquí cuando salgo al monte a caminar, solamente lo hago de forma esporádica, pero podría hacerlo cada dos semanas o, al menos,  una vez al mes, que es con la frecuencia con la que procuro salir.
Lo bien es cierto que, cuando hace 15 años comencé a levantarme los domingos a las siete de la mañana (o antes) para irme a pasar el día al monte, caminando bajo la lluvia o el sol, con frío y con calor, comiendo un bocadillo sentada en los riscos o en los ribazos, andando todo el día y llegando a casa con las botas reventadas -figuradamente hablando- la gente con la que lo comentaba me decía “¡pero estás loca!” y es que claro, o las cosas se viven y se sienten… o no se comprenden.
Confieso que siempre he sido poco activa deportivamente hablando. Cuando estudiaba, en más de una ocasión me amonestaron por “pelarme” la clase de gimnasia ¡era un torro! Tampoco me impliqué en las actividades deportivas que había en mi colegio: balonmano y baloncesto. Era absolutamente nula para co…

¡Somos hembras mamíferas!

Imagen
Soy gran aficionada a los documentales, especialmente si se tratan de temas referentes a la Naturaleza.  Me encantan los de todo tipo de ser viviente. Pueden ser aves, peces, insectos, reptiles… y muy especialmente, los de animales mamíferos.  ¿Por qué? Porque me gratifican, me enseñan, me hacen sonreír, me enternecen, me asombran… incluso me relajan.
Cuando hablo con alguna madre en proceso de crianza, ya sea embarazada o lactando, siempre pongo por ejemplo a los animales en su hábitat,  ¡es asombroso ver sus comportamientos! Y enseñan tanto…
Por ejemplo, no he visto que ninguna hembra mamífera alimente a sus hijos solamente cuando ella quiera, sino todo lo contrario. Está a disposición de sus cachorros para que ellos se auto-suministren, o sea, es una auténtica alimentación “a demanda”. 
Tampoco he visto a ninguna de ellas alimentar a sus hijos con leche de otra especie… y la verdad es que sería curioso ver a una jirafa alimentando a su cría con un biberón de leche de… elefanta, por ej…

Después de la tempestad, la calma.

Imagen
Llega el fin de semana y parece que la calma se asienta en los montes de la Comunidad Valenciana. Atrás han quedado las horas de angustia, de miedo, incluso de pánico en más de una situación.
Ahora vienen las promesas políticas, el colocarse medallas, el salir en la foto… mientras se sigue sin hablar de aquellos que han estado en primera línea de fuego porque los medios de comunicación no han llegado hasta allí para grabarlos en plena actividad (los efectivos de las Brigadas Rurales de Emergencia). Es algo que suele ocurrir pero no por ello, algo que yo -al menos- acepte de buen grado. Y mucho menos en una situación como ésta en la que un hijo mío ha estado jugándose la vida por culpa de la ineficacia de los políticos y de un grupo de desaprensivos (y no me refiero exactamente a los autores materiales de los incendios).
Ahora, también vienen las resacas. La tristeza de ver el monte quemado, la rabia de ver cómo algo que se hubiera podido evitar no se ha hecho, la pena de ver perdido el …

El monte se quema (y nosotros, lo lloramos)

Imagen
Ayer por la mañana acudimos Marido y yo para ver una de las zonas quemadas en estos días, la zona del pueblo de nuestros antepasados.  Nos acercamos lo más que hemos podido a ver nuestro monte totémico y nos hemos quedado los dos en silencio. La pena ahogaba las palabras, el olor a quemado y la tristeza nos ha alejado en pocos minutos del lugar.
Al llegar a casa me preguntó si podía escribir unas palabras y se las publicaba en mi blog. ¡Cómo no! Él, senderista, montañero desde los 14 años sabe lo que supone el monte, sabe lo que aporta la montaña. Ahora, ambos sabemos que no volvermos a ver el verde en "El Montrotón", pues se necesitarán más de 20 años… y nosotros quizás no lo lleguemos a ver.
He aquí sus palabras.


"El monte se quema. Por desgracia, esta frase se está convirtiendo en casi cotidiana porque raro es el día en que no se produce algún incendio forestal en esta reseca piel de toro. Portugal, Galicia, Guadalajara , Catalunya… y en este momento, Murcia, Albacete y…

Ahir vaig plorar cendra (Ayer lloré ceniza)

Imagen
Estas son las palabras que ponen sentido a la emoción de un joven, el hijo de una buena Amiga mía.  Ella me las compartió y ahora, con su permiso –con el del chico-  las quiero compartir con vosotros. El dolor, la rabia y la tristeza no tienen edad cuando se trata de un desastre de tamaña embergadura. Gracias, Ferran, por poner voz a muchos sentimientos.
“Ahir vaig plorar cendra.
Què està passant al nostre voltant? De veritat els importa el nostre demà? Les retallades al futur, a l’evolució i al benestar, de veritat són necessàries?
Com sabeu, estic recuperant-me d’una operació a casa de la meua mare a València. Tot anava bé, animat i millorant a poc a poc. Però ahir em passà algun fet excepcional, d’eixos que escoltes: -“en un segon et canvia la vida...” Així va ser, vaig viure les hores més horribles de la meua vida.
Quan m’alcí de matí, el cel era molt gris, no passaven els raigs de sol, i queia un tapís blanc i negre sobre els arbres i els cotxes del carrer de ma mare. Ràpidament vaig …

Estoy aterrada

Imagen
Mientras toda Europa y parte del resto del mundo está cara al TV a punto de ver la final de la Eurocopa, yo estoy escribiendo para  ver si soy capaz de sacar de mis adentros el miedo que me paraliza desde hace tres días.
La Comunidad Valenciana, la mía, está sufriendo una ola de incendios terrible, la peor 20 años, según las estadísticas. Las altas temperaturas, el poco cuidado que se le presta al monte y la negligencia humana han dado paso a la quema de más de 50.000 hectáreas de monte, hasta hoy y contabilizadas hasta esta mañana,  amén de viviendas, animales y todo lo que a su paso ha encontrado. El sol no se podía ver a través de la densa cortina de humo y de cenizas que han hecho el ambiente casi irrespirable. Desde el pueblo donde yo estaba, mirábamos a lo lejos y las llamas y el humo nublaban el horizonte. Un espectáculo dantesco. Hemos cerrado la casa metiendo el máximo de enseres en el interior y la hemos abandonado a su suerte.  El fuego estaba a unos 5 km y nos hemos vuelto a…